El tratamiento mediático del caso Candela

El trágico desenlace del secuestro de Candela Rodríguez mostró nuevamente la peor cara de los medios de comunicación. Esa cara que no duda en recurrir al morbo por mejorar su rating o sus ventas, esa cara que especula sin siquiera tener prueba alguna, esa cara que sin pensarlo dos veces utiliza cualquier caso que genere un shock en la sociedad para reinstalar ideas de mano dura y represión.

El tratamiento mediático del caso Candela

Foto: Web

Sociedad

Unidiversidad

Mariano Bermejo

Publicado el 01 DE SEPTIEMBRE DE 2011

Es de público conocimiento que Candela Rodríguez desapareció hace 10 días. Ayer el cuerpo sin vida de la menor fue encontrado a pocas cuadras de dónde había desaparecido en Hurlingham. Los medios, rápidamente montaron una cobertura, aún mayor a la que habían armado los días anteriores.

El asedio a la familia, las imágenes que llegan a dar asco por su alto contenido de morbo, las especulaciones realizadas durante la búsqueda de Candela, la difusión de fotos y videos de la menor, además de la intención de golpear políticamente a través del caso; son muestras de lo ocurrido en los medios en estos días.

La tapa del diario Libre del día de hoy, es la que más polémica ha generado. En la misma se puede ver una foto de Candela, que ocupa casi toda la página, acompañada solamente con una frase: "Hijos de puta". En la parte superior de la página se promociona un sorteo de una camiseta de un club de futbol.

La coordinadora del Registro Nacional de Información de Personas Menores Extraviadas, Cristina Fernández criticó el tratamiento que los medios dieron al suceso, especialmente respecto a la difusión de la foto de Candela cuando el juez aún no había dado la orden de difundirla y al acoso que los medios le hicieron a la familia de la niña. Fernández finalizo diciendo que se trató de "una cobertura amarilla por dar primicias. Cualquier información que se da va en contra de la víctima y no es la primera vez que pasa".




Desde NU Digital consultamos a Ernesto Espeche, director de la Carrera de Comunicación Social de la UNCuyo y director de Radio Nacional Mendoza. Espeche afirmó que "en el tratamiento mediático este caso encontramos dos momentos. El primero, que va desde que se conoció la información hasta ayer, en el cual se atacó duramente a la gestión de seguridad del gobierno nacional, se fomentó la idea de mano dura y se intentó instalar la sensación de inseguridad ciudadana; y un segundo momento de desconcierto, por semejante campaña de instalación de un tema desde un enfoque particular, ante los datos que fueron conociéndose y que mostraron la posición equivoca al anticiparse a un enfoque que terminó siendo incorrecto".

Para Espeche los medios al tratar este tipo de noticias, "primero deben no apelar al morbo, que es un insumo habitual en los medios de comunicación. Hay un tratamiento que cuando se tratan de situaciones traumáticas como estas excede largamente las normas éticas de las coberturas periodísticas.

El segundo requisito para Espeche es "no anticiparse  a una resolución que corresponde al ámbito de la investigación judicial o policial. En los últimos años los medios han elaborado dictámenes mucho antes que los dictámenes realizados por las instituciones que deben hacer esa investigación. Los medios anticipan condenas o juicios acusatorios aun obstaculizando las investigaciones que se están haciendo y aun entorpeciéndolas. La condena mediática aparece mucho antes que la condena judicial".