Qué presidentes de Argentina llegaron a la situación de estar en prisión

A lo largo de la historia constitucional argentina, varias personas a cargo del Ejecutivo nacional llegaron a estar detenidas. Mayormente, fue como consecuencia de golpes de Estado. Mientras, otras fueron arrestadas habiendo cumplido su mandato.

Qué presidentes de Argentina llegaron a la situación de estar en prisión

Carlos Menem presidió la Argentina durante una década. Foto publicada en cronica.com.ar

Actualidad

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 07 DE DICIEMBRE DE 2022

A lo largo de la historia, ha habido casos de presidentes argentinos detenidos. Algunos, fueron en ejercicio de sus funciones (como consecuencias de golpes de Estado), mientras que otros fueron arrestados habiendo cumplido su mandato.

A continuación, recopilamos los casos de los presidentes acusados y detenidos de la historia argentina.

El primer caso fue el de Bartolomé Mitre, el primer presidente constitucional del país unificado, quien cayó preso en 1874 por el delito de "rebelión" contra el entonces mandatario Nicolás Avellaneda, tras denunciar un "fraude electoral" en la provincia de Buenos Aires.

Hipólito Yrigoyen, por su parte, fue el primer presidente derrocado en la historia argentina y, además, el primero en ser detenido cuando desempeñaba el cargo. El golpe de Estado encabezado por el general José Félix Uriburu, el 6 de septiembre de 1930, lo quitó del cargo durante su segundo mandato (había ocupado la presidencia entre 1916 y 1922, y reasumido en 1928) y lo confinó a la isla Martín García.

Marcelo Torcuato de Alvear ocupó la presidencia en el medio de los dos períodos yrigoyenistas (1922-1928) y aspiraba a un segundo mandato en 1931. Sin embargo, el régimen militar que encabezaba Uriburu tenía otros planes y decidió prohibir la candidatura del radical, quien fue detenido y trasladado a Martín García, donde fue alojado junto a su predecesor.

Otro de los presidentes que estuvieron detenido fue Juan Domingo Perón, quien estuvo preso antes de ser presidente: su prisión determinó toda la historia hasta ahora porque sin ser llevado a la isla Martín García no hubiera habido 17 de octubre y no hubiera nacido el peronismo.

Arturo Frondizi en 1962 corrió la misma suerte que Yrigoyen. Tras sufrir 26 asonadas militares y seis intentos de golpe de Estado, el radical fue depuesto en el quinto año de su mandato, el 26 de marzo de ese año. Desde la residencia presidencial, Frondizi fue conducido al sector militar del Aeroparque y embarcado en un avión de la Fuerza Aérea, también rumbo a la isla Martín García.

La primera mujer en ocupar la Presidencia de la Nación, María Estela Martínez de Perón, también fue encarcelada mientras estaba en funciones. Isabelita, como la llamaban en esa época, asumió a primera magistratura tras la muerte de su esposo, el general Perón, de quien era vicepresidenta.

El último presidente constitucional en ser detenido fue Carlos Menem, a quien la Justicia apresó el 7 de junio de 2001, en el marco de la causa por contrabando de armas a Ecuador y Croacia. A Menem se lo consideró jefe de una asociación ilícita que vendió armas a esos dos países, falsificando para ellos una serie de decretos que permitieron la supuesta maniobra. La Corte lo liberó el 21 de noviembre del mismo año.

Los expresidentes de facto al banquillo

El 15 de diciembre de 1983, cinco días después de asumir, el presidente Raúl Alfonsín firmó el Decreto 158/83 por el que dispuso someter a juicio a nueve militares de las tres armas que habían integrado el denominado Proceso de Reorganización Nacional (PRN), que gobernó el país entre 1976 y 1983.

Así, los expresidentes Jorge Rafael Videla, Roberto Eduardo Viola y Leopoldo Fortunato Galtieri, fueron enjuiciados y condenados por delitos de lesa humanidad en 1985.

Los expresidentes de facto del Proceso de Reorganización Nacional fueron condenados en 1985 por delitos de lesa humanidad.

Fuente: El Cronista / La Nación

presidentes presos argentina prisión