COVID-19: Mendoza no hará más controles especiales a camioneros

La medida regía desde mayo. Afectaba tanto a transportistas que eran de acá como a aquellos que venían de otras provincias y países.

COVID-19: Mendoza no hará más controles especiales a camioneros

Foto de archivo: Axel Lloret / Unidiversidad.

Provincial Unidiversidad Salida progresiva / por Unidiversidad / Fuente: El Sol / Publicado el 09 DE FEBRERO 2021

Por disposición del Gobierno provincial, se levantaron los controles a camioneros extranjeros y de todo el país y extranjeros, que habían sido establecidos a fines de mayo, durante la primera gran ola de coronavirus. Estos incluían puntos distintos para choferes de camiones según fueran de Mendoza, de otras provincias o del extranjero. Entre ellos estaba la obligación para camioneros mendocinos de realizarse un test cada dos semanas y de hacer cuarentena.

A través del Decreto 1712, se estableció "la suspensión de las medidas dispuestas por el Decreto Acuerdo Nº 674/2020, de fecha 30 de Mayo de 2020". El texto aclara que la norma tiene vigencia desde este mismo martes.

En los considerandos del decreto se destaca que "ciertas medidas restrictivas como las adoptadas en el Decreto Acuerdo Nº 674/2020, han resultado herramientas útiles para el control de la pandemia, lo que no obsta a la revisión de su vigencia atento la actual situación epidemiológica de la provincia".

Y agrega que por motivos de promover la reactivación económica, resulta conveniente suspender medidas "que no resultan acordes" a la actual situación epidemiológica. 

VER TAMBIÉN: El Gobierno autorizó la presencia de público en los eventos deportivos

Foto: Prensa de Gobierno de Mendoza.

Qué decía el decreto suspendido

El Decreto 674, ahora suspendido, determinaba que los camioneros con residencia en Mendoza y que realizaran viajes a otras jurisdicciones, tanto nacionales como internacionales, debían realizar el test rápido cada 15 días.

Además, durante su estadía en la provincia debían guardar estricta cuarentena en sus domicilios. Tampoco podían realizar encuentros familiares. 

En tanto, los choferes argentinos de otras provincias que viajaban a Mendoza estaban obligados a ingresar directamente al lugar de descarga y emprender el regreso de inmediato. De no ser posible, tenían que permanecer en un hotel.

En el caso de los choferes de transporte internacional, solo podían detenerse en el lugar designado para realizar trámites de aduana. En caso de que el trámite durase más de un día, debían permanecer en el predio (o a su elección en un hotel designado a tal fin) sin poder salir.