“La Argentina no aprendió de sus procesos inflacionarios”

Así lo expresó el economista y docente de la UNCUYO, Alejandro Trapé, quien pasó por en #ChatEconómico y analizó la constante situación inflacionaria del país.

Nacional

#ChatEconómico

Señal U

Unidiversidad

Publicado el 10 DE JUNIO DE 2022

A lo largo de su historia, Argentina se ha caracterizado por numerosos episodios inflacionarios e hiperinflacionarios, siendo un caso de estudio en todo el mundo y la región por la frecuencia e intensidad que estos presentaron. Durante los últimos 100 años, la tasa de inflación promedio fue de 105% anual, siendo el máximo histórico de 3079% en 1989. En ese marco, #ChatEconómico analizó, junto al economista y docente de la UNCUYO, Alejandro Trapé, este ciclo de cambio que, aún, siguen afectando el bolsillos de las y los argentinos y su comparación con otros países de la región.

“Lo que sucede es que, en los países de la región, que ya sufrieron procesos inflacionarios, aprendieron de la situación: cuál es su origen, qué es la emisión de dinero descontrolada durante un tiempo prolongado y demás; mientras que Argentina todavía no aprendió esa lección y sigue insistiendo con la misma receta equivocada. Nosotros tenemos una inflación alta y el resto de los países latinoamericanos ya no la tienen, la han podido dominar como también el resto del mundo”, expresó.

Históricamente en nuestro país e incluso, más allá de los propios programas de gobierno, ideas, críticas e incluso el color del gobierno, bajar o dominar la inflación ha sido muy difícil, ante la pregunta de por qué Argentina no pudo con ella, Trapé afirmó que “en realidad se lo podría dominar, aunque parece que Argentina no quiere”.

“La prueba está en la del resto de los países del mundo y en Latinoamérica. Pero lo que pasa en Argentina es que viene trayendo una larga historia de déficit fiscal. O sea, donde el gobierno gasta más de lo que recauda emitiendo más dinero, la mayoría de los países han entendido que esa diferencia tiene que volverse cero, es decir, no tiene que existir diferencia entre lo que se recauda y lo que se gasta, porque emitir dinero genera la inflación”, detalló.

En concordancia con lo anterior, el economista relacionó la situación de la Argentina con una persona enferma que toma sistemáticamente el remedio equivocado.

“Argentina es como una persona enferma que toma el remedio equivocado y sistemáticamente el médico le dice: ´usted tiene que cambiar y tomarse el otro remedio` y la persona insiste con el remedio que se está tomando y nunca se mejora. En Argentina es así, se recurre al control de precios ya sean precios fijos, precio sugerido, precios cuidados, o sea, se lo ha llamado de las distintas maneras a lo largo de la historia y se sabe por la experiencia de otros países que los controles de precios no sirven para frenar la inflación. Si usted no deja de emitir dinero, el control de precios se transforma solamente en ponerle la tapa a una olla a presión que tiene pretendido al máximo, entonces lo que hacemos es postergar el estallido”, selló.

Fuente: Señal U

historia argentina episodios inflacionarios inflación