Premiaron un proyecto local que permite diagnosticar el cáncer de manera temprana

“Biomarcadores tumorales epigenéticos” es el trabajo ganador del premio Merck-Conicet a la innovación en Ciencias de la Salud. El equipo lo lidera Emanuel Campoy, investigador en el IHEM, Conicet-UNCUYO.

Premiaron un proyecto local que permite diagnosticar el cáncer de manera temprana

Conicet

Investigación

Ciencia

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 06 DE SEPTIEMBRE DE 2022

En un acto celebrado en la Sala Auditorio del Centro Cultural de la Ciencia (C3), el Conicet y Merck Argentina, empresa alemana líder en ciencia y tecnología, anunciaron al equipo ganador del Premio Merck-Conicet de innovación en Ciencias de la Salud, edición 2022. “Desarrollo y validación de una plataforma tecnológica de alta sensibilidad para el diagnóstico temprano de cáncer”, liderado por Emanuel Campoy, investigador del Conicet en el Instituto de Histología y Embriología de Mendoza Dr. Mario H. Burgos (IHEM, Conicet-UNCUYO), fue el proyecto ganador. La propuesta obtuvo 3 millones de pesos de financiamiento.

El segundo premio fue para "Nanovehículos inteligentes para inhibidores de Galectina-1", liderado por Cintia Belén Contreras, investigadora del Conicet en el Instituto de Nanosistemas (INS-Unsam) y Alejandro Cagnoni, investigador del Conicet en el Instituto de Biología y Medicina Experimental (Ibyme, Conicet- F-Ibyme).

El concurso –que cuenta con el apoyo de la Embajada de la República de Alemania en Argentina– tiene como objetivo estratégico apoyar la ciencia argentina para el bien común de la sociedad y el avance de la tecnología en nuestro territorio. Para la segunda edición del premio, se han presentado 60 proyectos que cuentan con base científica y/o tecnológica en el campo de la salud, los que generan valor a la comunidad.

La gran convocatoria a esta iniciativa confirma una vez más el alto interés y capacidad de innovación de las científicas y científicos argentinos. También se entregó una distinción especial al segundo puesto, que consiste en el otorgamiento de un subsidio de ayuda a la movilidad del investigador/a por un valor no mayor a 1 millón de pesos para una misión a la República Federal de Alemania en el transcurso del año 2023. Esta distinción es otorgada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación por primera vez.

La presidenta del Conicet, Ana Franchi, felicitó y puso en valor todos los proyectos, tanto los que se presentaron como los seleccionados, y destacó el rol y calidad de la comunidad científica del país.

“Tener 60 proyectos en tecnología en salud muestra la pujanza y futuro de nuestra comunidad, y poder hacerlo en articulación público-privada nos permite potenciar el desarrollo de nuestra sociedad. Y esto es clave para poder ayudar a resolver los problemas de nuestro país y mejorar la calidad de vida de todos y todas”, sostuvo. “Agradecemos a Merck por el trabajo conjunto, a la Embajada de Alemania por el apoyo, al MINCyT por sumarse en esta oportunidad con un incentivo económico para un segundo puesto, por continuar apoyando a la ciencia y, por supuesto, al jurado por su valiosa labor, que evaluaron los 60 proyectos y definieron a los y las finalistas”, agregó.

 

Por otro lado, resaltó la importancia de la sinergia público-privada, en este caso, del Consejo con Merck.

“Poder llevar a cabo esta premiación en alianza con una empresa privada nos permite pensar en un crecimiento donde, desde el ámbito público y el privado, se puede aportar a mejorar la calidad de vida de la población y al progreso de la tecnología en nuestro territorio”, dijo. “Entre los diez finalistas, tenemos equidad de género, una fuerte presencia federal, lo que también nos abre un camino virtuoso para tener más logros en ciencia y tecnología a cargo de generaciones jóvenes”, concluyó.

En su discurso, el ministro Daniel Filmus manifestó: “Este tipo de proyectos ayuda a la articulación entre países. Nuestra voluntad es seguir fortaleciendo los lazos con Alemania, que son históricos. Queremos que nuestra mirada hacia el mundo esté volcada al aporte que las y los argentinos puedan hacer en materia de ciencia y tecnología, a la capacidad de nuestra gente de innovar. Uno de los objetivos es cambiar la matriz de exportaciones y, en ese sentido, la cooperación puede ayudar a generar mejores condiciones para nuestros investigadores”.

Además, aseguró: “La ley de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación nos va a permitir llegar a índices de inversión pública similares a Alemania”. En ese sentido “la inversión pública es fundamental para alcanzar el desarrollo, pero la inversión privada llega a partir de la inversión pública en ciencia básica. El Estado tiene esa responsabilidad”, agregó.

Filmus cerró su intervención destacando el aporte del Ministerio en cuanto a la distinción especial ofrecida por la cartera y afirmó: “Nuestras investigaciones tienen que servir para satisfacer nuestra voluntad de conocer y mejorar las condiciones de vida de nuestra gente. Hoy estamos juntos aquí y sin barbijos gracias a la ciencia. Todas las encuestas muestran la confianza que ganó la ciencia durante la pandemia, y eso genera la responsabilidad de seguir apoyando. Es necesario persistir y colocar en lugar central a la ciencia y la tecnología”.

