La falta de agua impedirá que el dique Potrerillos se llene esta temporada

Se encuentra al 54 % de su capacidad total y el panorama es poco alentador. Las lluvias y nevadas atípicas de noviembre atenuaron la octava crisis hídrica que vive Mendoza.

La falta de agua impedirá que el dique Potrerillos se llene esta temporada

El embalse de Potrerillos está al 54 % de su capacidad. Foto: Unidiversidad / Marcelo Fernández.

Provincial

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: Irrigación

Publicado el 11 DE DICIEMBRE DE 2018

Mendocinos y turistas que han visitado el embalse Potrerillos en los últimos meses se han sorprendido por el bajo nivel de agua que contiene. Es que la situación del espejo de agua provincial viene complicándose año tras año. Si bien es cierto que entre agosto y noviembre el nivel es bajo, en diciembre el panorama deberíaa cambiar, pero eso no ocurrió hasta el momento. Para colmo de males, el panorama es poco alentador.

Este ciclo incumplido en esta época del año genera dos inconvenientes muy puntuales: el caudal de agua no alcanza para la demanda agrícola, que es cuando más crece, y es muy probable que haya falta de agua en algunos hogares del Gran Mendoza.

Ante este panorama, el director de Gestión Hídrica de Irrigación, Rubén Villodas, consideró: “No es agradable la situación, nos sorprende y estamos preocupados”.

Además, explicó: “Hasta fines de noviembre, el agua que viene por el río no alcanza para la demanda fundamentalmente agrícola, que es cuando la planta más crece. Más allá de la situación de sequía de estos años, durante estos meses siempre el caudal es más bajo que lo que se necesita. No hay temperatura suficiente en alta montaña para derretir la nieve que haya, poca o mucha. En los últimos años en particular, eso se ha vuelto más crítico”.

Sin embargo, Villodas recalcó: "El nivel mínimo del embalse se dio el 22 de noviembre, ayudado bastante por las lluvias que ha habido y por las nevadas tardías. Gracias a esto, dejó de bajar tan bruscamente como venía ocurriendo”.

El día lunes 10 de diciembre, el río tenía un caudal de 28 m3/s y el histórico es 68 m3/s, o sea, el 40 % del valor normal para la fecha y un 60 % menos del valor histórico.

Por otra parte, el funcionario de Irrigación recalcó: "Para la agricultura, que es a lo que se destina casi el 90 % del agua en un año, es el mayor problema esta situación, ya que no se puede regar la totalidad de hectáreas cultivadas, lo que genera pérdidas productivas".

"El 2018 ha sido un año atípico, porque hemos tenido nevadas en octubre, noviembre y diciembre. También hemos tenido varios días de lluvias que han permitido aprovechar de la mejor manera el agua de riego. Donde llovió, no se regó además, y ese turno de riego se guardó en los embalses", resumió Villodas.

Por último, el ingeniero recalcó que la situación mejorará en 2019, aunque reconoció que el embalse no se llenará: "Por las previsiones nuestras, teniendo en cuenta el pronóstico que realizamos y la planificación de riego que se ha hecho desde la Subdelegación del río Mendoza, calculamos que el embalse se va a recuperar, va a llegar a más de 80 % para el mes de abril. Pero llenarse, no se va a llenar", finalizó.

 

economía medioambiente provincial agricultura protrerillos embalse agua falta 2018