OlfaTest: un operativo que se expande al territorio provincial

La UNCUYO junto con la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza realizó testeos masivos de olfato para la detección temprana de COVID-19. De 250 personas que accedieron a testearse en un stand céntrico se detectaron 18 casos sospechosos.

OlfaTest: un operativo que se expande al territorio provincial

Foto: Prensa UNCUYO

Universidad

Test COVID

Unidiversidad

Prensa UNCUYO/ Prensa Ciudad de Mendoza

Publicado el 07 DE AGOSTO DE 2021

La UNCUYO junto con la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza realizó testeos masivos para la detección temprana de COVID-19. De las 250 personas que accedieron a testearse en el stand de calle Arístides Villanueva, se detectaron 18 casos sospechosos. En la nota, los detalles del operativo y el alcance de esta técnica desarrollada por el INTI.

La capacidad de testeo masivo para COVID-19 es un aspecto crucial a la hora de enfrentar la crisis epidemiológica; sumado a ello se ha comprobado que la pérdida del olfato es el síntoma más prevalente y discriminante. Con base en estas premisas, la UNCUYO realizó testeos masivos de olfato para la detección temprana de Coronavirus.

Para la puesta en marcha del operativo, que se focalizó en la zona céntrica de Mendoza, la Universidad unió esfuerzos con la Municipalidad de Capital. Se utilizó como herramienta el “OlfaTest”, un kit de diagnóstico desarrollado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) que ya cuenta con la validación necesaria para ser utilizado.

De esta manera -y con el antecedente de testeos previos en la propia Universidad-, durante las vacaciones de invierno, un equipo de estudiantes voluntarios de la Facultad de Ciencias Médicas se puso al frente del operativo en la calle Arístides Villanueva, avenida convocante por la gran afluencia de negocios, pubs y restaurantes.

Por el stand del “OlfaTest” pasaron un total de 250 personas, de las cuales 18 fueron detectadas como casos sospechosos. A partir del resultado de estos pre-test, se les indicó a esas personas aislarse preventivamente y se les otorgó un turno para concurrir al Centro de Testeo Fijo de Ciudad para realizarse el hisopado (PCR).  

A partir de esta primera experiencia, la UNCUYO proyecta extender el operativo a otros puntos de la provincia. El próximo destino del stand del OlfaTest será Tunuyán, el próximo 15 y 16 de agosto en la zona del Manzano Histórico, en las cercanías del Centro de Salud de la villa cabecera y el 1 de septiembre se trasladará al departamento de Junín. Además, la Universidad ha recibido pedidos para llegar con los testeos a los departamentos de Malargüe, General Alvear, San Martín y Godoy Cruz. 

En el equipo de trabajo de la UNCUYO intervinieron el Área de Innovación, las Secretarías de Investigación, Internacionales y Posgrado y de Bienestar Universitario, CICUNC - Comunicación y Medios, la Facultad de Ciencias Médicas y el Instituto Nacional de Tecnología. 

 

Conclusiones y perspectivas de la herramienta 

Según datos que proporcionaron las autoridades, se observó una baja adherencia de la ciudadanía para realizar voluntariamente el OlfaTest y la posterior confirmación por PCR. A su vez, se identificó un interés por parte de empresarios locales del rubro logístico de implementar dicho testeo en sus empresas. Además, el Área de Innovación de la Universidad propuso al sector gubernamental y socio-productivo usar esta herramienta como estrategia para la apertura controlada de la economía en el marco de la pandemia.

"Muchas personas se acercaron al stand del OlfaTest manifestando haber perdido el olfato cuando padecieron COVID-19 e interesados en la evaluación actual de su estado olfativo. De esta observación surge la propuesta de emplear OlfaTest como una herramienta médica que permita evaluar en forma objetiva la recuperación/evolución del olfato post-infección por COVID-19", explicó el doctor Diego Esteban Cargnelutti, a cargo del equipo de voluntarios. 

Por su parte, la secretaria de Investigación, Internacionales y Posgrado, Jimena Estrella, se refirió al enorme desafío que se abre con esta acción preventiva. "Sepan que ya tenemos muchos interesados de distintas municipalidades, incluso de distintas áreas de la Universidad, que quieren incorporarla dentro del protocolo sanitario para estos próximos meses", subrayó. 

A su turno, la directora de Promoción y Atención Primaria de la Salud de la Ciudad de Mendoza, Alejandra Weintraub, hizo hincapié en la necesidad de reforzar estrategias dirigidas al comportamiento y responsabilidad ciudadana para lograr que las personas "tomen como acción inmediata, posterior al OlfaTest, acercarse al hisopado, que es gratuito, simple y no implica mayor demora". En la misma línea se expresó el doctor Fabián Díaz, de Ciencias Médicas: "Si el objetivo final tiene que ver con poder disminuir la circulación de personas que puedan llegar a contagiar, hay que reforzar una campaña fuerte en cuanto a la responsabilidad".

En tanto que, el doctor Diego Grilli, también de Ciencias Médicas, se enfocó en los beneficios de la aplicación del OlfaTest. "Esta prueba, que epidemiológicamente se denomina 'prueba tamiz', no es confirmatoria, es una herramienta que se posee para objetivizar este símbolo clínico que es la pérdida o disminución del olfato. El Olfatest es un excelente pre-test, no necesitaría asociarse a otros pre-test", indicó. Como experiencia campo, Grilli señaló que surgió la consulta por esta herramienta como un evaluador del estado de la capacidad olfativa tras haber transitado la enfermedad, a la vez que puede servir como una especie de fisioterapia para volver a entrenar la memoria olfativa. 

A su vez, el secretario de Bienestar Universitario, Gustavo Montoya, destacó la labor y el ímpetu de los y las estudiantes que participaron del operativo, convocados desde el programa de Voluntariado Universitario. "La gran mayoría el día de mañana van a ser profesionales médicos, y es importantísimo que arranquen ya con este nivel de compromiso".  

Un pre-test que ayuda a adelantar un diagnóstico

Olfatest es un desarrollo técnico del INTI que vio la luz en 2020. Su elevada capacidad de análisis permite identificar casos sospechosos de COVID-19 y tomar medidas preventivas de forma inmediata. La prueba consiste en ofrecer a la persona distintos aromas y la posibilidad de identificarlos. Al repetirla permite conocer si el olfato es normal o si hay cierta pérdida de ese sentido. En el caso de suceder esto último, se realizan algunas preguntas sobre los antecedentes médicos para conocer si puede existir una razón distinta a la COVID-19 para justificar el caso.

Algunos datos del chequeo preventivo en calle Arístides

Se realizaron 250 testeos durante los días 15,16, 20, 22, 23, 29 y 30 de julio.
Del total de personas testeadas: 93% presentó olfato normal y 7% pérdida de olfato (18 personas); 54% eran mujeres y 46% hombres; el 41% tenía entre 18 y 28 años, seguido del 29% que tenía entre 29 a 39 años; la gran mayoría era residente de Gran Mendoza y Buenos Aires.
De los 18 casos sospechosos: hubo 0 detectable, 3 no detectables y 15 no se presentaron al PCR.
Participaron dos voluntarios de Ciencias Médicas, coordinadores científicos, secretarios de la UNCUYO y equipo de la Municipalidad de la Ciudad, que invitaban a la propuesta y ofrecían información.

universidad test covid olfatest ciudad stand testeos rápidos olfato inti