“El país tiene voluntad de pagar, pero carece de la capacidad de hacerlo”

El Presidente electo se animó a sostener que la Argentina está en un "virtual default". Aseguró: "Asumiremos toda la negociación de nuestra deuda", y pidió "seriedad" para tratar ese tema.

"El país tiene voluntad de pagar, pero carece de la capacidad de hacerlo"

Foto: Télam

Nacional Unidiversidad Fernández presidente / por Unidiversidad / Fuente: La Nación / Publicado el 10 DE DICIEMBRE 2019

Con la afirmación de que “no hay pago de deuda que se pueda sostener si el país no crece”, Alberto Fernández se refirió en su discurso ante la Asamblea Legislativa a uno de los principales desafíos que enfrentará en los primeros meses de su gestión.

Fernández sostuvo que el proceso de renegociación de la deuda tendrá que basarse en la “seriedad en el análisis” y en la sensatez a la hora de afrontar los compromisos. "Para pagar hay que crecer", subrayó.

"Buscaremos una relación constructiva y cooperativa con el FMI y con nuestros acreedores. Resolver el problema de esta deuda insostenible no es una situación de ganar una disputa a nadie. El país tiene voluntad de pagar, pero carece de la capacidad de hacerlo", sostuvo Fernández, insistiendo en el mensaje de diálogo que mantuvo en campaña.

“El Gobierno que se va dejó al país en una situación de virtual default”

Fernández criticó la gestión de Mauricio Macri en materia de endeudamiento y afirmó: "La deuda pública en relación al PBI está en su peor situación desde 2004, cuando estábamos en default".

"La Nación está endeudada con un marco de inestabilidad que desecha cualquier posibilidad de desarrollo y deja al país rehén de los mercados internacionales. El Gobierno que se va dejó al país en una situación de virtual default. Siento estar transitando el mismo laberinto que nos tocó atravesar con Néstor Kirchner en 2003", agregó el exjefe de Gabinete (2003-2008).

Fernández asumió y llamó a "superar el muro del rencor y del odio"

Este martes, después de recibir la banda y el bastón presidenciales de la mano de Mauricio Macri, el presidente Alberto Fernández inauguró su mandato con un discurso que llamó a unir a los sectores divergentes de la Argentina. "Tenemos que superar el muro del rencor y del odio entre los argentinos", dijo.

Según Fernández, el planteo de su administración hacia la renegociación de la deuda propondrá "seriedad en el análisis" y buscará compromisos "sostenibles". "El Gobierno saliente tomó gran cantidad de deuda sin generar condiciones para que pueda ser pagada. Los inversores tomaron riesgos en invertir en un modelo que fracasó en muchas ocasiones", afirmó el Presidente.

"Asumiremos toda la negociación de nuestra deuda. No vamos a repetir la historia de técnicos imprudentes que prometen planes que no se pueden cumplir y luego terminan comprometiendo el futuro de millones de argentinos", dijo Fernández.