Ingresó a la Cámara Baja el proyecto de Presupuesto 2016

El ministro de Hacienda, Martín Kerchner, presentó la iniciativa que prevé poco más de 54 mil millones de pesos para erogaciones e ingresos totales de más de 48 mil millones.

Ingresó a la Cámara Baja el proyecto de Presupuesto 2016

Kerchner presentó el proyecto de Presupuesto 2016 ante los diputados (foto: Prensa Gobierno de Mendoza).

Provincial

Presupuesto 2016

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 30 DE DICIEMBRE DE 2015

El presupuesto es una versión pragmática de la impronta de un Gobierno. Es el espejo donde se refleja la realidad de las políticas públicas, transformadas en números concretos. Cualquier idea, programa o proyecto que haya sido prometido en campaña, y que luego no tenga su traducción en una partida presupuestaria, se convierte inmediatamente en una mera expresión de deseo. Por esto es tan importante el momento de la presentación de la primera pauta oficial del nuevo Gobierno.

Eso ocurrió en la tarde del martes 29 en el salón de los Diputados, en la Legislatura, cuando el ministro de Hacienda y Finanzas, Martín Kerchner, junto con el titular de la Cámara Baja, Néstor Parés, y la vicegobernadora, Laura Montero, presentó el proyecto de ley de Presupuesto que el Ejecutivo elaboró para el año próximo. Según lo explicado por Kerchner, la pauta estipula egresos totales por 54 181 838 870 pesos, con ingresos por 48 633 035 855 pesos, lo que implicaría un déficit de 5 548 803 015 pesos. Sin embargo, sostuvo Kerchner, la necesidad de uso del crédito rondaría los 5021 millones de pesos. En consecuencia, se le solicita permiso a la Legislatura para que la Provincia tome deuda por esa cifra.

Este punto es polémico, porque en las dos últimas presentaciones de Presupuesto del exgobernador Francisco Pérez, los radicales que hoy forman parte del gobierno –en mayor medida, los diputados cornejistas– no le dieron el visto bueno a este tipo de pedidos, y las cifras por las que se solicitaba endeudamiento eran menores (entre 1300 y 1700 millones de pesos). Tanto es así que, mientras el Presupuesto 2014 logró su aprobación recién en julio de ese año, la autorización de deuda fue de 800 millones, es decir la mitad de lo solicitado. En esa oportunidad, lo que se pidió fue para pagar amortización de deuda consolidada, es decir, de endeudamiento que los gobiernos arrastran durante años de gestión. Esta vez, lo que se pide es para comenzar a cancelar parte de los pagos atrasados del gobierno de Pérez.

Entonces, lo que podría ocurrir es que los peronistas no acepten otorgar este permiso. Desde el Gobierno presionan con que si no aceptan, estarían negándose a cumplir con compromisos adquiridos por ellos mismos y que no fueron capaces de cerrar cuando terminaron la gestión.
 

Sin "dibujos"

En la presentación del proyecto, el ministro Kerchner dijo que la iniciativa es “una ley honesta y no un dibujo contable” y agregó que “los mendocinos deben saber la situación de la economía”, al tiempo que calificó la coyuntura como “de crisis”, aunque fue optimista al anunciar que se espera un crecimiento del 2,2 % para el año entrante. Además, indicó que se contempla un tipo de cambio del orden de los 14,32 pesos y una inflación del 22,28 %.

Respecto a la distribución del Presupuesto, indicó que “no varía proporcionalmente del año anterior”, esto es, que el Poder Ejecutivo se lleva el 90,87 %; el Poder Judicial, el 6,60 %, y el Poder Legislativo, el 1,80 %. En ese orden, según la distribución por jurisdicción del Presupuesto del Poder Ejecutivo, el 38,67 % corresponde a la Dirección General de Escuelas; Salud, Desarrollo Social y Deportes representa el 22,35 % y Seguridad, el 14,62 %. En tanto, Economía, Infraestructura, Energía y Turismo, el 9,88 %; Servicios Públicos, el 7,89 %; Hacienda y Finanzas, 2,76 %; Gobierno, Trabajo y Justicia, el 2,05 %; Cultura, el 0,90 %, y Ambiente y Ordenamiento Territorial, el 0,88 %.

Kerchner indicó, además, que en materia de recursos corrientes se prevén 47 871 millones de pesos sin incluir el “carácter 5” (entes autárquicos), de los cuales el 46,6 % son recursos provinciales y el 53,4 % son de origen nacional. En el caso de los recursos propios, el 33,5 % son tributarios (impuestos provinciales) y el 13,1 % no tributarios (como regalías o remesas del Instituto Provincial de Juegos y Casinos). En tanto, los recursos nacionales están relacionados, entre otros, con la coparticipación y los Aportes No Reintegrables. Por otra parte, los recursos de capital alcanzan a poco más de 853 millones de pesos.

En cuanto a la composición de las erogaciones corrientes, prácticamente el 60 % del gasto se va en Personal, y que tal el estado de situación de la Provincia, “se gasta más en intereses y gastos de la deuda que en bienes del Estado, como luz o gasas para los hospitales”, sopesó el ministro. Precisamente, en cuanto a la deuda provincial 2015, dijo que poco más del 40 % es con el Gobierno Nacional y casi el 34 % con bancos nacionales e internacionales, y que del total de lo adeudado, el 49,65 % fue contraída en dólares, y el resto, en pesos.
 

Las últimas pautas

El último de los Presupuestos aprobados en tiempo y forma fue el del año 2013. Se convirtió en ley el 27 de diciembre del 2012. Fue de 25 mil millones e incluía un permiso para endeudarse por 1500 millones más.

En el 2014, la pauta presupuestaria se terminó aprobando después de seis meses de polémicas. Se autorizaron 37 mil millones de pesos y sólo 800 millones para endeudamiento, a pesar de que se pidieron en principio 1700 millones de pesos en calidad de déficit.

En el 2015, el debate por el presupuesto se convirtió en un escándalo y finalmente no se aprobó. En un comienzo se presentó como equilibrado, solicitándose aprobación por 49 mil millones de pesos, pero luego el radicalismo puso el grito en el cielo al descubrir que el endeudamiento venía “camuflado” dentro de otros números del proyecto. Por lo tanto, el día del debate consiguieron que, en lugar del despacho del Ejecutivo, se aprobara un despacho alternativo presentado por ellos y que, entre otras cosas, incluía el dinero para financiar las campañas electorales.

El revuelo terminó con un acuerdo tácito, entre oficialismo y oposición, de no aprobar la pauta. Finalmente, Mendoza funcionó con un presupuesto 2014 reconducido, el cual aún está en vigencia.

En detalle

presupuesto kerchner