La historia de Pablo Salum en la secta de Villa Crespo: “Captan a personas en situación de vulnerabilidad”

Así lo expresó en Radio U el principal testigo y denunciante de la causa en la que se busca desbaratar esta presunta organización criminal que funcionaba bajo la fachada de una escuela de yoga en la Ciudad de Buenos Aires.

La historia de Pablo Salum en la secta de Villa Crespo: "Captan a personas en situación de vulnerabilidad"

Télam

Actualidad

Podría ser peor

Radio U

Unidiversidad

Publicado el 22 DE AGOSTO DE 2022

En los últimos días, la "Escuela de Yoga" de Villa Crespo estuvo en la tapa de todos los diarios, luego de que un multitudinario operativo policial desbaratara, el pasado viernes 19 de agosto, una presunta secta que operaba con sedes en la Ciudad de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense. Según las acusaciones presentadas en la Justicia, detrás de esa fachada, la organización se dedicaba a la captación de personas con la finalidad de someterlas a explotación sexual y laboral.

El principal denunciante y testigo de la causa es Pablo Salum, que ha dedicado gran parte de su vida a denunciar este tipo de organizaciones. En este caso, sus denuncias avanzaron en la Justicia.

Salum pasó por Podría Ser Peor (Radio U). Habló de esta secta, cóntó cómo operaba y cómo captaban a familias enteras (una de ellas fue su propia familia).  

Para Salum, la realidad es que las víctimas no ingresan en estas organizaciones porque sí, sino que son captadas. “En mi caso, fui captado junto a mi madre cuando era muy pequeño. Luego de mucho tiempo, logré escapar y denunciar lo que verdaderamente ocurría puertas adentro. Desde entonces, y en este camino de ayudar al otro, logramos una legislación, logramos desbaratar a muchas otras organizaciones, logramos sentencias judiciales que me ayudaron a fortalecernos”, expresó.

Entre los detenidos está Juan Percowicz, un hombre de 84 años que ya había estado vinculado con una investigación similar, dos décadas atrás y por hechos similares. Él es una de las figuras más comprometidas y señaladas por Salum, que comenzó a denunciar el accionar de la organización entre 1991 y 1992, cuando logró escapar. Su madre, en tanto, llegó a ser la mano derecha de Percowicz por el rango de jerarquía que logró adquirir.

“Toda mi familia formaba parte de esta organización. Dentro de estas organizaciones, sus integrantes buscan desvincular a la víctima de todo su entorno; eso fue lo que hicieron conmigo. Cuando yo me escapé, a la edad de 14 años, me desvincularon por completo de mis familiares”, dijo.

“Siempre captan a personas en situación de vulnerabilidad”, afirmó, y agregó que su familia fue de las primeras en formar parte de la secta, a fines de la década de 1980, y él fue el primer niño en ser reclutado. Llegaron por un problema de salud de su madre al lugar, en el que en un principio se practicaba yoga.

“La vulnerabilidad puede ser por un tema económico, depresión, un tema físico, un mal de amores, un tema sentimental. Juegan también cuando una persona está sola y necesita ser parte de un grupo”, resaltó.

Además, aclaró que, “dentro de las organizaciones coercitivas, los que peor la llevan son los niños porque los adultos se convierten en victimarios de sus propios hijos”.

“Las víctimas son captadas, las despojan de su voluntad, y las doctrinas que se les introducen son las de un grupo de élite, un grupo que van a salvar al mundo, y que los demás son seres inferiores. Cuando uno está captado, ve como una tragedia que un familiar no pertenezca”, remarcó.

A fines de la década de 1990, Salum logró escapar del edificio que funcionaba como centro de operaciones. Según contó, parte de su familia –madre y hermanos– continúan siendo parte de la secta.

 

Escuchá la nota completa acá.

Audio

  • Entrevista con Pablo Salum.

    Especialista en sectas

Fuente: Radio U

pablo salum secta de villa crespo escuela de yoga