La NASA busca conocer nuevos datos sobre el sistema solar

Con ese objetivo, una sonda tomará muestras del asteroide Bennu.

La NASA busca conocer nuevos datos sobre el sistema solar

La sonda espacial Osiris-REx, realizará el descenso a la superficie del asteroide Bennu. Foto: NASA/Goddard/Universidad de Arizona

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad/Télam

Publicado el 19 DE OCTUBRE DE 2020

La sonda espacial Osiris-REx, lanzada en septiembre de 2016, realizará el descenso a la superficie del asteroide Bennu con el objetivo de tomar muestras que podrían entregar datos a la ciencia para comprender la conformación del sistema solar y de la galaxia.

La misión implica no solamente un viaje de millones de kilómetros de distancia, un período de más de dos años de orbitación en derredor del asteroide y el descenso para la recolección de material, sino también el regreso de la nave al planeta la Tierra planificado para 2023.

El período en el que la sonda orbitó fue aprovechado por los científicos de la NASA para descartar las impresiones iniciales sobre la apariencia de ese objeto astronómico: se creía que estaba cubierto de arena, por lo que se crearon los dispositivos de recolección, pero ahora se sabe que es un terreno escarpado y lleno de piedras.

"Pensamos que iba a tener mucho más material de grano fino, pero hay muchas rocas grandes en la superficie. Eso hace que sea difícil introducir algunas rocas más pequeñas en el muestreo", dijo el ingeniero espacial Mark Fisher en declaraciones consignadas por la revista Wired.

OSIRIS-REx TAG Trailer

On Oct. 20, the OSIRIS-REx mission will perform the first attempt of its Touch-And-Go (TAG) sample collection event. Not only will the spacecraft navigate to...

 

Descenso y toma de muestra

Se espera que el descenso sea lento, con una demora de cerca de 4 horas y media para recorrer un kilómetro. Por ello, el director del proyecto OSIRIS-REx, Richar Burns, dijo ser "cautelosamente optimista" sobre la operación.

Luego, la nave desplegará un brazo de poco más de 3 metros que, cuando entre en contacto con la superficie, expulsará una ráfaga de gas nitrógeno para remover partículas y capturar hasta 2 kilogramos de polvo y rocas, la mayor cantidad de material extraterrestre traído del espacio exterior desde la era de los viajes a la Luna.

Aunque el sistema podría trabarse con objetos más grandes de los esperados, hay una parte que trabajará como un "velcro" que garantiza que, al menos, 60 gramos del material de la superficie estarán disponibles para las investigaciones.
 

sociedad nasa asteoride sistema solar galaxia descubrimiento