Qué cambios buscan con el nuevo Código Procesal Civil y Comercial

Uno de ellos es instalar la "oralidad efectiva" para agilizar los procesos. "Si la justicia es lenta, no es justicia", dijo Macri durante la presentación del proyecto.

Qué cambios buscan con el nuevo Código Procesal Civil y Comercial

Foto: Télam

Nacional

Código Procesal Civil y Comercial

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuentes: Télam y Clarín

Publicado el 23 DE SEPTIEMBRE DE 2019

El presidente Mauricio Macri encabezó este lunes la presentación del proyecto que contiene el nuevo Código Procesal Civil y Comercial de la Nación e hizo hincapié en el valor de una Justicia "independiente" para que la gente "vuelva a confiar". El objetivo central de la iniciativa, redactada por una comisión de 21 especialistas en Derecho Procesal que trabajaron en el tema durante tres años, es instalar la llamada "oralidad efectiva", de modo de agilizar los parsimoniosos tiempos que caracterizan a la justicia escrita.

"Así como decimos que si la justicia es lenta, no es justicia, si no es independiente, tampoco es justicia. Y estos años hemos trabajado mucho para que la política no intervenga", sostuvo Macri en un acto en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, fue el encargado de llevarle al presidente el proyecto de ley del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.

Entre los recursos que buscan priorizarse para aportar mayor dinamismo a los procesos están el uso de tecnologías como la videograbación de audiencias, el expediente electrónico y la declaración vía videoconferencia. Además de disminuir los tiempos judiciales, se espera una simplificación de toda la estructura procesal.

Desde la cartera de Justicia explicaron: "El actual Código mantiene distancia del juez con las partes, no tiene en cuenta las modernas tendencias sobre gestión de la oficina judicial y diseño de los procesos de trabajo ni las innovaciones tecnológicas de las últimas décadas". Por eso destacaron es la intención de efectuar un cambio en la dinámica de roles que tiene hoy el proceso judicial. La idea es ubicar al usuario como centro del servicio de justicia, al juez como director del proceso (con participación obligatoria en las audiencias) y a los abogados como activos colaboradores para la solución del conflicto.

Si bien algunos expertos cuestionan la relevancia que pueda tener una iniciativa presentada al final de la gestión de Gobierno (es decir que los tiempos políticos no alcanzarían para aprobarlo), desde el Ministerio de Justicia enfatizaron: "Al 30 de junio, eran 15 las jurisdicciones y 404 los jueces civiles que aplicaban procesos orales en juicios de conocimiento civil y comercial, lo que equivale al 45,5 % del total de magistrados con esa competencia en todo el país", sobre la base de datos del Informe Nacional sobre la Implementación de la Oralidad Civil.

En cuanto a los resultados, desde la cartera que conduce Garavano explicaron: "La implementación de la oralidad efectiva provocó una contundente baja en la duración de los juicios, que ostentan ahora un promedio de 1 año y 5 meses, mientras que en los tradicionales procesos del sistema escrito duraban unos 5 años".

Agregaron: "La oralidad logró brindar una mejor respuesta a los ciudadanos y permitió que el 68 % de las causas finalizaran en menos de 2 años, y el 32 %, en menos de uno".

"A los argentinos siempre nos pasó algo muy triste con la justicia. Si le preguntamos a cualquiera qué piensa de ella, seguramente hoy no tenga una buena opinión. Piensan que es lenta, que está llena de burocracia, de idas y vueltas y lejos de la gente. Los argentinos necesitamos poder creer en nuestra Justicia. Necesitamos confiar en que está para defendernos, para protegernos, para responder a nuestras demandas, y gracias al esfuerzo enorme de muchos, estamos avanzando en ese sentido", sostuvo Macri durante la presentación.

Entre los puntos que destacó el mandatario sobre el proyecto, se encuentran la agilidad de los procesos y su digitalización. "Este proyecto busca que la gestión sea ciento por ciento electrónica, lo que la vuelve más ágil, simple y transparente. Todos estos cambios son una muestra de que se puede cambiar lo que no funciona".

También habló del "deber de decir la verdad" del nuevo Código. "Me parece una obviedad increíble que uno no pueda mentirle al juez, pero el Código actual dice que no es obligatorio", sostuvo, y añadió: "Estamos cambiando la realidad sobre la base de valores que son innegociables, como la verdad, la transparencia y la cultura del diálogo. No nos da lo mismo que nos mientan o que nos digan la verdad. No nos da lo mismo tener instituciones serias y confiables o no tenerlas. Necesitamos cambiar este sistema y no un parche".

Del acto también participaron miembros de la Corte Suprema de Justicia, jueces federales y provinciales, legisladores y representantes de diferentes ONG. Además, asistieron los integrantes de la comisión redactora que trabajó en la elaboración del proyecto, que será enviado al Congreso de la Nación.

codigo procesal civil comercial garavagno macri