Macri, sin protocolos

El presidente visitó la localidad de Perdriel, en Luján, y sorprendió con su discurso informal.

Macri, sin protocolos

Macri llegó a Luján sin corbata y hasta trotó hasta las vallas para saludar a los vecinos. Foto: Prensa Gobierno de Mendoza.

Provincial

Macri en Mendoza

Unidiversidad

Milagros Martín Varela

Publicado el 17 DE AGOSTO DE 2016

Luego del acto oficial por el 166.º aniversario del fallecimiento del General Don José de San Martín, realizado en el Cerro de la Gloria, el gobernador Alfredo Cornejo y el presidente Mauricio Macri se dirigieron a Perdriel, en Luján de Cuyo. Allí, tanto el discurso como el comportamiento del primer mandatario cambiaron totalmente, ya que Macri se mostró relajado e informal con los vecinos lujaninos.

Al arribar a la comuna, lo primero que hizo Mauricio Macri fue pedirle el baño a una vecina. En su discurso, que le sucedió al del intendente Omar De Marchi y al de Cornejo, el presidente "homenajeó" a Don Cruceño, un trabajador ferroviario de la localidad, a quien De Marchi fue a buscar para llevarlo al atril. Los encargados de seguridad levantaron a Don Cruceño por sobre las vallas para que pudiese llegar al lado del Presidente.

Macri firmó autógrafos a los niños que habían asistido de las escuelas, y al terminar su discurso los saludó y cruzó corriendo la calle para saludar al resto de los vecinos que estaban detrás de las vallas. Las imágenes de estos hechos trajeron a la memoria la campaña del ahora mandatario de la Nación, en la que se lo veía caminando entre barrios bonaerenses más bien periféricos y hablando con sus habitantes para "escuchar sus problemas".

Tras los incidentes en Mar del Plata, la amenaza de un hombre de Godoy Cruz que dijo que Macri "volaría por los aires" al llegar a la provincia y los globos negros soltados por los sindicatos y organizaciones sociales sobre el Cerro de La Gloria con la leyenda "persona no grata", parece que el Presidente optó por volver a ese rol de candidato del "cambio", un papel en el que claramente se siente cómodo. Probablemente su objetivo sea reconquistar su legitimidad como máximo representante elegido por el pueblo.
 

El "no anuncio"

Si bien Macri iba a ser parte del "anuncio" de obras públicas de cloacas en Luján, en realidad la novedad ya se conocía. El Jefe de Estado, más bien, visitó al departamento que dirige su compañero de partido, Omar De Marchi, en un acto simbólico. 

No obstante, el intendente invitó a los habitantes de Luján a acompañar al Presidente "imitando a San Martín". Dirigiéndose a Macri, dijo: "Sos el hombre, es el tiempo y es el momento". También expresó que "no hay tiempo para especular más en Argentina". 

Por su parte, el gobernador Cornejo agradeció a los presentes y además de señalar que hay "mucha gente que quiere desunirnos" (a los mendocinos), el gobierno nacional y provincial buscan la unión. Señaló que la sensibilidad social no es regalar dinero, sino "crear condiciones para que el individuo se desarrolle". A esto agregó que "buscamos la calidad de vida".

Finalmente, el Presidente, último en hablar, inició diciendo que se habría quedado todo el día allí, con los lujaninos. Señaló que Argentina necesita una Mendoza fuerte y dijo a los habitantes del departamento que "se acabó el abandono". También aseguró que la obra pública de cloacas y agua que se hará en Perdriel se hará también en muchos otros barrios y que le cambiará la vida a 8000 personas. Cerró invitando a Luján "a seguir trabajando juntos por esa Argentina que queremos", mientras los presentes cantaban "Sí se puede".

mauricio macri alfredo cornejo omar de marchi lujan mendoza obras publicas cloaca