La reapertura del Aeropuerto fortaleció lazos entre Cornejo y Macri

El presidente de la Nación visitó la Provincia y la halagó: dijo que ahora tiene la aeroestación más moderna del país y que Cornejo es uno de los mejores gobernadores de la Argentina.

La reapertura del Aeropuerto fortaleció lazos entre Cornejo y Macri

Los jefes del Poder Ejecutivo a nivel provincial y nacional mostraron una relación de confianza y complicidad. Foto: Axel Lloret.

Provincial Unidiversidad Reapertura del aeropuerto / por Milagros Martín Varela / Publicado el 07 DE DICIEMBRE 2016

Como sello del primer año de gestión del frente Cambiemos, el presidente de la Nación y el gobernador de la Provincia inauguraron el Aeropuerto Internacional de Mendoza, luego de tres meses de que permaneciera cerrado por remodelaciones. Los funcionarios destacaron la promesa cumplida del plazo e hicieron un balance positivo de la obra. En sus discursos, Macri y Cornejo dejaron manifiesta una relación de confianza, apoyo mutuo y voluntad de seguir los próximos años de gobierno trabajando codo a codo.

Mauricio Macri llegó pasadas las 10.50 a la provincia. A diferencia de su visita anterior, en agosto, cuando aterrizó en la IV Brigada Aérea, esta vez lo hizo en el nuevo Aeropuerto, remodelado y con la pista de aviones reparada. Dio una sensación de déjà vu en los discursos del presidente y del gobernador Cornejo, a quienes les fue inevitable volver a hablar de la “pesada herencia”. En particular, el mandatario provincial señaló que el cierre trimestral de la aeroestación podría haberse evitado si la administración anterior hubiese hecho las obras correspondientes en tiempo y forma.

En tanto, Macri se refirió al gobierno antecesor cuando mencionó el tratamiento del proyecto de ley sobre el Impuesto a las Ganancias, aprobado anoche en Diputados del Congreso de la Nación. Calificó de “irresponsabilidad” de los legisladores de esa Cámara el haber dado la sanción inicial a la iniciativa que establece un nuevo mínimo no imponible a Ganancias y nuevos impuestos. El jefe de Estado observó que el tratamiento y aprobación de esa ley trata a los argentinos “como si no tuviésemos memoria” y que quienes votaron de manera positiva son los mismos que “nos dejaron un país quebrado”.

En un contexto de fuertes reclamos sociales, Macri y Cornejo se mostraron orgullosos de haber cumplido con el plazo previsto para la remodelación del aeropuerto. Tres meses durarían las obras, habían dicho, y tres meses fueron: el lugar se cerró el 7 de septiembre y se reabrió el 7 de diciembre. Al final de un segundo semestre frustrado, en el sentido de que no se dio el respiro económico y financiero que la ciudadanía esperaba por las palabras del presidente durante la campaña electoral y los primeros meses de gestión, la reapertura de este aeropuerto, calificado por el propio mandatario como “el más moderno de la Argentina”, simbolizaría para Macri y para Cornejo una promesa cumplida.

Ambos gobernantes resaltaron los puestos de trabajo que se dieron con esta refacción de El Plumerillo y adelantaron que esto traerá ventajas en el turismo a Mendoza. En este sentido, aseguraron que la provincia tenía 21 vuelos diarios y ahora tendrá 30, mientras que podrá recibir 50 vuelos por día. Además, habrá nuevos vuelos tanto nacionales como internacionales, entre los que se destacaron como destinos y lugares de origen Santiago de Chile, Lima y Florianópolis.

Macri también se refirió al “federalismo” que representa el nuevo aeropuerto de Mendoza. “Espero que cada argentino tenga la posibilidad de conectarse con el mundo sin necesidad de pasar por Buenos Aires”, expresó el presidente.

En la conferencia de prensa que dio el mandatario luego de su discurso en la sala del aeropuerto y de una rápida visita por El Algarrobal, Macri hizo una nueva promesa para el segundo semestre, pero esta vez sobre otra obra pública esperada por los mendocinos: la doble vía Mendoza-San Juan por la Ruta 40.

Entre los invitados al evento de la reapertura de la aeroestación mendocina se encontraban legisladores nacionales como Julio Cobos y Stella Maris Huczak, Nestor Parés, César Biffi y Juan Carlos Jaliff, entre los provinciales, y miembros del Poder Judicial como el Procurador Alejandro Gullé y los jueces de Corte José Valerio y Pedro Llorente, entre otros. No asistió al lugar Omar Palermo. Además, estuvieron presentes intendentes de distintos departamentos de la provincia, como Tadeo García Zalazar, de Godoy Cruz; Marcelino Iglesias, de Guaymallén; Omar De Marchi, de Luján de Cuyo; Rodolfo Suárez, de Capital; Roberto Righi, de Lavalle, y Norma Trigo representando a Santa Rosa. Otras figuras públicas fueron los ministros Rubén Giacchi, de Salud; Enrique Vaquié, de Economía, Infraestructura y Energía; Martín Kerchner, de Hacienda; Gianni Venier, de Seguridad; el director general de Escuelas, Jaime Correas, y la vicegobernadora Laura Montero.


Cómplices

Esa fue la imagen que dieron Macri y Cornejo. Se mostraron hasta afectuosos el uno con el otro y sostuvieron el apoyo mutuo con el discurso de cada uno.

El presidente incluso señaló que Cornejo “es uno de los mejores gobernadores que tenemos en Argentina, un gran luchador”. También aseguró que “Mendoza está cambiando, está cambiando para bien y va a seguir creciendo”, al tiempo que apoyaba su mano en el hombro del mandatario provincial en gesto de confianza y apoyo.

En cuanto a las declaraciones que Macri había hecho en una entrevista del diario Los Andes, dando de manera implícita un aval a La Pampa sobre el conflicto de las aguas del Río Atuel y de la obra de Portezuelo del Viento, el presidente intentó en su discurso y en su conferencia de prensa atenuar esos dichos y poner, de alguna manera, en igualdad de condiciones a esa provincia con Mendoza.