Intern-ATE: por qué se pelean Macho y Blas

Raquel Blas calificó a Roberto Macho de "déspota" y "mafioso". El secretario general la mandó a trabajar y la tildó de "maltratadora".

Intern-ATE: por qué se pelean Macho y Blas

La prosecretaria gremial de ATE, Raquel Blas, una de las protagonistas de la interna de ATE. Foto: montaje Axel Lloret.

Provincial Unidiversidad Fractura en ATE / por Juan Stagnoli / Publicado el 13 DE ENERO 2017

El pan mordisqueado por Roberto Macho en un Walmart en junio de 2016 fue el comienzo de la disputa de poder con la prosecretaria del gremio, Raquel Blas. Atrás quedaron las marchas que transitaron juntos en contra del Gobierno nacional y provincial y siete meses después, las migas tiradas por el sindicalista siguen en la memoria de la que fue su aliada sindical. Luego de que la Comisión Directiva diera de baja la licencia gremial que tenía, Blas aseguró que llevará su reclamo a la Justicia y calificó al actual secretario del gremio como "déspota" y "mafioso".

La noticia sobre la decisión de la Comisión Directiva del gremio se conoció a través de Diario Los Andes. En comunicación con Unidiversidad, la dirigente gremial indicó que la quita de licencias fue la última de una serie de irregularidades. Nombró la quita de beneficios gremiales a mujeres que habían denunciado violencia laboral y maltratos a los trabajadores de la ex Empresa de Transporte. En este sentido, aseguró que se violó el estatuto del gremio, y que Macho negoció con el gobierno en distintas oportunidades y perjudicó a los trabajadores. En una carta publicada en su cuenta de Facebook, lo calificó de "peón" del gobernador. 

 

 

La excandidata a senadora por el Partido Obrero en el año 2015 insinuó que el accionar del actual secretario responde a una “devolución de favores” al gobierno provincial y que podría tener relación con el acuerdo paritario que ATE firmó en el sector de la Salud (aumento del 17 % en dos partes). Para la gremialista, se trató del “peor acuerdo salarial del país, que se realizó entre gallos y medianoche y donde (Macho) avaló el recorte salarial”.

A esto agregó la pérdida de legitimidad del sindicalista luego del episodio del Walmart. “Él nos mintió. Dijo que era una persecución política y nosotros le creímos. Luego vimos el video”, recriminó Blas, al tiempo que dejó caer que el Gobierno se apoyó en el quiebre sindical para sumar caudal político. “El gobierno de Cornejo tiene un 60 % de imagen positiva y viene decidido a romper la organización de los trabajadores”, sentenció.

Para la docente, la desvalorización de uno de los gremios estatales más grandes de la provincia tuvo su correlato en la pérdida de adhesión en las distintas medidas de fuerza y, según Blas, incluso se produjo una desafiliación masiva por el hecho del supermercado, por la falta de humildad de Macho y porque colocó a un hermano en el gremio de manera arbitraria. "Eso es nepotismo", criticó.

Raquel Blas en una de las marchas de ATE. Foto: Axel Lloret.

El fuego cruzado entre los dirigentes se da a dos meses de las asambleas ordinarias (que se realizarán en la segunda quincena de marzo) y en las que Blas teme que la conducción no las convoque. En este caso aseguró que si este hecho se produce, será grave y, aunque faltan algo más de tres años para que termine el cargo de Macho, la negativa a llamar a asambleas podría terminar en la revocatoria del mandato.
 

Macho mandó a Blas a trabajar

El secretario del gremio se despachó contra la prosecretaria gremial y aseguró que la carta de la gremialista tenía intencionalidad política. En este sentido, manifestó que la decisión de quitar la licencia gremial se tomó por decisión unánime y que el reproche de la dirigente gremial es porque “ahora tendrá que ir a trabajar”.

 

El secretario general de ATE, Roberto Macho, aseguró que la decisión de quitar la licencia gremial a Blas fue unánime. Foto: Axel Lloret.

 

El gremialista argumentó que desde agosto de 2016 Blas no va al gremio, y cuando lo hacía, se manejaba de manera unilateral, e incluso en varias ocasiones maltrató a sus compañeros. "Luego de 15 años, la histórica gremialista perdió el acompañamiento de las bases gremiales", dijo Macho, al tiempo que explicó esto se debió a que “Blas no estuvo a la altura de las circunstancias”.

El actual secretario del gremio recordó que las licencias gremiales tienen un plazo y que el Consejo Directivo decidió revocar algunas (entre ellas la de Blas y la hermana, Gabriela) y las entregó a los secretarios gremiales de San Rafael, Lavalle, General Alvear, Malargüe, San Carlos y Tupungato. En este sentido, Macho aseguró que a él no le afecta la medida porque él continúa dando clases y en ningún momento pidió el beneficio desde que asumió la conducción.

Cada uno de los dirigentes acusan al otro de tener conductas irregulares. Los que en su momento fueron aliados estratégicos contra el gobierno hoy miran de reojo lo que fue su pacto tácito y se preparan para dar más capítulos en la batalla de la interna gremial. 

provincial | mendoza | gremios | raquel blas | roberto macho