El recuerdo mendocino de Lohana Berkins

La activista transgénero falleció esta mañana. El recuerdo de dos personas que la conocieron y que continuarán su lucha.

El recuerdo mendocino de Lohana Berkins

Macoco recuerda a Lohana como "una chabona con sentido ácido para vomitar la verdad de ser trans”. Foto: MDZ.

Identidad y Género

Unidiversidad

Unidiversidad / Agustina Cruciani

Publicado el 05 DE FEBRERO DE 2016

Esta mañana se conoció la triste noticia de que, a los 50 años, falleció Lohana Berkins, activista y pionera en lucha de igualdad de género. Ayer, a través de la cuenta de Marlene Wayar, compañera de militancia, se despidió:

“Queridas compañeras, mi estado de salud es muy crítico y no me permite reunirme personalmente con ustedes. Por eso quiero agradecerles sus muestras de cariño y transmitirles unas palabras por medio de la compañera Marlene Wayar, a quien lego esta posta. Muchos son los triunfos que obtuvimos en estos años. Ahora es tiempo de resistir, de luchar por su continuidad. El tiempo de la revolución es ahora, porque a la cárcel no volvemos nunca más. Estoy convencida de que el motor de cambio es el amor. El amor que nos negaron es nuestro impulso para cambiar el mundo. Todos los golpes y el desprecio que sufrí, no se comparan con el amor infinito que me rodea en estos momentos. Furia Travesti Siempre. Un abrazo". 

Lohana Berkins fue una activista travesti originaria de Salta, Argentina, luchadora incansable por los derechos de travestis y transexuales en el país. Como transexual, sufrió innumerables agresiones por parte de la policía de Buenos Aires y de otras personas, pero supo sobreponerse para luchar en representación de sus compañeras.

Ella ha cambiado el pensar de los argentinos con respecto a las travestis. Es la primera transexual a quien se le permitió asistir a la escuela secundaria en la Argentina para terminar sus estudios interrumpidos a los 13 años, cuando sus padres la echaron de su casa.

Fue premiada en 2003 con el Premio Internacional de Derechos Humanos "Felipa de Souza" por su activismo por los derechos civiles de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales de la Comisión Internacional por los Derechos Humanos para Gays y Lesbianas (IGLHRC). En 1994 Berkins fundó la Asociación Lucha por la Identidad Travesti y Transexual (ALITT) con el propósito de educar y politizar a las travestis argentinas, luchando contra la pobreza y el desempleo. También estaba afiliada al Partido Comunista de la Argentina.

 

 

 

Reconocida por su gran activismo, su voluntad y fuerza, marcó la vida e historia de muchas personas parte del colectivo LGBTTTI. Unidiversidad dialogó con dos personas de Mendoza que conocieron, reivindican y continuarán la lucha de Lohana.

Una de ellas es Julieta Antúnez Ríos (en la foto: derecha), militante peronista trans y enfermera en el Hospital Italiano. Al comenzar la conversación telefónica con ella, nos decía que le costaba hablar porque se le mezclaban los sentimientos.

Para ella, Lohana les enseñó a ser militantes, enfrentarse y defender las identidades al mismo tiempo que las convicciones. Señaló que la pionera es como la “mamá nuestra", refiriéndose a la comunidad trans, y muchos beneficios y derechos que tienen ahora se los deben a ella.

Julieta comenzó fuertemente su lucha en el 2010 durante la pelea por la Ley de Identidad de Género y tuvo la suerte de conocer a Lohana en un Encuentro Nacional de Mujeres. “Me sorprendió mucho la forma como se plantaba en cada debate, su forma de luchar por los derechos. Me llamaba la atención cómo fue su batalla para lograr abrir un taller en Buenos Aires”, manifestó Antúnez.

