Miradas opuestas y sin el PJ, el paro fue clamor callejero

Los sindicatos y la oposición política se manifestaron en las calles de la provincia durante la mañana. Para el Gobierno, el acatamiento fue sólo del 1%.

Miradas opuestas y sin el PJ, el paro fue clamor callejero

Sindicatos, trabajadores y la oposición política marcharon desde Colón y San Martín hasta la Legislatura. Foto: Alberto Piazza.

Provincial

Paro de la CGT

Unidiversidad

Milagros Martín Varela

Publicado el 06 DE ABRIL DE 2017

El paro convocado por la CGT tuvo versiones encontradas: para los manifestantes fue un éxito; para el Gobierno provincial, un fracaso. Sindicatos y el Frente de Izquierda se manifestaron desde las 7 de la mañana en la esquina de Colón y San Martín, y desde allí marcharon hasta la Legislatura, donde algunos dirigentes gremialistas dieron un acto y pronunciaron discursos. El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) criticó a la CGT por demorar el paro general y también a los legisladores del bloque justicialista, cuya ausencia fue notoria.

Alrededor de las 9 de la mañana, y escoltados por personal de Infantería, los manifestantes comenzaron a marchar desde la esquina de Colón y San Martín hasta la Casa de las Leyes para finalizar allí la protesta. Fue alrededor de las 10.30 cuando los presentes entonaron el Himno nacional, antes de que Hugo García, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP); Soledad Sosa, de la CTA Autónoma; Gustavo Correa, de la CTA de los Trabajadores, y Luis Márquez, de la CGT Mendoza, dieran sus discursos contra la política de ajuste de los gobiernos de Mauricio Macri en la Nación y de Alfredo Cornejo en la provincia.

 

Gustavo Correa, de la CTA de los Trabajadores, acusó al gobernador Alfredo Cornejo de estar "desestabilizando" a los trabajadores. Foto: Alberto Piazza.

Para Luis Márquez, secretario general de la CGT de Mendoza, el Gobierno, tanto nacional como provincial, se “hace el desentendido” sobre los motivos del paro general y nacional. El mensaje, el pedido, de la Confederación General del Trabajo es que cambien las políticas. “Nosotros somos respetuosos y queremos que este gobierno termine su mandato, pero también tenemos la obligación de marcarles los errores de este plan económico que cada vez deja a más trabajadores en la calle”, expresó Márquez.

También se manifestó el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop). Ester Linco Lorta, una de las voceras del gremio de la educación privada, dijo que el acatamiento al paro ha sido alto. Fundamentó la adhesión de esa asociación al paro porque “ya no se puede llevar ni siquiera el sustento alimenticio para la casa”, y agregó que los docentes “tenemos sueldos por debajo de la línea de pobreza”.

La Unión de Personal de Juegos y Casinos de Mendoza (UPJyCM), el sindicato de los trabajadores del Casino provincial, se sumó a los reclamos. Martín Caín, secretario general de ese gremio, aseguró que se unieron al paro de la CGT por los despidos que han sufrido, los aumentos por decreto, el cierre de fuentes laborales y el avance de una situación económica que se hace cada vez más compleja.

“Hoy tenemos la suerte de coincidir con la CGT en un paro esperado, pedido por las bases, que es lo más importante, para decirle al gobierno que tiene que cambiar la política económica que está llevando adelante”, dijo Caín. Además, destacó que el gremio le pide al Gobierno de la provincia –como ya lo ha hecho– que revea la decisión de seguir cerrando sedes del Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJyC) porque “no tienen cómo fundamentar el cierre de estas salas”. Argumentó que, a pesar de esas determinaciones, seguirá habiendo juego porque hay casinos privados, pero se perderán más de 100 fuentes de trabajo directas, más de 9 millones de pesos por mes para Mendoza y más de 15 millones anuales para los planes sociales.

En tanto, Marisa Carriso, como secretaria general del Sindicato de Prensa Mendoza, sumó a los reclamos el rechazo a los despidos de trabajadores de prensa en los últimos tiempos y al techo salarial ante una “inflación galopante”, y pidió por la modificación de los convenios colectivos de trabajo.


La lectura del paro según el Frente de Izquierda

El diputado provincial Héctor Fresina, del Partido Obrero (PO), fue claro al decir que el mensaje que se quiere dar con el paro general es que “se pongan en la agenda política los reclamos de toda la clase obrera, que está siendo atacada brutalmente por una política de ajuste, por un lado, y endeudamiento del país para que supuestamente venga la lluvia de inversiones”. Agregó que “ellos creen que teniendo a la clase obrera de rodillas van a llegar esas inversiones, lo que está desmentido por la propia crisis internacional del capitalismo. Lo que está expresándose acá es que la clase obrera no se va a poner de rodillas, la clase obrera va a defender sus condiciones de trabajo, su salario, sus puestos de trabajo”.