Luego, la directora General de Merck Argentina, María Sol Quibel, señaló: “Desde la primera edición de nuestros premios, han participado más de 300 emprendedores con distintos proyectos relacionados con la salud. Recibimos en esta oportunidad 60 proyectos de todo el país que presentan innovaciones, soluciones y diseños de diferentes áreas en el campo de la salud, lo que confirma una vez más el alto interés y capacidad de innovación de los científicos argentinos. En Merck seguimos promoviendo iniciativas de alianza público-privadas, como este premio, que permiten el avance de la ciencia argentina a través de la curiosidad y los nuevos descubrimientos, y que logran además potenciar fortalezas, estrechar vínculos, impactar en la salud y agregar valor a la sociedad”.

Finalmente, el encargado de Negocios de la Embajada de Alemania, Peter Neven, expresó: “Este premio también pone de manifiesto el estrecho vínculo entre Argentina y Alemania. Alemania es un socio confiable y estratégico de la Argentina, no solo a nivel científico y cultural, sino también en el ámbito económico. Con más de 350 años de antigüedad y más de 90 años en la Argentina, la empresa familiar Merck constituye una de las tantas empresas alemanas que, desde hace tiempo, con una visión a largo plazo, y a veces contra viento y marea, apuestan al país y a su crecimiento. El premio que estamos celebrando hoy, la alianza con el Conicet y la labor del Ministerio son una pruebas de este compromiso”.

Presentación de las propuestas finalistas y selección del proyecto ganador

Anteriormente al acto celebratorio, en una sala del C3, las y los diez emprendedores finalistas presentaron su propuesta ante un jurado compuesto por cuatro integrantes. Por parte del Conicet: la Dra. Vera Alejandra Álvarez, investigadora principal del Conicet, y la Dra. Claudia Lanari, investigadora superior del Conicet. En representación de la empresa Merck: el Dr. Aria Assefi, director médico, y el Dr. Jorge Correale, jefe del Servicio de Neuroinmunología de Fleni.

Los equipos finalistas participaron en un programa de mentoría para realizar una presentación efectiva con Nicolás Tognalli, Pablo Lamas, SantiagoVilla y Leonardo Wehe.

Durante el acto, las autoridades hicieron entrega de los diplomas y distinciones a los representantes de los proyectos finalistas.

“Desarrollo y validación de una plataforma tecnológica de alta sensibilidad para el diagnóstico temprano de cáncer” fue el proyecto ganador.

Luego del Pitch Day, Ana Franchi, Daniel Filmus y María Sol Quibel entregaron el Premio Merck-Conicet de Innovación en Ciencias de la Salud, edición 2022, a Emanuel Campoy, investigador del Conicet y director del proyecto. Después de agradecer al Conicet, a Merck y al Ministerio de Ciencia, Campoy expresó: “Es muy valioso estar aquí, se ha notado el federalismo en los distintos proyectos. Este premio no es para mí, es para mi equipo, con el que trabajamos mucho. La interacción público-privada es importante, pero lo que sienta las bases es el sistema científico-tecnológico argentino también. Son muchos años, es importante no invisibilizar todo lo que sucedió antes. En mi caso, siempre quise ser científico, y la verdad es que las políticas que se implementaron para que tuviera esa posibilidad hacen factible esta realidad. Hay un esfuerzo del Estado Nacional para construir una matriz que permita este tipo de innovaciones y desarrollos; caso contrario, esto no hubiera sido posible”.

Sobre el proyecto ganador

En los últimos años, el manejo clínico de pacientes oncológicos pasó de una estrategia de tratamiento empírico basada en el perfil clínico-patológico de los y las pacientes a una estrategia de tratamiento basada en biomarcadores que definen el perfil molecular de los tumores. Este cambio de paradigma conduce a lo que se entiende como medicina personalizada de precisión.

El grupo liderado por Emanuel Campoy trabaja en el estudio de biomarcadores epigenéticos en tumores humanos relacionados con el desarrollo del cáncer. A partir de los resultados de sus investigaciones, desarrollaron un algoritmo de selección de biomarcadores epigenéticos que se materializó en una plataforma bioinformática propia. Esta herramienta permite hallar biomarcadores para diagnóstico temprano y seguimiento de pacientes con cáncer a partir de fuentes de información diversa, derivadas de miles de tumores de distinto origen y localización en el cuerpo.

A la par de la plataforma, idearon una tecnología capaz de detectar, con alta sensibilidad y especificidad, los biomarcadores epigenéticos en sangre de pacientes con cáncer. Recientemente, validaron la tecnología en un sistema artificial y actualmente están enfocados en alcanzar la validación de la prueba de concepto clínica, empleando muestras derivadas de pacientes con cáncer colorrectal (CCR) a partir de la asociación con un centro especializado en el diagnóstico de esta enfermedad. Comenzaron con CCR, dado que ya existen en la práctica clínica biomarcadores epigenéticos validados, como es el caso de la metilación del gen SEPT9.

Fuente: Conicet

salud innovación biomarcadores tumorales premio merckconicet