Continuó con sus memorias sobre Lohana, de quien dijo que nunca se definió como mujer: ella era travesti. Recuerda que visitó Mendoza en 2014 cuando proyectaron una película, La pasión de Verónica Videla en Godoy Cruz, y haber compartido con ella fue para Julieta algo fantástico e inigualable: "Es una persona que contagia fuerza".

"La obra de ella es gigante, en una lucha inalcanzable logró imponerse a nivel latinoamericano, desde todos lados la llamaban para dar charlas, como Cuba, Venezuela. Nos representaba de excelente manera y a nosotros –comunidad trans– nos silenciaron por mucho tiempo", porque "nosotros no pensamos lo que decimos, decimos lo que pensamos”, dijo Julieta.

Tras su fallecimiento, lo que van a hacer es continuar con su legado. Es muy duro para el colectivo trans haber perdido en dos meses dos ejemplos de lucha, refiriéndose a la reciente muerte de Diana Sacayán, líder de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays y Bixesuales (ILGA) y dirigente del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL). A pesar de eso, Antúnez Ríos comentó: “Vamos a seguir adelante por ellas, inculcando convicciones porque no veo otra forma de seguir”.

Hablando personalmente sobre ella y sobre cómo marcó su vida, Julieta nos contó que antes vivía disfrazada en una personalidad que le imponía la sociedad. Cuando nació Julieta, militó y defendió los derechos. Ahora va seguir por ella, porque lo importante es “ser activistas con la lucha, salir y convencernos de lo que somos y que la sociedad sepa que tenemos los mismos derechos que ellos”.

Por último, la militante peronista recuerda que hay un poema de ella sobre Navidad que dice “¿Qué hacemos esta noche marica?”. "Lo que hacemos esta noche es salir a la calle y luchar, por ella", concluye.

Clic acá para ver el poema: “La Navidad de las travas“.

Otra persona con la que dialogó Unidiversidad es Macoco Guajardo, docente de Lengua y Literatura, militante socialista e integrante de la Secretaría de Educación de la Federación Argentina LGBT (FALGBT).

"Cuando me desperté esta mañana traté de hacer memoria de cuando conocí a Lohana, y lo primero que recordé es que por el año 2002 o 2003 escuché sobre una 'salteña grandota que era luchadora' y tuve el placer de conocerla en persona". No sólo es una gran persona; para Macoco es una “una chabona con sentido ácido para vomitar la verdad de ser trans”.

Él plantea que Lohana no fue incansable: es incansable porque no se murió. Fue una luchadora por el aborto legal, seguro y gratuito, por un estado laico, por los derechos de género y trabajó por todos los compañeros del colectivo.

Lohana marcó una diferencia: “Siempre supo acompañar a la comunidad LGBTTTI en la lucha del colectivo y más a la comunidad transexual, que es la más excluida porque la sociedad patriarcal se dedica a destruirla. Furia trava, esa es Lohana para mí”, manifestó Guajardo.

“El verbo 'indiferencia' no cabe en Lohana”, decía Macoco entre lágrimas por la pérdida de la pionera de la igualdad de género. "Ella vivirá en cada uno de nosotros y cada uno debe levantar una voz exigiendo un reconocimiento", continuó. “En un mundo de gusanos capitalistas ella tuvo el coraje de ser mariposa, se nos están yendo las mejores y se va a extrañar a la negra”, declaró el docente de Lengua y Literatura.

Por último, uno de los recuerdos de Macoco es que, entre las seis o siete veces que tuvo la oportunidad de charlar con Berkins, en una oportunidad en Buenos Aires, una psicóloga le preguntó por qué en Salta había tantos travas, y ella respondió: “Debe ser porque a las empanadas le ponen muchas papas”, comentaba entre risas Guajardo.

Despedida en las redes
 

LOHANA BERKINS Q.E.P.D."Ahora es tiempo de resistir, de luchar por su continuidad. El tiempo de la revolución es ahora,...

Posted by Julieta Antunez Ríos on viernes, 5 de febrero de 2016

lohana berkins falleció trans