Invictus: Cornejo volvió a Mendoza sin impuesto al vino

El mandatario arribó al aeropuerto y dio una conferencia de prensa sobre la marcha atrás que dio Mauricio Macri con respecto al gravamen que se iba a aplicar a la bebida nacional.

Invictus: Cornejo volvió a Mendoza sin impuesto al vino

El gobernador volvió de Buenos Aires y llegó a Mendoza pasadas las 13. Foto: Victoria Gaitán.

Provincial

Impuesto al vino

Unidiversidad

Milagros Martín Varela

Publicado el 10 DE NOVIEMBRE DE 2017

“En las azarosas garras de las circunstancias, nunca he llorado ni pestañeado. Sometido a los golpes del destino, mi cabeza ensangrentada sigue erguida”, dice el poema Invictus de William Henley. Esa prosa pareció haberse visto este viernes en el gobernador de la provincia, Alfredo Cornejo: con la fatiga de su viaje a Buenos Aires pero con la sensación de victoria tras haber conseguido que no se aplique el impuesto al vino ni a espumantes en la reforma impositiva que pretende hacer el Gobierno nacional.  Durante su discurso dejó entrever, además, que apoyará el resto de las reformas que impulsa la Nación en diferentes ámbitos, ya que considera que son importantes para que Argentina sea "solvente en los próximos años”.

Antes de las 10 de la mañana, desde Gobernación, se convocó a periodistas a una conferencia de prensa del mandatario tras su retorno a Mendoza luego de haber viajado a Buenos Aires para dialogar con el presidente Mauricio Macri para que se revisara el gravamen al vino que estaba incluido en el paquete de reformas que se enviarán este mes al Congreso. 

Cornejo arribó al Aeropuerto Internacional Francisco Gabrielli pasadas las 13. Atravesó la entrada vestido de traje, sin corbata y con una mochila y unos pocos policías lo acompañaron hasta la sala de prensa que está en las instalaciones, a quienes le siguieron los periodistas. 

Una vez allí, el Gobernador dijo que respondería tres preguntas. Reiteró los argumentos que desde el inicio del asunto esgrimieron funcionarios y referentes provinciales para “convencer” al Gobierno Nacional sobre el impacto negativo que habría tenido en Mendoza el impuesto al vino y aseguró que la no aplicación del mismo beneficiará no sólo a la provincia sino también al país entero, porque el vino es uno de los productos nacionales con mayor potencialidad de exportar. 

Por otro lado, con aires de triunfo, el mandatario también aseguró que Mendoza debía encabezar este tema porque representa al 70 % de la vitivinicultura nacional. Y agregó que para ello es necesario que los gobernantes se pongan al frente de los problemas económicos de cada provincia y los dialoguen en un debate sólido con el Gobierno nacional.

“De nada le sirve a Mendoza un gobernador como teníamos en los gobiernos anteriores, que tenía que estar toda la semana juntando recursos para poder pagar gastos corrientes y tenía una debilidad estructural a la hora de plantear cosas de la economía del lugar. Es decir, un gobernador que tiene que estar mendigando recursos para gastos corrientes todo el tiempo, no es un gobernador que puede ponerse al frente de los problemas económicos de la provincia e interactuar con el gobierno nacional con fundamentos, con argumentos”, sentenció Cornejo.

Y agregó que esta es una obligación de los gobernantes: encabezar los reclamos de los sectores económicos cuando está en juego el interés general y no el interés particular. “Yo no he apoyado a la industria vitivinícola por su interés sectorial, lo cual es legítimo; la he apoyado porque tiene que ver con el interés general de Mendoza. Cuando tengamos un enfrentamiento sólo por el interés particular, no contarán con mi ayuda”, manifestó.

 

Hablando de reformas

Cuando se le preguntó a Alfredo Cornejo por la postura que tendrá la Provincia frente a las diferentes reformas que ha planteado Macri, el mandatario de Mendoza -en consonancia con su par a nivel nacional- dijo que la Argentina tiene que hacer una reforma laboral, tributaria y previsional “si quiere estar solvente en los próximos años”. En este sentido, dejó en claro que estará del lado del Presidente para encarar el resto de las reformas que pretende encarar la Nación.

Y que para enfrentar el déficit, la Nación debe o promover la circulación de la moneda -lo cual hace aumentar la inflación- o tomar deuda en el mercado internacional. Cornejo explicó que en el corto plazo se ha optado por imprimir gradualmente menos billetes para que baje la inflación y tomar deuda en el exterior porque la relación deuda-producto aún es baja; es decir, no supera el déficit.

Sin embargo, desde la perspectiva del Gobernador, va a llegar un tiempo en que el mercado internacional no le va a prestar dinero a la Argentina si no se revierte la situación del déficit público. Lo que se está haciendo es, según explicó, bajar gradualmente la inflación y hacer crecer -también gradualmente- la economía. Lo que se pretende con las reformas es que la ganancia de los jubilados, por ejemplo, se calcule en base a la inflación y no en base a la recaudación, que actualmente aumenta por el incremento de impuestos de la misma inflación pero que se reduciría al bajar la misma, lo que implicaría que la ganancia de los jubilados también bajara. En cambio, si se les paga con base en la inflación y esta es, por ejemplo, del 20 %, ese mismo porcentaje es lo que se le deberá aumentar a los jubilados.

provincial impuesto al vino alfredo cornejo