Interactivo: a dos años de la efectivización docente

Cerca de 2000 docentes interinos lograron el pase a planta gracias a un proceso conjunto entre Fadiunc y la Universidad. Estabilidad laboral y fortalecimiento de la ciencia, el resultado.

Interactivo: a dos años de la efectivización docente

El rector de la UNCUYO, Daniel Pizzi. Foto: Marcelo Fernández.

Universidad

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 07 DE JULIO DE 2017

Interinatos de más de 20 años, ausencia de derechos y la búsqueda de regularizar una precaria relación laboral fueron algunos de los problemas que buscaron solucionar el gremio docente y la UNCUYO en un proceso que hoy cumple dos años y que ya efectivizó a cerca de 2000 docentes.

“Estamos muy orgullosos de estar cumpliendo una promesa. Nos propusimos fortalecer dos aspectos centrales de la vida universitaria: los derechos de los estudiantes y los derechos de todos los que trabajan en la Universidad. En ese sentido, la efectivización de los docentes fue una bandera con la que llegamos al rectorado en 2014 y hoy podemos contar orgullosos los frutos que está dando”, aseguró Daniel Pizzi, rector de la UNCUYO.

 

El histórico pedido de efectivización de los docentes interinos tiene fundamentos de los más variados. Por un lado, el interinato da una condición de inestabilidad a la relación laboral y deja la continuidad laboral del profesor atada a avatares económicos y financieros de los que ya no va a depender. A la vez, en cierta medida, impide a estos docentes ser parte de la vida universitaria. Ahora, más del 50 % del padrón docente puede participar activamente como ciudadanos universitarios.

“Para presentarse como decano, el docente debe ser profesor titular efectivo, por lo que se reducía a una planta muy pequeña del personal docente. La efectivización amplió los derechos políticos de los docentes. Ahora pueden votar y ser votados. El docente se empodera de esta democracia universitaria, en la que deja de ser un simple espectador para ser parte integral”, dijo Francisca Staiti, secretaria general de Fadiunc, gremio que representa a los docentes de la UNCUYO.

Por su lado, Pizzi agregó que estos nuevos derechos benefician no sólo a los docentes, sino también a la Universidad, ya que ahora los efectivizados pueden ocuparse de los aspectos de los que deben ocuparse: la docencia, la investigación y la extensión, y esto enriquece a la institución. “Para nosotros, como conducción que se precia de reformista, este es un gran paso adelante. Esto le da más y mejor democracia, más y mejor fortaleza científica a la universidad. Este acuerdo paritario ha sido positivo para todos”, finalizó Pizzi.

 

 

No queda mucho más

Tanto Fadiunc como la UNCUYO coinciden en que este proceso paritario se desarrolló con la celeridad que merecía el caso y en un marco de mucho respeto. “Haber podido tener una paritaria que avanzara bien, que tuviera el respeto entre las partes a la hora de asumir cada uno las posiciones, nos convirtió en la primera universidad en avanzar con el cumplimiento del artículo 73 del Convenio Colectivo, que marca que los docentes interinos deben ser regularizados”, dijo la secretaria general del sindicato de los docentes, quien agregó que el respeto para escuchar al otro y el objetivo de mejorar el bienestar de los docentes le imprimieron velocidad.

Por su lado, Víctor Ibáñez, secretario de Relaciones Institucionales de la UNCUYO, coincidió en la buena relación reinante en la resolución de un reclamo que llevaba años sin ser atendido. “Nos reunimos mes a mes, a veces dos veces al mes para agilizar. Se trataron uno por uno los casos que así lo requerían. Paralelamente reconocimos la naturaleza de docentes al personal de organismos artísticos y estamos trabajando en la efectivización del personal del hospital universitario. Estos dos temas están en curso. Hoy está quedando prácticamente nada... La idea es fijar en la próxima reunión paritaria una fecha de finalización del proceso”, sentenció Ibáñez quien, junto al vicedecano de la Facultad de Medicina, Fabián Cremaschi, fue uno de los dos miembros paritarios por la UNCUYO que se encargaron de la ejecución del proceso.

 

 

Un reclamo de larga data

Desde Fadiunc aseguraron que hace más de 10 años que iniciaron la lucha por la regularización de la planta docente y que el camino no fue sencillo. “En 2007 logramos la personaría gremial. Hasta este momento, las gestiones nos ignoraban, no nos consideraban sindicato. Cuando nos dieron la personería, presentamos el pedido de paritarias inmediatamente”, reveló Staiti.

La secretaria general del gremio aseguró que, en aquel entonces, uno de los primeros temas que se plantearon en la mesa de negociaciones fue la regularización de la planta docente, ya que el 70 % de ellos estaba como interino y algunos, incluso, llevaban más de 20 años en esa condición. “Nuestra paritaria fue lenta y difícil de llevar. Llegábamos y, o no asistían, o el argumento era que no teníamos representatividad. En 2014 llevábamos más de cinco meses sin reuniones, por lo que cuando llegó la nueva gestión, pedimos reabrir la paritaria y volvimos a presentar la regularización de la planta docente”, recordó Staiti.

A finales de 2014 se alcanzó el primer acuerdo para empezar la efectivización y en 2015 se logró iniciar el debate, con propuestas y contrapuestas. En septiembre de 2015 se definieron los criterios para iniciar el proceso para que, en marzo de 2016, el Consejo Superior aprobara las primeras efectivizaciones, aprobaciones que se fueron sucediendo hasta el día de la fecha.

universidad efectivización docente daniel pizzi uncuyo francisca staiti faciunc víctor ibáñez