Interna en el PD: frentistas en serio o frentistas a medias

La titular del Instituto Provincial de Juegos y Casinos y candidata a vicepresidenta del Partido Demócrata asegura que es vital que los demócratas mendocinos apoyen a los espacios de Cambia Mendoza y de Cambiemos. Su crítica a Niven y a Balter.

Provincial

Otras Miradas

Publicado el 02 DE MARZO DE 2018

No hay ni puede haber para el PD otro proyecto, mirando a 2019, que su activa participación y apoyo a los espacios Cambia Mendoza y Cambiemos. Los afiliados y simpatizantes del PD adhieren en amplia mayoría al proyecto de cambio que lidera en Mendoza el gobernador Alfredo Cornejo y en la Nación, el presidente Mauricio Macri. Comenzando por casa, la participación del PD en Cambia Mendoza no puede ser exitosa sin una integración plena al frente, lo que requiere de una imprescindible buena relación con el Gobernador, relación que el oficialismo del PD se ha encargado de deteriorar absolutamente.

Por una parte, el gobernador pide acompañamiento de nuestro diputado Marcos Niven a los proyectos del Ejecutivo y, por el otro, el PD actual de Balter reclama libertad para votar lo que le guste y rechazar lo que no comparta. La actual conducción del PD es un híbrido. Ser alternativamente oficialista u opositor, según parezca y convenga, carece de toda seriedad. La posición de Juntos por el Cambio es clara: el PD debe acompañar las políticas del Gobierno sin que esto implique no disentir en determinado punto, pero siempre con el compromiso de, vía consensos, llegar al acuerdo.

Como se puede advertir, la diferencia es sustancial y eso es lo que está en juego en la elección interna del PD: ser plenamente frentistas o ser frentistas a medias, ser frentistas confiables o ser frentistas dudosos. La cuestión reviste la importancia suficiente como para acudir a las urnas para que sean los afiliados del partido, más de 60 mil, los que definan, y no la burocracia partidaria, aquella que, por estas horas, se empeña en evitar la votación para reafirmar, sin legitimidad, el rumbo sinuoso e indeterminado actual que no ayuda a nadie: ni a Mendoza, ni al Gobierno, ni a Cambia Mendoza, y menos al Partido Demócrata. 

provincial miradas josefina canale pd