Palos y balas de goma a bancarios que protestaban por despidos

Una movilización de trabajadores del sector contra cesantías en la actividad fue reprimida mientras Macri inauguraba las sesiones en el Congreso. Desde el gremio ya hablan de no acordar paritarias y de un paro nacional.

Palos y balas de goma a bancarios que protestaban por despidos

Un dirigente de La Bancaria es asistido por sus compañeros tras ser herido durante la protesta. Foto publicada por Infogremiales.

Nacional Unidiversidad Macri en el Congreso / por Unidiversidad / Fuente: Infogremiales / Publicado el 02 DE MARZO 2016

En el marco de la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso Nacional, la marcha nacional convocada por La Bancaria para visibilizar los despidos en la actividad fue duramente reprimida por la Policía Federal y la Gendarmería Nacional, que no los dejaron llegar a la Plaza del Congreso para manifestarse. Los trabajadores bancarios públicos y privados, y los empleados despedidos del Banco Central y el Banco Provincia reclamaban, además, la continuidad laboral en el Citi, la eliminación del Impuesto a las Ganancias y un aumento salarial “suficiente” en el marco de las paritarias sectoriales.

Fernando Verón, delegado de la Comisión Gremial Interna (CGI) del Banco Provincia, dijo: “Marchamos en reclamo de los despidos injustificados, por paritarias sin techo y en contra del impuesto al salario. Cuando nos acercábamos a Avenida de Mayo, la Policía y la Gendarmería comenzaron a reprimir a los trabajadores que estabamos movilizándonos”. “Hay delegados heridos y la situación es de tensión”, informó apenas terminados los hechos Verón. “Lo que sucedió recién es una pequeña demostración de lo que es capaz el gobierno de Cambiemos, que con represión y ajuste quiere disciplinar a un pueblo que está de pie por sus derechos”, concluyó el delegado.

Por su parte, el mendocino Sergio Palazzo, titular de La Bancaria, aseveró que los bancarios “no marcharon para hacer antimacrismo ni para ser los redentores del kirchnerismo, sino como trabajadores, como dirigentes gremiales, como una organización fuerte y a la cabeza de los reclamos cuando son justos y cuando las polí­ticas del gobierno afectan el salario y el empleo”. También sostuvo que esas políticas, sobre todo, afectan “la dignidad y procuran disciplinar para que no se proteste”. “No hay Protocolo de Seguridad; no hay policí­a antimotines ni Gendarmerí­a; no hay gas pimienta ni palos que detengan las pelotas de la Bancaria”, afirmó Palazzo.

El dirigente planteó que con la última modificación del mí­nimo no imponible, 20 mil bancarios más “se sumarán a pagar el impuesto” y expresó al respecto que el presidente Mauricio Macri debe cumplir “su propuesta de campaña y derogarlo de forma inmediata”. “Serán los trabajadores los que se multipliquen por miles y hagan tronar el escarmiento, como decía el líder de muchos de ustedes", dijo Palazzo haciendo referencia a Juan Domingo Perón. Además vaticinó “una paritaria muy compleja, en la que el gremio no acordará si no se reintegra a sus tareas a los 47 cesanteados del Central y a los 7 del Provincia (BAPRO)", y adelantó que, de no haber solución a esos conflictos, este mes se convocará a “una huelga nacional”.

El secretario de prensa de La Bancaria, Eduardo Berrozpe, aseguró que los anuncios oficiales sobre Ganancias constituyeron “un alivio provisorio, porque, cuando se acuerde el aumento salarial, miles de bancarios volverán a pagar”. El gremialista se pronunció además por “el cambio de la legislación electoral y penal para sancionar a quienes no cumplen los compromisos asumidos en la campaña electoral”.

macri en el congreso | represión | bancaria