Los riesgos de abusar del paracetamol, el medicamento más vendido en Argentina

Según un informe realizado por la Asociación Toxicológica Argentina, en 2021, el número de personas intoxicadas por analgésicos ascendió a 660 en todo el país. Del total, 18 fueron ingestas intencionales de paracetamol, y 8, tentativas suicidas.

Los riesgos de abusar del paracetamol, el medicamento más vendido en Argentina

Foto: Télam

Sociedad

Salud

Unidiversidad

Ernesto Gutiérrez

Publicado el 05 DE NOVIEMBRE DE 2021

El paracetamol es un medicamento que gran parte de la población suele tener en su casa o llevarlo dentro de un bolso, mochila o cartera. Para cualquier dolor (leve) que se pueda tener, es frecuente echar mano de este analgésico tan común. Sin embargo, y debido a la popularidad que alcanzó este fármaco por su fácil acceso, su económico valor y por aliviar algunos síntomas del coronavirus en pandemia, los casos de intoxicación y sobredosis aumentaron en los últimos meses. Por estos hechos, pasó a ser el agente farmacéutico más investigado en los centros de intoxicación de la Argentina.

La Asociación Toxicológica Argentina, junto al Hospital Italiano de Buenos Aires, recabó esa información, elaboró un informe nacional y alertó por el aumento de casos por intoxicación e intentos de suicidio con analgésicos en el Congreso Ateneo Federal de Toxicología de la Argentina. En él participaron Sergio Saracco, toxicólogo y presidente en Asociación Toxicológica Argentina, y las especialistas en Toxicología del Hospital Italiano de Buenos Aires, las doctoras Macarena Parot Varela y Graciela Quevedo.

“El paracetamol es uno de los analgésicos y antipiréticos de mayor uso clínico y domiciliario debido a su libre comercialización, su alta efectividad y su bajo costo, lo que hace más fácil que sea uno de los principales agentes causantes de sobredosis accidentales e intencionales que conllevan a consultar a los servicios de urgencias de todo el país”, expresó Sergio Saracco a Unidiversidad.

En 2021, explicaron los especialistas en el Ateneo de Toxicología, las cifras ascendieron a los 660 casos severos por la automedicación con este producto.

“El dato que nos alerta también es que solo en la última semana de octubre pudimos contabilizar 18 hechos por ingestas intensivas de paracetamol y 8 con tentativas suicidas”, explicó Macarena Parot Varela, toxicóloga del Hospital Italiano de Buenos Aires.

“En una comparativa de años anteriores –continuó la especialista–, la curva va en ascenso, ya que, en 2020, se presentaron 522 casos, de los cuales 15 fueron por paracetamol, 9 fueron suicidas y 3 accidentales. Si bien el estudio confirma un leve aumento durante la pandemia, también se observa que ese consumo continuó creciendo en este año. En líneas generales, podemos decir que solo en los últimos 5 años hubo casi 3000 casos severos por automedicación con analgésicos. De ese total, 70 fueron por intoxicaciones y 35 fueron intentos de suicidio con paracetamol. La situación es gravísima”, sostuvo durante el ateneo de toxicología.

Principal riesgo: insuficiencia hepática

El hígado es uno de los órganos esenciales más grandes del cuerpo humano. Sus funciones abarcan la producción de proteínas, la metabolización de la glucosa, el hierro y el colesterol, e incluso de sustancias y medicamentos que se ingieren.

“La insuficiencia hepática es una inflamación del hígado como reacción a determinadas sustancias a las que se estuvo expuesto, entre ellas, los medicamentos. En algunos casos, esta se desarrolla a las pocas horas o días de exposición a la toxina. Los síntomas de la insuficiencia hepática con frecuencia desaparecen cuando se suspende la exposición a la toxina. Sin embargo, puede dañar el hígado de forma permanente al producir una cicatrización irreversible del tejido hepático (cirrosis) y, en algunos casos, falla hepática, que puede poner en riesgo la vida o llevar a un trasplante de hígado”, explicó el  presidente de la Asociación Toxicológica Argentina.

