Los desafíos del Hospital Carrillo

Tras la asunción del nuevo director, Diego Irigo, se comenzará a trabajar en un proyecto de “refuncionalización” del establecimiento. Hasta ahora no ha funcionado al 100 % de su capacidad y se dificulta la ayuda a otros hospitales de Mendoza, objetivo para el que fue creado.

Los desafíos del Hospital Carrillo

El hospital Ramón Carrillo fue creado en 2010 para descomprimir las consultas en el Notti y Lagomaggiore, pero hasta ahora no se lo ha utilizado en su totalidad. Foto: Axel Lloret.

Sociedad

Salud

Unidiversidad

por Unidiversidad/ Rodrigo Armiento

Publicado el 10 DE FEBRERO DE 2016

El jueves 4, el ministro de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Rubén Giacchi, junto a su gabinete y a los directores de los hospitales H. Notti y L. Carlos Lagomaggiore, Raúl Rufeil y Mario Bustos Guillén respectivamente, anunció al nuevo director del hospital Ramón Carrillo: Diego Agustín Irigo.

A casi una semana de su asunción, el doctor Irigo hizo especial énfasis en la refuncionalización del hospital, el cual fue inaugurado durante la gobernación de Celso Jaque en 2010, con el objetivo de poder descomprimir los hospitales Notti y Lagomaggiore. Pero el hospital ha tenido desde entonces muchas críticas con respecto a la falta de servicios.

En junio de 2014, el gobernador Francisco Pérez inauguró la segunda etapa del hospital, con una inversión de $ 70 millones. La reinauguración consistió en una ampliación de 5 mil metros cuadrados y la puesta en marcha de los servicios de terapia de adultos, neonatología, área de partos y cirugía, esterilización, internación y guardias médicas. Pero las críticas siguieron, y el hospital no llegó a funcionar nunca a su máxima capacidad, siempre aspirando a su objetivo principal. Será éste uno de los desafíos que tendrá que afrontar el nuevo funcionario.

Diego Agustín Irigo es médico pediatra. Obtuvo esta especialización durante su paso por el hospital pediátrico Humberto Notti en 2005. Posteriormente viajó a España, donde adquirió experiencia trabajando para un hospital infantil. En 2013 regresó para trabajar en el Notti nuevamente y ahora asume como el director del hospital Ramón Carrillo. Cuenta que, ediliciamente, es un centro de salud que se encuentra en muy buenas condiciones pero que falla a la hora de prestar servicios, por lo que se está realizando un relevamiento de la situación. “La principal complicación es la falta de médicos especialistas en distintas áreas, principalmente guardia pediátrica, internación pediátrica y anestesia”, aseguró el funcionario.

El doctor Irigo el día de su asunción, junto al ministro de Salud, Rubén Giacchi. Foto: Axel Lloret.

 

Actualmente, el hospital cuenta con los servicios de atención de urgencia de niños y adultos, ginecología y obstetricia, internación pediátrica, neonatología, partos, cesáreas programadas, servicios de laboratorio y radiología las 24 horas. También cuenta con una farmacia y atención en consultorios externos.

El director reafirmó el hecho del trabajo colectivo y simultáneo, para poder brindar un mejor servicio a la comunidad. “El proyecto en el que se está trabajando es en conjunto con los otros hospitales (Notti y Lagomaggiore) y, en primera instancia, la idea es descongestionar la guardia e internación, brindando los servicios necesarios para que la gente que vive en Las Heras no tenga que acudir al Notti”, dijo Irigo al respecto. Luego detalló en qué consiste la iniciativa: “Lo que estamos tratando de hacer es refuncionalizar, con al menos dos pediatras por día y mayor personal. Hasta ahora el hospital no cuenta con estos profesionales en la guardia. Esta medida generará un impacto directo en las consultas del Notti. Por otra parte, sumamos camas en la parte de hospitalización pediátrica, donde hay capacidad para 40 pacientes y hoy hay sólo 5 internados. Por lo tanto, en internación y guardia, no se ha estado operando al 100 % de su capacidad”.

“El objetivo es refuncionalizar de manera tal que podamos dar respuesta a la población. Además de la búsqueda de personal especializado, la primera gran contratación será para médicos pediatras en emergencia (que, como se mencionó anteriormente, están en falta). Luego se analizará la contratación de mayor personal cuando los números de consulta e internación requieran de éstos”, completó.

Por día, el centro de salud atiende entre 150 y 200 consultas. Según el director, en su mayoría son por servicios de urgencia en el área de guardia pediátrica. Las otras consultas son realizadas por los servicios a adultos y el área de ginecología.

hospital carrillo nuevo director desafíos