Israel puso en duda la "efectividad" de la vacuna de Pfizer

El funcionario encargado de la estrategia para combatir la pandemia en ese país aseguró que muchas personas se contagiaron entre la primera y la segunda dosis.

Israel puso en duda la "efectividad" de la vacuna de Pfizer

Israel aseguró que la vacuna de Pfizer contra el coronavirus “es menos efectiva de lo que indica la empresa”. Foto: Twitter El Confidencial

Sociedad Unidiversidad Vacuna COVID / por Unidiversidad / Medios / Publicado el 19 DE ENERO 2021

La vacuna contra el coronavirus de Pfizer vuelve a estar bajo cuestionamiento tras un estudio del gobierno de Israel sobre su efectividad. Nachman Ash, encargado de diseñar la estrategia para combatir la pandemia en ese país, anunció que la primera dosis de la inmunización de esa compañía es menos efectiva de lo que la empresa estadounidense había indicado inicialmente. Y no es todo: también advirtió que es probable que no proteja contra las nuevas cepas del virus.

De esta manera, Ash puso en duda el grado de efectividad de la protección de esa vacuna frente a la COVID-19, informó la Radio del Ejército el martes por la tarde, según indica la Agencia AJN. El funcionario del gobierno israelí aseguró que muchas personas se infectaron entre la primera y la segunda dosis de la vacuna de Pfizer. “Parece ser que la protección ofrecida por la primera dosis es menos efectiva de lo que habíamos pensado”, señaló Ash.

Más de 2 millones de israelíes recibieron la primera dosis de Pfizer. Según informaron, hasta el momento, más de 400 000 fueron vacunados con la segunda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Noruega negó que haya relación entre las muertes de ancianos y la vacuna de Pfizer

Según el Ministerio de Salud, más de 12 400 personas han dado positivo en el test de coronavirus después de recibir las vacunas. Esta cifra incluye a 69 personas que han recibido la segunda dosis.

Pfizer dice que su vacuna, producida con BioNTech, tiene una efectividad de alrededor del 52 % después de la primera dosis, que aumenta a alrededor del 95 % un número de días después de la segunda dosis. La semana pasada, Sharon Alroy-Preis, jefa del departamento de salud pública del Ministerio de Salud, anunció que la vacuna frena las infecciones en el 50 % aproximadamente 14 días después de que se administre la primera de las dos inyecciones. Dijo que los datos eran preliminares y que se basaban en los resultados de las pruebas de coronavirus tanto en los que han recibido la vacuna como en los que no, que están sirviendo como grupo de control de facto.

TAMBIÉN PODÉS LEER: La OMS advirtió que la falta de vacunas podría provocar una "catástrofe mundial"

Sin embargo, al mismo tiempo, organizaciones israelíes de mantenimiento de la salud publicaron otros datos algo contrarios. Según las cifras publicadas por Clalit, el mayor proveedor de servicios de salud de Israel, la probabilidad de que una persona se infecte con el coronavirus disminuyó en el 33 % dos semanas después de haber sido vacunada. Cifras separadas, registradas por el proveedor de servicios de salud Maccabi, mostraron que la vacuna causó una disminución del 60 % de las posibilidades de infección después de recibir la primera inyección.

Durante sus conversaciones con funcionarios de salud el martes, Ash también dijo que no era seguro que la vacuna pueda proteger contra las variantes del coronavirus. A un mes de la campaña de vacunación de Israel, los funcionarios del Ministerio de Salud esperaban ver una disminución de las infecciones diarias y de los casos graves, pero no hay tal tendencia en este momento. Se culpa a las variantes más contagiosas del virus, en particular la cepa británica, de la dificultad para reducir las tasas de enfermedad y aliviar la pesada carga de los hospitales, a pesar del cierre y las vacunaciones masivas.

Hablando con los ministros en la reunión del martes del llamado gabinete de coronavirus, Ash dijo que los oficiales de salud estiman que la variante británica del coronavirus está detrás del 30 % al 40 % de las infecciones actuales y se convertirá en la cepa dominante en Israel dentro de semanas, según los informes de los medios hebreos. La cepa mutada del virus es más infecciosa, aunque no se considera más mortal.

Los funcionarios del Ministerio de Salud de Israel esperaban ver una disminución de las infecciones diarias y de los casos graves, pero no hay tal tendencia en este momento. Ash recomendó extender el cierre nacional por dos semanas hasta el 4 de febrero, diciendo que el número básico de reproducción, un indicador clave de la transmisión del virus, estaba bajando, pero que tomaría otros días para que se sintiera el efecto completo del cierre.

El Ministerio de Salud confirmó este lunes un récord de 10 021 infecciones, lo que eleva el total de casos del país desde el inicio de la pandemia a 562 167, incluyendo 81 059 casos activos. La tasa de pruebas positivas superó la marca del 10 % por primera vez en más de tres meses, con el 10,2 % de las casi 100 000 pruebas que dieron positivo.