Neumonía, bronquitis y gripe: las enfermedades respiratorias que aumentaron en Mendoza

Quienes están más afectados son niños y niñas. Según un estudio nacional, los casos subieron el 200 % en comparación con el año pasado.

Neumonía, bronquitis y gripe: las enfermedades respiratorias que aumentaron en Mendoza

Imagen: Diario El Sol

Sociedad

Salud

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 30 DE JUNIO DE 2022

En la recién comenzada temporada invernal, se han registrado en la provincia de Mendoza, y en el resto del país, varios casos de enfermedades respiratorias. Niñas y niños son los más afectados. Luego de que pasaran los momentos más duros de la pandemia de COVID-19, las infecciones como la bronquitis o la gripe han vuelto a registrarse en mayor número y circulan junto con el coronavirus.

El Ministerio de Salud de la Nación lanzó un informe epidemiológico sobre las Enfermedades Tipo Influenza (ETI) en el que refleja que, en Mendoza, este tipo de enfermedades aumentaron en el 200 % en comparación con el período 2021. En todo el país, el porcentaje subió el 90 % con respecto al mismo año.

En una nota del diario Los Andes, el médico neumonólogo Pablo Schervobsky señaló que se ven cuadros respiratorios, pero pocos hisopados, entonces no se determina que se trate de COVID-19, lo que, desde su punto de vista, está determinando estos procesos que se extienden en el tiempo. "Lo que estamos viendo en muchos casos son cuadros similares a lo que antes de la pandemia conocíamos como síndrome gripal: cuadros de catarro nasal, dolores de garganta, con fiebre variable –de febrícula a fiebre alta–, tos seca y, en algunos casos, con flema”, explicó. “Muchas veces, ante la duda, para saber si es un cuadro de gripe, algún rinovirus o coronavirus, solicitamos hacer un test de COVID-19, y los pacientes no quieren gastar dinero o no se lo quieren hacer solos (por su cuenta), prefieren no salir de la casa o simplemente no tienen ganas de saber qué tienen. Entonces, estamos teniendo cuadros virales que no sabemos si corresponden a otros virus comunes, como la gripe o COVID-19”, advirtió.

Explicó que, en muchos de estos pacientes, el cuadro se prolonga durante casi una semana. Durante las dos o tres semanas siguientes, persisten la tos seca alta al nivel de la laringe, de la garganta, y sensación de cansancio y de astenia. 

Imagen: Diario El Sol

En el Hospital Humberto Notti, las consultas por infecciones respiratorias se han incrementado en las guardias; esta realidad ha generado que profesionales de la salud no den abasto con la cantidad de pacientes que deben atender. En el Hospital Perrupato de San Martín, se registraron quejas de madres y padres por la cantidad de horas de demora en la atención, sobre todo, por la espera que deben hacer al aire libre. 

El aumento era esperable, sobre todo, desde que se dejó de usar el barbijo de manera obligatoria en casi en todas las actividades. Esto no solo protegía de un posible contagio de COVID-19, sino que también lo hacía contra otras enfermedades típicas del invierno. El director del hospital pediátrico, Mauricio Recabarren, aseguró que el aumento de casos de gripe, neumonía y bronquiolitis se dio en marzo, especialmente con los primeros fríos de junio.

Además, Recabarren afirmó que varios de los cuadros que se presentan en el Hospital fueron neumonías graves que requirieron internación y terapia.

Imagen: Diario El Sol

La única forma de reducir estos casos es tener una serie de cuidados como los que la especialista en infectología de adultos María Victoria Codina ejemplificó en una nota del diario El Sol. La idea es tener los esquemas de vacunación completos y realizar consultas tempranas a la hora de presentar síntomas compatibles con una enfermedad respiratoria para evitar posibles complicaciones a futuro. Además, se pueden continuar algunas políticas de la pandemia, como ventilar el ambiente, lavar las manos correctamente y mantener el uso del barbijo.

Fuente: Diario El Sol

neumonía bronquitis gripe