El Gobierno inició la ronda de consultas para analizar la nueva etapa de cuarentena

La primera reunión fue con autoridades del gobierno porteño. Luego seguirá el análisis con los distintos gobernadores.

El Gobierno inició la ronda de consultas para analizar la nueva etapa de cuarentena

Foto: Télam

Nacional Unidiversidad Aislamiento obligatorio / por Unidiversidad / Infobae / Publicado el 06 DE MAYO 2020

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, recibió en su despacho al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y al ministro de salud porteño, Fernán Quirós. Participaron también de la reunión el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, y la secretaria legal y técnica, Vilma Ibarra. Es uno de los primeros encuentros de una nueva ronda de consultas dispuesta por el presidente Alberto Fernández, en la que también participarán gobernadores, para analizar cómo será la nueva fase de la cuarentena que se iniciará la próxima semana.

La atención está puesta justamente en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires, los distritos con mayor cantidad de contagios de coronavirus y de víctimas fatales. En esos centros urbanos, probablemente se habiliten pocos cambios con respecto a la última extensión del confinamiento, pese a que los funcionarios comenzaron a tomar nota del hartazgo social y del relajamiento de algunas pautas.

El ritual de cada víspera de extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio que decretó por primera vez Alberto Fernández al caer la noche del jueves 19 de marzo continuará con el análisis de los pedidos de los gobernadores, la ronda de consultas con el comité de expertos que asesora a la Casa Rosada, el encuentro virtual con los mandatarios provinciales y el consejo de los funcionarios de mayor confianza abocados a la crisis en torno al avance de la COVID-19 antes del anuncio, previsto para el fin de semana.

A última hora de la tarde de ayer, Cafiero, que concentra los pedidos de los gobernadores y del jefe de Gobierno porteño, recibió en su despacho de Casa Rosada al ministro de Salud, Ginés González García, y a Ibarra . El ministro coordinador se fue después a las apuradas, entrada la noche, a Olivos.

El ministro de Salud monitorea a diario la evolución de la curva de contagios, que este martes sumó 134 casos y alcanzó 5020 positivos en el país, concentrados en buena medida en la Ciudad y el Gran Buenos Aires. Ibarra estudia los alcances legales de la cuarentena, las atribuciones provinciales y las flexibilizaciones que planea el Gobierno a partir de la próxima semana.

El Presidente, el ministro de Salud y los sanitaristas que lo asesoran ya reconocen públicamente el cansancio social del aislamiento. Incluso Fernández había tomado nota del hartazgo antes del anuncio grabado y sin prensa del sábado 25 de abril, en el que habilitó las salidas diarias de una hora, que le valió un cortocircuito hasta con Axel Kicillof. El gobernador esperó a que terminara el mensaje presidencial que lo tomó de imprevisto para telefonear a Horacio Rodríguez Larreta, compartir la sorpresa con el jefe de Gobierno y empezar a analizar los pasos a seguir. Al otro día, junto a Omar Perotti y Juan Schiaretti, decidieron en conjunto no adherir a la recomendación del decreto nacional.

A última hora del martes, Rodríguez Larreta, Diego Santilli y sus principales colaboradores estudiaban los pedidos que hasta este jueves elevarán a la Casa Rosada sobre las actividades que la Ciudad pretende retomar a partir del lunes. “Estamos ganando días”, explicaban en alusión a la necesidad de estirar la mayor cantidad de días posibles, para la toma de decisiones, la evaluación de la curva de contagios y su tiempo de duplicación. El lunes, Cafiero conversó además un largo rato en su despacho con Felipe Miguel, su par porteño, sobre la nueva etapa del aislamiento.

El Gobierno había anunciado dos sábados atrrás la fase del aislamiento denominada “segmentación geográfica”: las restricciones dispuestas por la Casa Rosada pueden contar, hasta el domingo, con “excepciones provinciales”, aunque en los distritos con más de 500 mil habitantes el aislamiento continuó hasta estos días con casi la misma dureza de un mes y medio atrás.

El Presidente, los funcionarios de Salud y los expertos siguen con atención el “tiempo de duplicación de casos”, que todavía no es de más de 25 días, pero que en los últimos días, por efecto de la cuarentena total, se acercó a ese número. En paralelo, las presiones sociales y de los distintos actores de la economía empezaron a sentirse con más fuerza para encarar una reapertura progresiva.