Cautela en empresarios mendocinos por el regreso de las retenciones

Luego de los anuncios de las medidas económicas que tomará el Gobierno nacional para amortiguar la crisis, desde el sector vitivinícola y metalúrgico manifestaron sus opiniones.

Cautela en empresarios mendocinos por el regreso de las retenciones

El sector vitivinícola sería uno de los afectados en cuanto a las exportaciones. Foto ilustrativa publicada en enoarqia.com.

Provincial

Unidiversidad

Milagros Martín Varela

Publicado el 03 DE SEPTIEMBRE DE 2018

En el transcurso de la mañana de este lunes, el presidente Mauricio Macri y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunciaron distintas medidas para amortiguar la crisis económica y social que atraviesa el país. Uno de los principales anuncios fue que, a partir de mañana –martes 4 de septiembre– comenzarán a aplicarse impuestos a las exportaciones primarias y en 2019, a los servicios. La reacción que parece prevalecer en los sectores vitivinícola y metalúrgico es la de precaución.

Por un lado, Sergio Villanueva, titular de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), manifestó que es un tanto prematuro hacer especulaciones sobre qué tanto afectará la retención a las exportaciones en el sector vitivinícola. Sin embargo, aseguró: “Las noticias son en contra de la rentabilidad de la posición que se había alcanzado".

Villanueva calculó que el valor de la retención sería de aproximadamente el 8 % del total, lo que se traduciría en una pérdida de alrededor de 63 millones de dólares para la vitivinicultura. El empresario consideró: “El ajuste fiscal ha recaído sobre el sector”.

También señaló que “no toda la vitivinicultura es igual” y que en los segmentos de mayor volumen, como el mosto y las botellas más económicas, esta medida “pega duro” porque en esos negocios el precio es central.

Sin embargo, el titular de Coviar consideró que todavía “es muy prematuro” suponer cómo impactará la situación en el sector, ya que también es necesario tener en cuenta que “cada vez que sube el dólar, suben los costos y el exportador queda mejor posicionado”. Pero también afirmó que es necesario tener en cuenta que cobrar un impuesto a las exportaciones tiene un efecto desmotivador y que es menos plata que recauda el sector vitivinícola. También recordó que, en cuanto a los vinos, sólo el 20 % de la producción se exporta, mientras que el restante 80 % se consume en el mercado interno.

 

Efecto contraproducente

Por su parte, Eduardo Sancho –extitular de Coviar y actualmente a cargo de la Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Fecovita)– aseguró que las medidas anunciadas por Macri y Dujovne resultan un poco contradictorias y hay que ver cómo se aplicarán. Opinó que el país atraviesa una situación complicada y que hay que tener cuidado de no afectar la producción, porque “si no, no hay solución”. “Creo que cada vez nos encerramos más en un sistema sin salida y volvemos a estas crisis cíclicas de la Argentina”, dijo.

Para Sancho, es muy importante “jugarse” a favor de la producción y que siempre se dice que se aplicará “por única vez”, ante un estado de emergencia, el gravamen a las exportaciones. Sin embargo, continuó el dirigente de Fecovita, “esa única vez se hace cada vez más larga”.

“Si uno lo analiza coyunturalmente, puede tener algún tipo de justificación, momentáneamente, pero después el tipo de cambio pierde competitividad y el impuesto queda”, aseguró Sancho. Esto, según él, puede tener efecto contraproducente a largo plazo porque, si la medida continúa, puede dañar la productividad y la competitividad. Para Sancho, la solución es que la Argentina exporte más.

 

Un mal necesario

En tanto, para Julio Totero –vicepresidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la provincia de Mendoza (Asinmet)–, hay dos cuestiones a tener en cuenta con respecto a cómo pueden afectar las medidas económicas al sector: una es cómo impacta la devaluación y otra es cómo impactan las retenciones.

En cuanto a la primera cuestión, Totero consideró que es entendible el aumento del dólar debido a que había un importante retraso cambiario, por lo que ahora se “sincera” el mercado de cambio. “Esto puede ser importante para nuestro sector, en tanto no se traslade a precios. Pero, si se traslada, aumentará la recesión y afectará negativamente al sector metalúrgico", advirtió.

Con respecto al impuesto a las exportaciones, Totero confesó que es una medida que siempre ve con malos ojos, pero debido a la situación actual del país, “yo creo que todos los sectores de la actividad económica tendrán que hacer un esfuerzo más, porque es cierta la difícil situación que plantea el gobierno”.

Lo que sí objetó el dirigente de Asinmet es que quizá no deberían ser los mismos impuestos para todas las exportaciones, sino que debería tenerse en cuenta cada sector. Señaló que los resultados de estas decisiones del Gobierno nacional podrían apreciarse en los próximos cuatro meses.

provincial retencion exportaciones vitivinicultura metalurgia