Radiografía del otrora "gordo" del sindicalismo: Sergio Palazzo

El titular de la Asociación Bancaria estuvo en la provincia y reafirmó las críticas al Gobierno nacional.

Radiografía del otrora "gordo" del sindicalismo: Sergio Palazzo

El mendocino que dirige la Asociación Bancaria aseguró que mantiene poco contacto con Ernesto Sanz. Foto: Axel Lloret.

Nacional Unidiversidad por Juan Stagnoli / Publicado el 24 DE ABRIL 2017

Sergio Palazzo es uno de los nuevos referentes del sindicalismo nacional opositor. De raíz radical, pero no militante, sus últimas apariciones públicas giraron entre la crítica a la política económica que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri y el pedido de unificación de la CGT. En su paso por Mendoza, el sindicalista aseguró que el Gobierno firmó como enemigo al movimiento obrero y que el Gobierno optó por el “autoritarismo” en lugar de la negociación.

La Bancaria fue uno de los gremios que cerró la mejor paritaria a nivel nacional. Cuando el Gobierno auguró un aumento cercano al 17% en todos los sectores, la Asociación logró un incremento del 24,3 %, con un retroactivo al mes de enero y un bono de entre 21 600 y 40 000 pesos. La noticia cayó como un baldazo de agua fría en la gestión de Mauricio Macri y condicionó al resto de los gremios, que usó ese número como bastión. Uno de ellos fue el gremio docente.

La jugada política del sindicalista mendocino ayudó a posicionarse en el gremialismo nacional. De hecho, las 53 seccionales provinciales de la Bancaria se ubicaron detrás de su candidatura, de cara a las elecciones previstas para el mes de junio. “Queremos ser producto de la legitimidad de los trabajadores”, sentenció este lunes 24 en conferencia de prensa.

En sus declaraciones, fustigó al Gobierno nacional. Aseguró que cayó el empleo, disminuyó el poder adquisitivo y sentenció que el Ejecutivo cerrará la paritaria docente por decreto. En su alocución, sentenció que sostiene el contacto con Ernesto Sanz, pero que desde hace un tiempo mantienen diferencias en relación con las políticas que encara Cambiemos.

En la misma línea, Palazzo agregó que luego del paro nacional del 6 de abril, es necesario continuar con la Corriente Federal. Indicó que en el triunvirato de la CGT no hubo una representación de todos los sectores, ni tampoco una propuesta concreta para responder al Gobierno.

Sobre la situación económica, el sindicalista sentenció que hay una fuga de divisas superior a los 10 mil millones y que las inversiones sólo llegaron para cubrir ese faltante. “Está claro que las únicas inversiones fueron las especulativas. No hubo inversión productiva”, exclamó el titular de la entidad, al tiempo que ratificó su apoyo a los docentes: “Este es un país que festejaba, en conferencia de prensa, el ‘exitoso blanqueo de 160 mil millones de dólares’, y por otro lado le niega a los docentes un aumento que les corresponde y que es justo. Es un país que la verdad que debería empezar a merituar cuáles son sus condiciones morales, porque me parece una fuerte contradicción que aplaudamos precisamente a los que evadieron, y que por culpa de ellos, los maestros y el resto de los trabajadores no tengan un salario como corresponde”.
 

El recorrido de Palazzo

Palazzo se hizo cargo de la Asociación Bancaria en 2009. En esa época, José Zanola, la máxima figura de la institución, renunció porque fue procesado por integrar la famosa "mafia de los medicamentos". El gremio entró en una crisis que encontró respiro con la gestión de Palazzo, recordó en su momento la nota de Los Andes.  

En 1984, Palazzo ingresó a trabajar en el Banco de Mendoza. Luego de la quiebra de la entidad en 1999, el sindicalista encabezó las jornadas de protesta y reclamó por los pagos adeudados a 667 exempleados. En 2013, luego del sacudón político que dejó la salida de Zanola, recibió el apoyo de las 53 seccionales provinciales, las mismas que en junio volverían a darle su voto de confianza.
 

El gran crítico económico

El eje de sus declaraciones estuvo en el rumbo económico del Gobierno nacional y las consecuencias que este ha traído. Refiriéndose a cómo repercutió el paro nacional, Palazzo expresó su deseo de que “sirva como un llamado de atención y reflexión para un gobierno que dice que pretende dialogar, y ojalá, por la vía del diálogo, se consiga que reviertan estas medidas bastante impopulares que están tomando”.

“Nosotros entendemos que antes de corregir las variables económicas, lo que hay que corregir son las variables sociales, en un país en el que se ven seriamente afectadas por lo que enumeraba al principio. El propio Gobierno habla de que empiezan a verse signos positivos en la economía, y los primeros índices no son buenos. Fue caída de 6,5 puntos de la actividad industrial y 3,5 puntos de la construcción. Si a esto le agregás una inflación presumible entre el 12 y el 17, según el presupuesto y según lo que decía el Banco Central, ya en el primer trimestre superó el 7 %, uno imagina que si esa es la proyección, tampoco en la inflación la van a acertar”, agregó el titular de la Bancaria.


Las inversiones

“Bueno, está claro que las únicas inversiones que vinieron a la Argentina son las especulativas y vinculadas con el tema financiero, ya sea por la entrega de fondos o el financiamiento que le dan al gobierno argentino. No ha habido inversiones productivas, y hay un dato que es bastante desalentador y quizás hasta peligroso. Si vos tomás el ejercicio 2016, acaba de salir el balance cambiario del Banco Central, y hay UDS 11 500 millones que salen del circuito financiero para importar productos y generar productividad, y hay 10 500 millones, casi lo mismo, que ha salido de las arcas del Estado, del Banco Central, para ser comprados y retenidos. Quiere decir que hay una fuga de dólares importante, y hasta ahora las inversiones que vienen de afuera son solo para cubrir ese problema cambiario”.
 

Las disputas en la CGT

Acerca de su posición con respecto al triunvirato de la Confederación General del Trabajo, Palazzo estableció una diferencia entre ahora y antes, refiriéndose a la actitud de la central obrera ante el Gobierno. “Nosotros tuvimos una posición cuando fue la conformación del triunvirato en el congreso de la CGT, donde el grupo que integra la Asociación Bancaria, que es la Corriente Federal, que somos varios sindicatos, decidimos no aceptar los cargos; precisamente, primero, porque no había una representación de todos los sectores dentro del triunvirato y, segundo, porque no había una propuesta concreta, ni un programa ni una decisión política de confrontar con el Gobierno”, puntualizó el dirigente gremial.

Sin embargo, “ahora que la CGT lo tiene, y está confrontando a través de esta medida de fuerza con las marchas que se han hecho, creo que lo que hay que profundizar son las coincidencias, y las disidencias las discutiremos puertas adentro de la CGT”, diferenció Palazzo. A nivel general, afirmó que “hay distintos posicionamientos internos en la CGT” y diagnosticó que “los problemas son cuando la CGT no tiene un programa y lo que tiene es distribución de cargos en una lista. Si no hay un programa claro y concreto de hacia dónde vamos, estas diferencias van a profundizarse, seguramente”.

 

Colaboración: Mariano Rivas