Los candidatos a presidente estarán obligados a debatir antes de las elecciones

La Cámara de Diputados sancionó la ley de debates preelectorales obligatorios, en una votación que resultó 152 a 38, tras una discusión con cruces picantes.

Los candidatos a presidente estarán obligados a debatir antes de las elecciones

El proyecto fue aprobado con 152 votos positivos, 38 negativos y una abstención, y obliga a debatir a los candidatos a presidente que hayan superado las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Nacional Unidiversidad #ArgentinaDebate / por Unidiversidad / Fuente: El Parlamentario / Publicado el 24 DE NOVIEMBRE 2016

La silla vacía de Daniel Scioli en el primer debate presidencial de la historia argentina es una escena que no volverá a repetirse. La Cámara de Diputados convirtió en ley, en la madrugada de este jueves 24, un proyecto que fija la obligatoriedad de los debates preelectorales entre candidatos a presidente.

El titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Pablo Tonelli (PRO), recordó que “si bien en la última elección tuvimos debate, lo cierto es que fue muy trabajoso ponerse de acuerdo en las condiciones y características”.

El proyecto fue aprobado con 152 votos positivos, 38 negativos y una abstención, y obliga a debatir a los candidatos a presidente que hayan superado las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Como autoridad de aplicación, la Cámara Nacional Electoral (CNE) contará con el asesoramiento de organizaciones del ámbito académico y de la sociedad civil para fijar el reglamento, los moderadores y las temáticas. Según la flamante ley, se realizarán dos debates –uno en el interior del país–, entre los 20 y 7 días anteriores a la fecha de elección; y habrá uno adicional en caso del balotaje, que tendrá que hacerse 10 días antes de la segunda vuelta electoral.

La transmisión será a través de los medios públicos del país y durante el debate “se suspenderá la publicidad electoral en los servicios de comunicación audiovisual y los anuncios públicos de los actos de gobierno”.

Por otra parte, se señala que, en caso de que expresen su voluntad, los candidatos a vicepresidente también podrán protagonizar un debate.

Desde el Frente para la Victoria, la diputada Emilia Soria cuestionó el “apuro” del oficialismo por aprobar el proyecto, que no fue discutido en comisiones. “No tenemos elecciones presidenciales... a menos que alguno esté por tirar la toalla porque las cosas no le están saliendo bien...”, sugirió la rionegrina.

 

 

Margarita Stolbizer recogió el guante. “Solo algunos pueden estar en contra (de los debates presidenciales): son los que bancaron al candidato ausente en el debate, son los que bancaron a una presidenta que en 12 años nunca aceptó un debate, los que hicieron del culto a la mentira la posibilidad de estar bastantes años en el gobierno”, retrucó la líder del GEN.

 

En tanto, Carla Carrizo consideró que la experiencia del año pasado, preparada por un conjunto de organizaciones denominado Argentina Debate, no fue buena, y remarcó que era necesaria una ley para obligar a los postulantes a debatir sus propuestas de campaña. La discusión en el recinto estuvo atravesada por un fuerte cruce entre Diego Bossio (justicialista) y la camporista Mayra Mendoza.

Fuego cruzado

El enviado especial al debate de Unidiversidad reflexiona sobre una noche de mucho show y poca ...