Impuesto "rosa": ante productos iguales, la versión “femenina” es 11% más cara

Los estereotipos de género generan sobreprecios en productos o servicios “solo por estar dirigido a mujeres”.

Impuesto "rosa": ante productos iguales, la versión "femenina" es 11% más cara

Imagen ilustrativa publicada en cnnespanol.cnn.com

Identidad y Género Unidiversidad #8M 2021 / por Agencia Télam / Publicado el 08 DE MARZO 2021

Un importante número de productos dirigidos a mujeres son casi 11% más caros que otros de igual utilidad, destinados a los hombres, lo que refleja la aplicación de un virtual "impuesto rosa" entre unos y otros, de acuerdo con un relevamiento de la consultora Focus Market.

El denominado "impuesto rosa" es el sobreprecio de un producto o servicio solo por estar dirigido al público femenino a través de diseños que parten de estereotipos de género.

En un estudio realizado por Focus Market en 515 puntos de venta de todo el país sobre 14 productos pertenecientes a 5 categorías diferentes, este año se relevó una diferencia promedio de 10,8% en los productos.

Entre los productos que se compararon, se encontró la mayor diferencia en una colonia para mujer que se vende un 20% más cara que el producto para hombre de la misma marca; y casos de máquinas de afeitar un 11% más caras en su versión "para mujer".

En 2020, la diferencia promedio había sido superior, situada en 12,3%, mientras que en 2019 se había ubicado en 11,3% y en 2018 en 13,7%, de acuerdo con el registro que lleva la consultora.

VER TAMBIÉN: “¿Por qué decimos que el Estado es responsable de los femicidios?”

Las senadoras Cristina Fiore (Salta) y Lucila Crexell (Neuquén) presentaron en 2018 proyectos para evitar prácticas abusivas y dar un trato equitativo y no discriminatorio a los consumidores, sin establecer diferencias basadas en el género de los consumidores.

La recuperación de la actividad económica y el empleo es más difícil para las mujeres

La recuperación de la actividad económica y el empleo fue más lenta para las mujeres que para los varones entre el segundo y tercer trimestre de 2020, lo que agrava las desigualdades de género en nuestro país, según datos de la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género (DNEIyG) basados en el Indec.

De acuerdo a los datos de la DNEIyG, perteneciente al Ministerio de Economía, si se comparan los indicadores de la tasa de actividad y de empleo para las mujeres previos a la pandemia (4º trimestre del 2019) con los datos del 2º y 3º trimestre del 2020, se observa un declive.

La tasa de actividad para las mujeres cayó más de 8 puntos porcentuales (pp) en el segundo trimestre del 2020, esto es más de un 1,5 millón de mujeres, quienes salieron del mercado laboral, no tuvieron un empleo ni buscaron uno.

Para el tercer trimestre de 2020 este indicador mostró una recuperación de 4,2 pp respecto del trimestre anterior, que si se compara con la recomposición de la tasa de actividad de los varones (6,5 pp) fue un 35 por ciento menor.

En diálogo con Télam, la titular de la DNEIyG, Mercedes D'Alessandro, explicó que "la recuperación de la tasa de actividad es más lenta en las mujeres que en los varones" debido a que sostienen la hipótesis de "que está asociada a las tareas de cuidado".

"En la Argentina, durante todo el 2020, no hubo clases presenciales y muchos espacios de cuidado estuvieron cerrados. Las restricciones a la movilidad impidieron que muchas personas que suelen cuidar o contribuir en las tareas de cuidado familiares no pudieran hacerlo; y esto lo que hizo es sobrecargar las tareas de cuidado al interior de los hogares que como sabemos recaen asimétricamente sobre las mujeres", señaló la economista.