PASO 2021: el día de la democracia directa

Llegó el momento de elegir a quienes se postulan para los cargos legislativos que votaremos en noviembre. Un repaso al escenario electoral en contexto de pandemia.

PASO 2021: el día de la democracia directa

Nacional

Unidiversidad

Jorge Fernández Rojas

Publicado el 12 DE SEPTIEMBRE DE 2021

¿Qué votaremos? ¿A quién votaremos? ¿Iremos a votar? ¿Qué diferencia habrá entre el primero y el segundo? ¿Cuál será la tercera fuerza que emerja? ¿Cuántos decidirán votar en blanco?

Los interrogantes que han tenido ocupados a los proyectistas electorales serán saldados hoy domingo 12 cuando, al final del día, comencemos a conocer los primeros resultados provisorios de votos de las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que definirán a candidatos y candidatas para los cargos legislativos en el Congreso de la Nación, la Legislatura de Mendoza y los 18 concejos deliberantes.

La condición pandémica y la crisis socioeconómica son el telón especial de este escenario de democracia directa, donde la ciudadanía ejerce su decisión de elegir a los aspirantes a postulantes a los cargos parlamentarios ¿Cuál es el punto en esta ocasión? Precisamente, en qué condiciones se encuentra el votante para responder a su propio futuro como colectivo social.

 

El cubo roto

Hay una imagen de ruptura, de piezas desparramadas, que sirve para representar cómo estamos, como cuerpo social, en este trayecto que vamos marcando todavía en pandemia de COVID-19. Esa representación de la caída de un cubo rubik y sus piezas diseminadas es la que transmite el pensamiento del psicólogo social Sebastián García Castellón. Es experto en marketing político y ha observado el fenómeno pandémico desde ese mangrullo profesional. Para él, la epidemia global no solo impacta en la vida cotidiana, “sino en las decisiones que debemos tomar, es decir, en la economía, la familia, el trabajo y, por supuesto, a la hora de votar”.

Imagen representativa, las piezas de un cubo rubik desparramadas, como el "votante fragmentado"

A la par, los encuestadores coinciden en que nadie se inmola a la hora de votar y cuando se sufraga es un acto en positivo para que algo cambie, aun cuando se vote con bronca para castigar a una gestión gubernamental. Pero a la vez admiten que esta circunstancia pandémica condiciona a la ciudadanía que ha sentido la crisis sanitaria y socioeconómica.

 

La mente en “blanco” o pegar el faltazo

Los antecedentes cercanos de las elecciones provinciales en Salta, Jujuy, Misiones y Corrientes fijaron el ítem “inasistencia” como una tendencia creciente entre las personas empadronadas de estos distritos. En particular, en Corrientes, donde la elección fue por cargos ejecutivos y la asistencia disminuyó el 14 % con respecto a la elección de hace cuatro años.

La indiferencia hacia la práctica de la política partidaria está fundada en el desencanto de la ciudadanía, que no ve acuerdo político posible para solucionar los problemas socioeconómicos. El alto costo que tiene que pagar la población por vivir en Argentina desanima a votar. Es un reflejo negativo, fruto de la inflación y la dificultad de generar empleo bien valorado y registrado, sostienen los analistas.

El otro “riesgo” es la expresión de disconformidad de los votantes que sufraguen en blanco, como un modo de rechazo a la oferta electoral. Quienes decidan votar en blanco o anular el voto en elecciones legislativas, sean primarias o generales, como las de este año, solo favorecerán a las dos fuerzas mayoritarias. Es decir: si se pretende "castigar" con el voto, no será posible, ya que el método D'Hondt proporcional de conteo de sufragios no contempla los blancos o nulos. 

 

Decidir el futuro de la provincia y la Nación

Este tiempo de conmoción sanitaria y social “termina en una crisis subjetiva y es una fragmentación subjetiva del votante". Esa ruptura de las piezas personales “hace que el sistema de alerta subjetiva esté encendido por la amenaza externa;, eso afecta a la toma decisiones y la pérdida de referentes”, sostiene García Castellón. Su análisis sobre el sujeto votante argentino y mendocino parece dramático por la realidad que lo envuelve.

Por su parte, Camila Guevara, de la consultora Mediciones Mendoza, admite: “Es difícil tener un dato certero sobre qué decisión tomará el elector cuando entre al cuarto oscuro". Señala la directora ejecutiva de la consultora MM que realizaron encuestas presenciales; en esa situación de proximidad, la persona compulsada tiene otro tipo de compromiso y, sobre la base de esa consulta “cara a cara”, tienen la presunción de que la asistencia a los centros de votación no será tan baja como se estimaba hace un mes.

De todos modos, Guevara repasa el comportamiento de los ciudadanos y ciudadanas en los días de elección y amplía más el panorama por los registros históricos. “En las PASO, hay menos participación que en las generales, y en la generales legislativas, hay menos participación que en las generales ejecutivas”. En ese análisis, Guevara transmite seguridad con base en el chequeo previo, producido hace una semana. “Hay un índice bajo de indecisos y es considerablemente menor a mediciones anteriores”, puntualiza la encuestadora. 

 

Góndola electoral

Son seis los partidos o “agrupaciones” que competirán por obtener el mínimo de votos para llegar a la elección general del 14 noviembre:

  • Partido Federal (boleta 8);
  • Compromiso Federal (boleta 82);
  • Dignidad Popular (boleta 88);
  • Partido Verde (boleta 181);
  • Partido de los Jubilados de alcance provincial (boleta 322);
  • Partido Nuevos Rumbos, de San Carlos (boleta 321).

Serán cuatro los frentes o coaliciones:

  • Frente de Izquierda y de Trabajadores-Unidad (boleta 501), compuesto por Partido de Trabajadores por el Socialismo, Movimiento Socialista de los Trabajadores, Podemos con Izquierda y Partido Obrero;
  • Frente de Todos (boleta 502), integrado por Partido Justicialista, Partido Intransigente, Kolina, Partido Solidario, Instrumento Electoral por la Unidad Popular, Nuevo Encuentro por la Democracia y la Equidad, Partido del Trabajo y del Pueblo, Partido Fe, Movimiento Político, Social y Cultural Proyecto Sur, Unidad Popular-Mendoza y Protectora Fuerza Política;
  • Cambia Mendoza (boleta 503), compuesto por Unión Cívica Radical, PRO-Propuesta Republicana, Partido Unión Popular Federal, Partido Renovador Federal, Movimiento Libres del Sur y Movimiento de Acción Social Federal;
  • Vamos! Mendocinos (boleta 504), compuesto por Partido Demócrata y Coalición Cívica-Afirmación para una República Igualitaria.

elecciones paso mendoza votantes