Facilitadores de primera infancia, al rescate para una crianza plena

Acompañan a madres y padres de zonas vulnerables en los primeros años de vida de sus hijos. De 78 personas que realizan este trabajo en la provincia, una sola es hombre.

Facilitadores de primera infancia, al rescate para una crianza plena

El grupo de facilitadores participó de un encuentro en el Comedor Universitario de la UNCUYO. Fotos: Ariella Pientro

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad / Mariano Rivas

Publicado el 27 DE SEPTIEMBRE DE 2018

Para los niños y niñas en situación de vulnerabilidad hay otro mundo posible. Con esas palabras, el subsecretario de Derechos para la Niñez, Adolescencia y Familia de la Nación, Roberto Candiano, se refirió al trabajo de los facilitadores de primera infancia.

"El mundo de la fantasía, el mundo del cuento, el mundo de la lectura, el mundo de la imaginación, el buen trato, el de la alimentación sana, de la educación sexual integral, del cuidado para no quedar embarazada. Trabajamos todos estos temas con las familias, cuyos adultos, justamente, nunca tuvieron la posibilidad de pensarlos", resaltó el funcionario nacional.

En el salón del Comedor Universitario de la UNCUYO, este jueves se realizó un encuentro en el que participaron las personas que integran este grupo de acompañamiento. El programa es del Ministerio de Desarrollo Social, pero el trabajo es coordinado con el Gobierno provincial.

Los facilitadores son personas que acompañan en la crianza a niños y niñas desde que nacen hasta los cuatro años. En Mendoza actualmente trabajan en cuatro departamentos: Lavalle, Las Heras, Guaymallén y Luján. Un dato llamativo es que, de los 78 en funciones, solo uno es hombre.

“Son vecinos de los barrios. Caminan esos lugares, así llueva, haga frío o calor ”, manifestó el subsecretario de Desarrollo Social de la provincia, Alejandro Verón. Al habitar el mismo vecindario que las familias a las que asisten, el contacto con ellas es permanente.

La idea del evento fue compartir experiencias entre facilitadores y pensar colectivamente las temáticas sobre las que versa su labor. De hecho, luego de la conferencia –de la que también participó Candiano–, hubo un momento para que los cuatro equipos, agrupados según los departamentos, pudieran exponer alguna actividad artística que ayudara a pensar sobre su trabajo.

Hubo pequeños sketches, una canción cantada por varias de las facilitadoras, e incluso un grupo que presentó una canción de rap. Para el final, otro equipo eligió representar métodos de crianza anticuados mediante frases colocadas en su torso a modo de las reinas, con bandas. Una de las leyendas que pudo leerse fue “Los bebés vienen de la cigüeña”, además de otras de ese estilo.

 

Un abordaje integral

Los ejes sobre los que trabajan los facilitadores tienen que ver con el día a día, “lo que hace cualquier familia”, destacó Verón en diálogo con este medio. “Lo alimentario, lo que tiene que ver con la educación sexual, problemáticas ligadas a la violencia de género, el tema de la escolaridad de los chicos, el tema de los documentos”, especificó el subsecretario. “Hay familias que necesitan ser apuntaladas o acompañadas por el Estado para llegar a cumplir, con este acompañamiento, una crianza mejor de esos niños y niñas”, manifestó.

 

Mirá la fotogalería del Encuentro de Facilitadores de Primera Infancia.

sociedad facilitadores de primera infancia salud desarrollo social alejandro verón