La cancelación, ese infierno posible

En el espacio de reflexión de Filotalleres ATR con Julieta Kordys hablamos de un tema cada vez más candente y actual: la cancelación. Y usamos como disparador el caso de Michel Foucault.

La cancelación, ese infierno posible

Foto: Perfil

Sociedad Radio U Este Lejano Planeta / por Por Unidiversidad / Fuente: Este Lejano Planeta / CNN Chile / Publicado el 09 DE JUNIO 2021

A más de 30 años de su muerte, el filósofo Michel Foucault fue acusado de pedofilia por el también filósofo francés Guy Sorman (77). En una entrevista con The Sunday Times, Sorman dijo que visitó al autor de Vigilar y Castigar en 1969 en el pueblo de Sidi Bou Said, en Túnez. Ahí se habría enterado de que el reconocido filósofo pagaba a menores de edad para tener sexo con ellos.

Julieta Kordys, de Filotalleres ATR dio su opinión a Este Lejano Planeta sobre esta situación y planteo el debate sobre la cancelación de las obras tratando a los sujetos como un “todo” o sólo por los actos cometidos.

“Se trata de cancelar a alguien por un hecho o una práctica que haya tenido y que pueda ser calificado como condenable. ¿Debemos cancelar a todo Foucault?, ¿todo lo que él hizo es malo?, esta es la cuestión que debemos definir, si totalizamos al sujeto a partir de un solo aspecto de sus existencia”.

“Debemos tener en cuenta todo lo que representa una determinada persona, sobre todo para ir bajando de los pedestales a los ídolos/as que hemos tenido. Los eres humanos somos complejos y no podemos reducirlos a una sola dimensión”.

Otras acusaciones similares a la Foucault

Posteriormente, en entrevista con el programa “Çe soir”, Sorman se manifestó en contra de la cultura de la cancelación. “Lo que hizo Foucault con niños pequeños en Túnez, y que yo vi y que me reproché por no haber denunciado en su momento, me lleva no a rechazar la obra de Foucault, sino a mirarla de una manera diferente. Creo que sobre esto se habla mucho en Estados Unidos, la llamada cultura de la cancelación. No, no hay que cancelar nada, pero hay que verlo con doble mirada”, afirmó.

De todas formas, manifestó que le parece necesario saber que “el autor era un tipo horrible”.

La acusación contra Foucault se suma ahora a las que recibieron décadas atrás escritores como François Mauriac y Michel Tournier, o los teóricos René Schérer y Guy Hocquenghem, y más recientemente, el politólogo Olivier Duhamel (acusado por su hijastra, la jurista Camille Kouchner, de abuso sexual en el libro La familia grande) y el escritor Gabriel Matzneff, al que Valeria Spingora denunció en El consentimiento de promover la pederastia en sus libros y declaraciones públicas, en ocasiones festejadas por el mundillo intelectual en su país. Los tiempos cambian e incluso los actos privados de los descendientes de Sócrates pueden ser evaluados a la luz de la ética pública.

Escuchá la nota completa aquí

Audio

  • Columna de Filotalleres ATR.

    Con Julieta Kordys