Por Úrsula, Florencia, Paula y Mercedes: Ni Una Menos marchó para reclamar justicia

La convocatoria se realizó en todo el país. En menos de dos meses, hubo casi cincuenta femicidios. En Mendoza, la concentración fue frente al Palacio Judicial. Fotogalería.

Por Úrsula, Florencia, Paula y Mercedes: Ni Una Menos marchó para reclamar justicia

Foto: Unidiversidad

Identidad y Género Unidiversidad Femicidios / por Unidiversidad / Publicado el 17 DE FEBRERO 2021

En lo que va del año, Argentina tuvo casi cincuenta femicidios. Por este motivo, Ni Una Menos volvió a marchar en todo el país para exigir reformas en el sistema judicial y la eliminación de la represión policialEn Mendoza, decenas de manifestantes se reunieron esta tarde en los Tribunales para repudiar el femicidio de Bahillo y exigir justicia por otros asesinatos de mujeres ocurridos en la provincia, entre ellos, el de la adolescente Florencia Romano.

El reclamo se tituló “Por Úrsula, por todes” e invitó a diferentes agrupaciones y personas de todo el país a sumarse. El caso de Úrsula Bahillo, asesinada por su expareja Matías Ezequiel Martínez, remarcó la convocatoria.

"298 femicidios del 1.º de enero al 30 de diciembre de 2020, 54 hicieron denuncias previas, 19 tenían medidas judiciales y 15 femicidas pertenecen a las fuerzas armadas o de seguridad. Basta de justicia patriarcal, el Estado es responsable".

Durante la marcha, uno de los principales reclamos es la necesidad de contar con una reforma judicial feminista que permita a las víctimas confiar en la acción y protección del sistema judicial frente a los casos de violencia de género. También se exigió la eliminación de la represión policial.

"Estamos cansadas de tener miedo y es frustrante ver que el Estado no nos cuida.Sabemos que hay leyes y que se crearon ministerios, pero cada vez que muere una piba, nos damos cuenta de que nada alcanza", añadió.

En vísperas de la concentración de la marcha, el presidente Alberto Fernández propuso a los gobernadores la creación de un Consejo Federal para la Prevención y Abordaje de Femicidios, Travesticidios y Transfemicidios, al resaltar la necesidad de "construir una Argentina unida contra las violencias de género".

"Seamos protagonistas de los cambios que hacen falta para transformar esta sociedad machista en una sociedad libre de violencias por motivos de género", sostuvo el mandatario en una carta enviada a los gobernadores a raíz del femicidio de la joven Úrsula Bahillo, ocurrido el 8 de febrero en la ciudad bonaerense de Rojas y por el que está detenido quien fuera su pareja, el policía bonaerense Matías Martínez.

En diálogo con Télam, Silvia Fernández, integrante del colectivo Ni Una Menos, indicó que se sumaron a la convocatoria nacional y destacó: "Al pedido de Justicia por Úrsula, hemos sumado los femicidios ocurridos en Mendoza".

Respecto del femicidio de la adolescente Florencia Romano (14), ocurrido en diciembre en el departamento mendocino de Maipú, recordó: "Hubo un llamado al 911 que alertó que había una nena gritando y no accionó". Fernández destacó: "Si hubiese accionado el 911, hoy Florencia estaría viva".

El Observatorio Adriana Marisel Zambrano, dirigido por La Casa del Encuentro, publicó en 2020 el libro Por ellas… 10 años de informes de femicidios en Argentina, que reúne cifras y estadísticas sobre el tema entre 2008 y 2017. En estos 10 años de informes, se registran “157 femicidios cometidos por actuales o ex [integrantes de] fuerzas de seguridad”.

"Úrsula tenía miedo de que la maten y la mataron. Pidió ayuda, hizo denuncias; sus posteos en las redes y su voz desesperada a las amigas hablan en un lenguaje que es de la calle, de las movilizaciones, de la constatación cotidiana de que la rabia no alcanza, de que es necesario organizarla para cambiarlo todo. Pero todo, de cuajo; porque su historia no es extraordinaria, es dolorosamente común", expresó un comunicado difundido por el colectivo Ni Una Menos.

En la manifestación en Mendoza, también hubo reclamos por el femicidio de Paula Toledo (19), ocurrido en 2003 en San Rafael, cuyo juicio se desarrolló días atrás con una condena de 11 años para el imputado por abuso sexual agravado pero no por el crimen, y por el femicidio de Mercedes Zárate (28) en enero en Luján de Cuyo, entre otros.

Durante la marcha, los carteles exigían presupuesto para distintas políticas públicas contra la violencia de género, alternados con algunos que marcaban consignas como "Quiero vivir sin miedo", "A mí me cuidan las pibas", "Justicias por Úrsula", "Me callé hasta que me vi muerta", "Reforma judicial feminista", "Somos las sobrevivientes de un Estado ausente", "Disculpe las molestias pero nos están asesinando", "¿Qué piba nos va a faltar mañana?", o "No quiero sentirme valiente cuando salga a la calle, quiero sentirme libre".