La imagen no es todo: Cecilia Roth y las críticas a los estereotipos de belleza

La revista "Gente" publicó en su tapa una foto de la protagonista de "Crímenes de familia" excesivamente editada. Inmediatamente, surgieron críticas sobre las exigencias del ideal de belleza femenino y hasta la actriz se mostró en desacuerdo con la modificación.

La imagen no es todo: Cecilia Roth y las críticas a los estereotipos de belleza

Foto: www.cronista.com

Sociedad Unidiversidad Sexo, género y diversidad / por Julia López / Publicado el 28 DE AGOSTO 2020

Tras el estreno en plataformas de streaming de Crímenes de familia, Cecilia Roth fue invitada por la revista Gente para ser la imagen de tapa de la edición de la semana pasada. Las fotos fueron excesivamente modificadas para hacerla parecer muchísimo más joven y esto puso nuevamente en debate (sí, una vez más) los estereotipos de belleza y las exigencias de imagen que se imponen particularmente a las mujeres. 

El filme, dirigido por Sebastián Schindel y coprotagonizada por Roth y Miguel Ángel Solá, está basado en hechos reales. Tanto ONU Mujeres como la Organización Internacional del trabajo auspiciaron el estreno, cuya historia aborda distintas aristas y manifestaciones de la violencia machista, algo que entra en total contradicción con la violencia reproducida en la tapa de la revista Gente.  

Netflix y un error grosero por la hipersexualización de niñas con una película que desata polémica

La plataforma anunció el estreno de la película "Cuties" con un afiche y una descripción que sexualiza a niñas de 11 años. Tras las críticas, pidieron perdón y cambiaron el anuncio. El contenido del film también quedó en el ojo del ...

Se evidenció algo que no es nuevo en nuestra sociedad, pero que sí necesita ser revisado una y otra vez hasta que cambie: los medios de comunicación solo aceptan a las mujeres que cumplen con un ideal –como tal, inalcanzable– de belleza hegemónica. Roth se adapta a varios de esos parámetros (es blanca y flaca, por ejemplo), pero no al de juventud. 

La actriz tiene 64 años, una amplia trayectoria y una reconocida carrera artística. Protagonizó éxitos como Un lugar en el mundo y Todo sobre mi madre. Ganó dos premios Goya y es una de las fundadoras de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina. Toda esta experiencia profesional la adquirió con el correr de los años, algo que, por naturaleza, también dejó huellas en su cuerpo. 

Sin embargo, el exitoso recorrido de Roth no importó a la hora de trabajar la imagen de la tapa de la revista Gente y se priorizó eliminar de su cara cualquier signo del paso del tiempo. Apareció así una mujer sin una sola arruga, pliegue ni marca en la piel. Esto provocó un revuelo del que hasta la misma actriz se hizo eco para manifestar su desacuerdo con el abuso de la edición digital de su imagen.

En su cuenta de Instagram, Cecilia Roth publicó una fotografía de ella en su casa y escribió: "Así soy, así estoy hoy. En casa, en pijama, con mi gato... Quien quiera oír, que oiga". Entrevistada por CNN Radio, remarcó las críticas: "Las fotos son maravillosas, pero las retocaron porque es una característica de los medios y no me gusta que pase eso (...) Yo quiero ser como soy a la edad que tengo y con el tiempo que he vivido".

La invisibilización de las mujeres adultas y viejas no sucede únicamente en la ficción, sino también en los segmentos que pretenden una representación más realista de la realidad, como los periodísticos. Sin hacer mucho esfuerzo, cualquier persona puede enumerar cinco nombres de periodistas varones de más de 50 años. No sucede lo mismo si preguntamos por mujeres. 

El patriarcado se reinventa en cuarentena

En los días durante los cuales ha regido el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPyO) decretado en Argentina y gran parte del mundo, se han viralizado una gran cantidad de contenidos sobre la situación. Entre información sanitaria, relevamiento de datos nacionales e internacionales y medidas de los gobiernos, se filtraron -como siempre- los memes.

No son solo los medios de comunicación. Existe toda una industria edificada para tapar las huellas de los años, dedicada exclusivamente a las mujeres: cirugías, cremas, tratamientos corporales, intervenciones quirúrgicas. ¿Cuánto tiempo, energía y dinero tiene que destinar una mujer a esconder la realidad del propio cuerpo? ¿Cuál es el precio a pagar para ser aceptadas?

Respecto de esta situación, desde el proyecto Mujeres que no fueron tapa hicieron varias publicaciones en redes sociales. En una de ellas, sostenían: “La juventud es uno de los elementos más crueles del mandato de belleza, al lado de la blanquitud. Es cruel, además de racista y clasista, o también por eso, porque no podemos incidir sobre ese hecho. No podemos ser más blancas de lo que somos ni detener el tiempo”.

null

Es cruel porque aunque no sea posible, seremos inducidas permanentemente a hacerlo, porque se nos educa en la idea de que para acceder a la felicidad, ser amadas, elegidas y deseadas, debemos ser jóvenes y bellas.2/7

Lo que hicieron en la revista Gente no fue algo aislado ni inocente. Es parte de la mala costumbre social de sexualizar a cualquier mujer y convertirla en un objeto que, si no es de agrado, nadie quiere. Es lo que hicieron con Yalitza Aparicio, protagonista de Roma, al aclararle la piel. También com Lupita Amondi Nyong'o, de 12 años de esclavitud, al cortarle y alisarle el pelo rizado característico de las personas negras y afrodescendientes. Y con tantas otras.

La subrepresentación en los medios de todas las identidades que no son social y hegemónicamente “bellas” es un hecho. Eso es lo que hay que revertir. Y, aunque a muchas personas les pese, son la mayoría. Quien quiera oír, que oiga.  

estereotipos | cecilia roth | crímenes de familia