El satélite Saocom 1B cumple dos años en órbita: cuál es la información que brinda

Su lanzamiento fue el 30 de agosto de 2020 desde Cabo Cañaveral y logró completar la primera constelación de satélites que brindan información aplicable en diversas áreas. En Mendoza, aporta información al Departamento General de Irrigación para mejorar el uso del riego en los oasis productivos.

El satélite Saocom 1B cumple dos años en órbita: cuál es la información que brinda

Télam

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 30 DE AGOSTO DE 2022

La constelación de Satélites Argentinos de Observación Con Microondas celebra el segundo aniversario del Saocom 1B, que, junto a su gemelo Saocom 1A, proveen información de observación de la Tierra aplicable en todo el territorio nacional en diversas áreas de producción, planificación, ordenamiento territorial, seguridad y emergencias.

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) informó en su página web que, con el lanzamiento del Saocom 1B, el 30 de agosto de 2020 desde Cabo Cañaveral, se logró la misión espacial más importante de Argentina, al completar la primera constelación de satélites de observación con radar de microondas en banda L, concretados gracias a la colaboración de 80 instituciones y empresas del sistema científico y tecnológico nacional.

Este desarrollo unió a la Conae y a la Agencia Espacial Italiana ASI en su colaboración bilateral más importante, con la creación del Sistema Siasge, único en el mundo por estar integrado por los dos satélites de radar argentinos en banda L de la constelación Saocom y los cuatro satélites de radar italianos en banda X de la constelación Cosmo-SkyMed.

Actualmente, los satélites Saocom brindan una diversidad de productos con información útil para las áreas de la producción, el medio ambiente y la gestión de emergencias naturales, entre otras.

Incluso, se siguen desarrollando nuevas aplicaciones para sectores que no habían sido contemplados inicialmente en los objetivos de la misión, en áreas como minería, petróleo y océanos.

“Estos satélites aportan información actual, original y valiosa para entender mejor el ambiente donde vivimos”, dijo Álvaro Soldano, subgerente de Aplicaciones y Productos de la Gerencia de Observación de la Tierra de la Conae.

Entre las aplicaciones de los datos producidos por Saocom, están la producción agropecuaria, minera y pesquera; las emergencias de origen natural y antrópico, como inundaciones, sequías, actividad volcánica, desprendimientos de bloques de hielos antárticos, incendios, derrames de petróleo y deforestación, entre otras.

También el monitoreo de ambientes antárticos, apoyo a las campañas antárticas y rescate de embarcaciones en el océano, planificación, ordenamiento territorial y seguridad, desarrollo urbanístico y navegación.

Soldano destacó el producto estratégico de la Misión Saocom 1: “El Mapa de Humedad del Suelo en la capa superficial, así como las capas de humedad en el perfil del suelo hasta los 50 cm de profundidad, están brindando información precisa sobre la producción agrícola en la región pampeana”.

“A estos productos se suman otros, como mapas de estimación de rindes de cultivos y pronóstico de plagas basados en modelos de las condiciones ambientales, mapas de delimitación de zonas de amortiguación urbano-rural, mapas de detección de deformación de los suelos de precisión submétrica, mapas de detección de barcos en el mar territorial argentino y monitoreo de buques para la seguridad de la navegación en el hemisferio Sur, entre otros”, agregó.

“Estamos encontrando una gran cantidad de aplicaciones que al comienzo no imaginábamos; estos hallazgos fueron gracias a los múltiples convenios que se firmaron con instituciones públicas y empresas para la utilización de la información de los satélites Saocom en diversas áreas de interés y en todas las provincias del país. En este sentido, sus requerimientos fueron muy diversos y tuvimos que ser creativos a la hora de generar los productos que se necesitaban”, destacó.

Entre estas nuevas aplicaciones, se encuentra el aporte de información para dos obras de ingeniería, para la construcción de represas en el río Santa Cruz. A partir de un convenio con la empresa Ieasa (ex-Enarsa), se utiliza la constelación Saocom para monitorear las obras y evaluar su impacto ambiental.

La utilización de la tecnología espacial nacional para el seguimiento del avance de obras se expande a todo el país, a partir de un acuerdo alcanzado con el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional del Gobierno nacional. Los satélites Saocom también extienden su mirada a la Patagonia para utilizar información satelital en la producción de manzanas, peras y hortalizas, a partir de un convenio rubricado con el INTA del Alto Valle de Río Negro para la clasificación satelital de cultivos, entre otros productos.

En la región de Cuyo, aportan información satelital al Departamento General de Irrigación de Mendoza para mejorar el uso del riego en los oasis productivos, en los ámbitos vitivinícola y frutihortícola.

Además, la Conae trabaja junto al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), al Instituto Nacional del Agua (INA) y a la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ) en un proyecto financiado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación (MINCyT) con el objetivo de gestionar el agua en el árido. Este proyecto incluye la creación de un Centro de Investigación en Temáticas Estratégicas, cuyo primer estudio se va a realizar en la cuenca del río San Juan.

Otras áreas de aplicación de la información que generan los satélites Saocom son minería y petróleo. La Conae firmó diferentes convenios con empresas públicas y privadas, consultoras y entes reguladores, para el desarrollo de productos para la prospección minera y petrolera.

En particular, con el Consejo Federal de Minería (Cofemin), se está trabajando en un sistema de monitoreo satelital sobre las 23 provincias que tienen explotación de minerales con el fin de detectar explotaciones ilegales.

Fuente: Télam

saocom 1b satélite espacio