¿Es hora de enterrar el modelo de crianza tradicional?

Paola Laspada, psicóloga especializada en salud mental durante embarazo, parto y puerperio, y en desarrollo infantil en bebés, niños y niñas, explicó en Radio U cómo es un modelo de "crianza respetuosa".

¿Es hora de enterrar el modelo de crianza tradicional?

Imagen ilustrativa publicada en elpais.com

Sociedad Radio U Este Lejano Planeta / Sociedad y educación / por Unidiversidad / Radio U- Este Lejano Planeta / Publicado el 15 DE MARZO 2021

Hasta hace unas décadas, niños y niñas recibían una educación muy distinta, ya que un infante se solía percibir como inferior al adulto y con poca credibilidad en sus palabras. Sin ir más allá, el modelo educativo de las escuelas permitía emplear múltiples castigos impensables en la actualidad. Y no tan atrás, ese modelo persiste un muchas familias.

Sin embargo, estudios recientes han demostrado que una crianza y una educación respetuosas favorecen un mayor bienestar integral del niño o niña, tanto a corto como a largo plazo, para evitar posibles carencias emocionales y afectivas. Para hablar de ello, Este Lejano Planeta (Radio U) dialogó con Paola Laspada, psicóloga especializada en salud mental durante embarazo, parto y puerperio, y en desarrollo infantil en bebés, niños y niñas.

Según la especialista, la crianza respetuosa es un modelo educativo que tiene como objetivo educar al infante de una forma consciente, asertiva y con los límites como forma de cuidado, no como forma de represión. “Es un tema que se viene conversando bastante porque durante mucho tiempo no se habló de crianza tradicional, se la consideraba algo que se transmitía de generación en generación: 'Si mi abuela y mi mamá saben, entonces debemos hacerles caso'. Y la crianza responsable tiene un doble planteo: si es realmente mejor lo que se viene haciendo (crianza tradicional), o si es realmente lo que queremos en la crianza para los infantes”, expresó Laspada.

En la actualidad, según la psicóloga, cada vez es más popular acompañar respetuosamente el desarrollo de un infante y formar comunidades en familia para sobrellevar las dudas que pueden surgir, ya que no es un método crianza fácil. “La crianza responsable es un punto intermedio entre el niñocentrismo, esto es, dejo que el niño o niña haga lo que quiera y, el adultocentrismo, por el que hago esto porque es lo que me dijeron que haga. Entonces la crianza responsable sería un entreacto que tiene que ver con respetar el rol y con la equidad. Es decir, se tienen en cuenta todos las personas y factores que intervienen en esa crianza, dando un lugar, claro está, al que corresponde”, detalló Paula.

Agregó: “Es muy común que se normalice que el niño, por el hecho de serlo, tenga menos credibilidad, sobre todo, en cuanto a expresión y comunicación. Lo que intenta la crianza respetuosa es crear relaciones basadas en la horizontalidad, es decir, todos somos iguales, nadie tendrá más poder que otro. Como poder, no entendemos que un niño vaya a tomar decisiones de un adulto, sino permitir que pueda colaborar, por ejemplo, preparando la cena, pudiendo elegir su ropa, escuchando su opinión o reflexión sobre un tema, entre otros. Se trata de hacer partícipe al infante de su educación, su día a día y, en definitiva, su vida".

Laspada sostuvo que la crianza respetuosa da respuesta a las necesidades de forma global, es decir, fisiológicas, emocionales, afectivas y comunicativas. “Si un infante, llora es que tiene una necesidad que no está siendo cubierta, sea del tipo que sea. Mediante este método de crianza, se pretende conseguir que esa necesidad quede resuelta, no que deje de llorar o de quejarse en sí. Muchas veces, se intenta que el infante deje de llorar antes de solucionar el problema. Evitaremos el 'No llores, no pasa nada', ya que de esta forma no se está permitiendo que el niño exprese sus emociones y sentimientos”, concluyó.

Audio

  • Columna de Crianza Respetuosa.

    Con Paola Laspada