Algunos de los primeros síntomas son náuseas, vómitos, dolor abdominal y pérdida del apetito. “Es importante saber que los síntomas de las lesiones hepáticas pueden demorar en aparecer o volverse lo suficientemente graves como para notarlos. En algunos casos, los síntomas se pueden confundir con alguna otra enfermedad o desaparecer por completo, pero eso no significa que no haya lesiones hepáticas. Para reducir el riesgo de una sobredosis accidental, siempre se debe leer y seguir las indicaciones del prospecto del medicamento”, resaltó Saracco, que también es director del Observatorio de Salud Pública y Problemáticas de Consumo de la UNCUYO.

Además, según afirmaron los especialistas, este fármaco tiene una excelente biodisponibilidad en el organismo si se lo consume de manera adecuada: un comprimido de 350 a 600 miligramos cada 4 a 6 horas, o de 1 gramo cada 6 a 8 horas en adultos y 10 a 15 miligramos por kilo cada 4 a 6 horas, con un máximo de 75 miligramos por kilo en niños o niñas.

“Tanto en adultos como en niños o niñas, el pico de concentración plasmática o reacción analgésica se presenta después de 30 a 60 minutos de su administración por vía oral, y su vida útil es de 24 horas. Por eso recomendamos no abusar de este fármaco. Por más que hayan pasado 6 u 8 horas de su primera ingesta, en el organismo siguen quedando rastros del medicamento que ayudan con la enfermedad del paciente. Si pasamos un par de horas sin consumirlo, el efecto del medicamento continúa. Además, ayuda al hígado a distribuir mejor su concentración plasmática en el cuerpo. Con esto, no saturamos al hígado y nos evitamos un mal mayor. El medicamento más seguro es el que no se toma”, detalló Saracco.

 

El rol de las redes sociales e internet

Otro punto que reveló el informe fue que las mujeres adolescentes son las que mayor grado de suicidio cometen con el paracetamol debido a la accesibilidad del producto por internet y a la gran cantidad de información que de él encuentran.

“El 65 % de las personas que mayor grado de suicidio cometen con el paracetamol son mujeres. El dato alarmante es que afirmaron hacerlo gracias a contenidos publicados en internet. Allí encontraban videos sobre la dosis exacta, el grado de toxicidad y los gramos a ingerir para generar fallas en el organismo y morir. Por este hecho, hemos elevado un informe para que las autoridades sanitarias nacionales tomen cartas en el asunto y que regulen la información publicada por la web”, manifestó la especialista Graciela Quevedo.

En sintonía, Saracco resaltó que no solamente es crítica la cantidad que se ingiere, sino el acceso que tienen estas personas, sobre todo niños, niñas y adolescentes al producto.

“Días atrás, llegó al consultorio una niña de 14 años en muy mal estado y con una falla hepática, había ingerido 40 gramos de paracetamol. Por suerte, pudimos salvarla. Luego de su recuperación, pregunté cuántos blísteres había consumido y me contestó: 'No, fue un frasco de 50 gramos que compré por Mercado Libre'. Creo que a estas acciones, como papás, debemos prestarles mucha atención, pero mucho más deben hacerlo las autoridades sanitarias o la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) para que regule la publicidad y venta de estos fármacos de venta libre”, dijo el toxicólogo.

“Desde la Asociación Toxicológica Argentina, venimos desarrollando informes en los que presentamos estos comportamientos agravados por la venta libre de este medicamento vía online. Hemos pedido un relevamiento a los centros toxicológicos del país para presentar una nota formal al Anmat, como al Ministerio de Salud de la Nación, para que contemple que las presentaciones de 650 miligramos o de 1 gramo no sean de venta libre. Tal y como sucedió con el ibuprofeno, con el que se logró que las presentaciones de 600 y 800 gramos fueran de venta por receta, hoy lo pedimos por el paracetamol de 1 gramo”, completó Saracco.

qué es el paracetamol para qué sirve el paracetamol intoxicación suicidios anmat asociación toxicológica argentina hospital italiano de buenos aires