El legislador de izquierda aseguró que en un año y medio de la gestión de Cambiemos ha habido 400 mil despidos, que aumentaron los índices de pobreza y que ninguna medida se ha tomado a favor de la clase trabajadora. También denunció que estos hechos han contado con la complicidad de los bloques opositores en el Congreso de la Nación y dentro de la Legislatura, refiriéndose específicamente al justicialismo.

Además, el referente observó que la secuencia de paros y medidas de lucha por parte de diversos sectores de la sociedad indican que la pérdida de consenso social del Gobierno nacional es abrupta. “El pueblo no está dispuesto a bancar esta política”, afirmó.

Héctor Fresina, diputado provincial por el Partido Obrero. Foto: Alberto Piazza.

Fresina también criticó a la dirección de la CGT a nivel nacional porque “no ha sido la que necesitábamos los trabajadores, la actitud de ellos ha sido una tregua con el gobierno de Macri, ha dejado pasar despidos, ha dejado pasar suspensiones”. Además, denunció que la respuesta del gobierno de Cornejo al paro ha sido un despliegue policial que el parlamentario calificó como exorbitante y patoteril.

“Parece que Cornejo no tiene el mismo criterio, por ejemplo, con los manifestantes que se convocaron el sábado (1.º de abril) a favor del gobierno. Ahí no hubo protocolo antipiquete, ahí no hubo multa de la municipalidad de Capital, ahí no hubo Infantería. Parece que el Gobierno puede decidir cuáles manifestaciones serían legítimas y cuáles no. Esto es un atropello a la democracia. Esto lo queremos denunciar, porque no puede ser que se pretenda censurar el derecho a la expresión, a la lucha. Si perdemos el derecho a la lucha, perdemos todos los derechos”, sentenció el diputado.

En consonancia con Fresina, su copartidaria Noelia Barbeito, senadora provincial del FIT, señaló la ausencia de legisladores del Partido Justicialista (PJ) y Frente para la Victoria (FpV) en la marcha. “Las ausencias en el día de hoy son en consonancia con la práctica política que tiene cotidianamente la Legislatura”, manifestó. El peronismo sólo participó de la medida de lucha a través de agrupaciones políticas de estudiantes que apoyan a ese sector político.

 

La versión oficial

Mientras los manifestantes llegaban a la Legislatura, en la Casa de Gobierno algunos funcionarios dieron datos sobre el acatamiento al paro en Mendoza. En esa oportunidad, el ministro de Gobierno, Justicia y Trabajo, Dalmiro Garay, aseguró que en la provincia la actividad ha sido “casi normal” y que el paro ha sido un fracaso, ya que “los que han decidido ir a trabajar son muchos más que los que han decidido parar”. También opinó que se trata de un paro político partidario que “le hará perder a la Nación 13 mil millones de pesos”.

Según Garay, el nivel de acatamiento al paro en Mendoza ha sido del 1,%. Las fuentes de ese dato son planillas online en el caso de las reparticiones públicas, cámaras empresarias del sector privado e informes que hacen secretarías de controles de los servicios públicos.

Jaime Correas, el director general de Escuelas, que también estuvo en la conferencia de prensa, aseguró que hay una “clara voluntad de trabajo por parte del cuerpo docente”, ya que el presentismo ha sido del 99 %. Sin embargo, asumió que hubo poca cantidad de alumnos en las aulas.

Por su parte, Carlos Matilla, director de Transporte de la provincia, aclaró que más del 20 % de las unidades de transporte público estaban circulando. También aseguró que los tres vehículos que fueron apedreados –todos pertenecientes a la Sociedad de Transporte de Mendoza (STM)– fueron “hechos aislados”, y que por ello había personal policial en varios colectivos.

Por último, Pablo Pérez Diez, director de Recursos Humanos del Ministerio de Salud, aseguró que las cirugías programadas se realizan con normalidad y que no hay resentimiento en el servicio sanitario, porque no fue importante la adhesión del personal al paro. Según los funcionarios, la asistencia en la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) fue del 95 % y la atención es normal en el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), en el Registro Civil y en la Administración Tributaria Mendoza (ATM).

provincial paro de la cgt sindicatos frente de izquierda gobierno legislatura