Presión social: el ideal de belleza exige músculos a los varones y delgadez a las mujeres

Los datos surgen de un estudio realizado en conjunto por Bellamente y Privilegiados sobre el impacto de las presiones socioculturales en la imagen corporal. Los varones perciben menor presión social para bajar de peso que las mujeres, pero no están exentos de los estereotipos.

 Presión social: el ideal de belleza exige músculos a los varones y delgadez a las mujeres

Imagen: www.ecartelera.com

Sociedad

Sexo, género y diversidad

Unidiversidad

Julia López

Publicado el 17 DE NOVIEMBRE DE 2021

Bellamente y Privilegiados son dos cuentas de Instagram que se dedican a cuestionar los mandatos sociales de las feminidades y las masculinidades. Entre julio y agosto del 2021, realizaron un estudio para analizar la autopercepción de los varones sobre su imagen corporal. Según los resultados, “el ideal de muscularidad afecta en mayor medida a las masculinidades”, que “perciben menor presión social para bajar de peso que las feminidades”.

Del estudio participaron 1640 personas de entre 18 y 35 años que residen en Argentina y se autoperciben varones. El 12 % aseguró tener un alto grado de internalización del ideal de delgadez, y el 19 %, del ideal de muscularidad. Más del 40 % no consume ningún producto o servicio de cuidado estético. La mitad afirmó que alguna vez quiso consumirlos, pero no lo hizo, y un tercio atribuyó las causas de esto al qué dirán. 

Esta investigación se realizó con posterioridad a otra impulsada desde Bellamente en 2020. La primera estaba dirigida a mujeres y analizaba el impacto del uso de Instagram en la imagen corporal durante el período de aislamiento social en 2020. En esa instancia, la mitad afirmó que se acentuó la preocupación por su imagen, el 80 % aseguró sentirse insatisfechas con su imagen corporal y el 59 % consideró estar gorda o con exceso de peso. Además, el 86 % respondió haberse sentido mal con su cuerpo después de ver una publicación en Instagram.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Bellamente (@bellamentearg)

Así como en el estudio de varones participaron 1640, en el de mujeres fueron 6945. Entonces puede hacerse otro análisis a partir de esta diferencia, que Privilegiados y Bellamente intentan explicar en un video a modo crossover. La causa no es la poca influencia del ideal de belleza sobre los varones.

En primer lugar, “las presiones que la sociedad ejerce sobre el cuerpo son mayores en mujeres”. En segundo lugar , “las mujeres somos más abiertas para exponernos que los varones” y, en tercer lugar, “cuando hablamos de temas que tienen que ver con el cuidado de la salud o de uno mismo, hay actitudes muy diferentes entre varones y mujeres”.

Sin embargo, esto no significa que sobre los varones no pesen los estereotipos. “No quiere decir que no nos influya, que no suframos por no poder sentir el ideal de masculinidad musculosa o no sintamos dolor cuando opinan sobre el tamaño y la forma de nuestro cuerpo”, aseguran. También sufren frustraciones, violencias, trastornos alimenticios y bullying por no alcanzar el ideal. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Privilegiados (@privilegiados_rrss)

Otra gran diferencia se observó en la pregunta que buscaba saber de dónde vienen las presiones sobre el aspecto físico. Si bien no sorprende que la mayor influencia la ejerzan los medios de comunicación, sí es llamativo el lugar de las familias, que presionan a veces de forma explícita y a veces mediante sutilezas. Sobre todo en el caso de las mujeres, esto se sostiene con “un plato que se sirve más chico o en un comentario despectivo si dice que quiere repetir”.

Candela Yatche, psicóloga y fundadora de Bellamente, asegura que las presiones sociales están dirigidas exclusivamente al cuidado de lo físico, no de lo emocional ni lo mental. Por eso se propone “trabajar con los mandatos que se tienen por contexto y no reproducirlos". "No podemos quedarnos solo con el ‘Amate, aceptate’”, reclama. El foco, explica, se debe poner en entender a la salud de forma integral: cuidarse en todo sentido, no para bajar de peso. 

Sobre todo, es importante tener en cuenta el peso de los discursos e imágenes que circulan masivamente con dietas, ejercicios físicos o tratamientos estéticos. Es que la autopercepción puede estar distorsionada por el bombardeo constante de la idea de que hay un solo tipo de cuerpo bello: el cuerpo flaco. Eso deriva en los altos índices de insatisfacción que demuestran las encuestas, que no solo muestran resultados, sino que permiten visibilizar estas problemáticas y habilitar discusiones en la sociedad.

ideal de belleza estereotipos de belleza cuál es el ideal de belleza de la masculindad