Repercusiones del discurso del gobernador

La extensa exposición de Cornejo dejó diversos sabores en los referentes políticos de la provincia. La mayoría coincidió en que le faltó hablar de economía.

Repercusiones del discurso del gobernador

Alfredo Cornejo dio su primer discurso de apertura de sesiones ordinarias en la Legislatura. Comenzó alrededor de las 10.25 de la mañana y duró poco más de dos horas. Foto: Axel Lloret.

Provincial

Cornejo en la Legislatura

Unidiversidad

Unidiversidad / Milagros Martín Varela

Publicado el 01 DE MAYO DE 2016

El discurso que el gobernador Alfredo Cornejo dio en la apertura de sesiones ordinarias en la Legislatura de Mendoza dejó diversas sensaciones: algunos se quedaron con gusto a poco, otros con ganas de más, otros satisfechos y, unos más, disconformes. 

Mientras el mandatario hablaba, los invitados ubicados fuera del recinto escucharon atentos, y sin abuchear, las dos horas que duró su alocución. Sí hubo aplausos cuando se tocaron algunos temas: el empleo improductivo, la intención de mejorar los servicios públicos, el agradecimiento especial a los intendentes de los departamentos de la provincia, la reducción que se ha hecho de los funcionarios políticos, entre otros, pero también cuando se habló del interés colectivo sobre el sectorial, la intención de construir parques solares en la provincia, el proyecto de reconversión del Zoológico en un ecoparque, y –sobre todo– cuando se habló de seguridad.

También la gente lo ovacionó cuando Cornejo le pidió, "de corazón", a sus propios legisladores que colaboren, que no generen "fricción donde no la hay" y que creen un clima de convivencia.
 

La oposición, con gusto a poco y nada

Jorge Tanús, el expresidente de la Cámara de Diputados y miembro del bloque del Frente para la Victoria (FpV) en esa Cámara, valoró esa última parte del discurso y que el Gobernador agradeciera a la oposición que haya colaborado para que en estos primeros cuatro meses de gestión haya tenido todas las herramientas para gobernar bien. En este sentido, Tanús afirmó que lo han apoyado para que tenga todos los elementos presupuestarios, los vinculados con la seguridad y para lograr la paz social de la provincia.

El legislador peronista dijo que "solamente hemos tenido una opinión diferente sobre el tema del estatuto docente; en el resto, hemos acompañado todas las iniciativas del Gobierno, así que esperemos que hoy sea un punto de inflexión para que el Gobierno proponga nuevas ideas respecto de cómo ver a Mendoza mejor: ideas que mejoren el empleo público, la obra pública, que se incorpore más gente al Estado, para que se financie la producción. Que no se quede sólo en que tiene que ingresar tanta cantidad de plata y tienen que cerrar los números". Y agregó que ellos, como oposición, seguirán apoyando las cosas que consideren bien y que ayuden a la gente, sobre todo en materia de seguridad. Asimismo, Tanús interpretó el discurso como el fin de la transición, de la queja por la herencia y el comienzo de la verdadera gestión.

También dentro de la oposición, la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti fue más dura con Cornejo que Tanús. Aseguró que tenía la expectativa de encontrar a un gobernador que explicara cuáles serían las directrices de la administración pública de los próximos cuatro años y que se decepcionó, ya que "no hubo nada de eso". También criticó que no se anunciara ninguna medida económica y manifestó su preocupación de que "sólo deje librado a los mendocinos a lo que puede hacer el gobierno nacional en materia económica, que sabemos que no va en un buen camino para incluir a todos los argentinos".

Fernández Sagasti remarcó, además, que tampoco se anunció estrategia alguna de inversión ni de colaboración con las grandes, medianas y pequeñas empresas que están al borde de un estallido por el tarifazo, el aumento de los precios y por lo que "sabemos que están viviendo". La senadora dijo que le pareció un discurso "trillado de frases hechas para el público, para la tribuna y nada de definiciones, y sí con una sobreactuación de autoridad, con gritos y golpes en la mesa, que le hace muy mal a la convivencia democrática del oficialismo y la oposición". Manifestó, finalmente, que como militantes políticos "nunca vamos a perder la esperanza de que esto pueda mejorar" y coincidió con Tanús en que desde la oposición están dispuestos a darle al Gobierno las herramientas que creen que van a mejorar la vida de los mendocinos.


La educación, un asunto central

Jaime Correas, el director general de Escuelas, escuchó con atención y gusto el discurso del gobernador. Foto: Axel Lloret.

 

Uno de los temas centrales en el discurso de Cornejo fue la educación y el director general de Escuelas, Jaime Correas, estuvo conforme con ello. Dijo que "lo más interesante fue que el Gobernador volvió a hacer muchísimo hincapié en el tema educativo, lo cual nos pone en un compromiso enorme de gestión y de estar atentos a todas las cosas que él nos plantea. La verdad, es un desafío muy grande y, por otro lado, una suerte de aval porque evidentemente tiene puesto el foco en eso, que para nosotros es muy bueno". 

Hace unos días trascendió una decisión del gobierno escolar de mandar a estudiar a sus casas, en el marco del programa de educación a distancia, a aquellos alumnos que generen violencia en las aulas. "No es que le damos una cosa para que se vaya, es al revés. De alguna manera se lo saca de la fricción del aula pero sigue con una escolaridad muy interesante. Esto se conecta con otro programa que va a tener continuidad y que se va a agrandar, que es el de Conectar Igualdad, sobre el cual había muchas dudas. Ese programa se va a seguir y se va a intensificar porque contribuye a todo esto", se defendió Correas.

Sobre la situación de la supuesta prohibición del ingreso de gremialistas en las escuelas, Correas dijo que la actividad sindical está garantizada en las escuelas pero no para adoctrinar a los niños, sino para que ellos vayan y hagan toda su labor y "eso los propios sindicatos lo saben", declaró.


La opinión de otros afines al oficialismo

Carlos Balter, presidente del Partido Demócrata (PD), rescató que el jefe de Estado de la provincia le dedicara pocos minutos pero con "contundencia" a la situación "calamitosa y desastrosa" que recibió a fines del año pasado, "puntualmente en el tema de la vivienda, porque crearle la ilusión a 5 000 familias cuando no existía ni siquiera financiamiento para eso, es una frustración muy grande que no le hace bien a nadie". También manifestó que comparte y apoya "decididamente" los tres conceptos que él entendió como rectores: reorganizar el Estado, la austeridad y el objetivo de lograr la eficiencia.

Sin embargo, Balter criticó que faltó hablar de ciertos temas. "Me hubiese gustado oír al gobernador hablando de economía. Mendoza hoy tiene una situación muy difícil, muy compleja y no le dedicó prácticamente ningún espacio. Habló mucho del tema de turismo, de aeropuertos, y me parece que hay cosas estructurales (en las) que Mendoza necesita respuesta desde hace muchos años, sobre las cuales nos hubiese gustado recibir una respuesta".

Por su parte, la presidenta del Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJyC) de Mendoza, Josefina Canale, rescató del discurso del gobernador que llamó a la verdadera concordia en la provincia. "He vivido el tema de ciertas prácticas sindicales que la gente ya no las aguanta más y rescato sobre todo que nosotros, como dirigentes políticos, al igual que los dirigentes gremiales y de todos los ámbitos, tenemos que bajar un poco ciertos niveles de violencia que han existido, y empezar a pensar qué es lo mejor para la provincia de Mendoza, porque hay que sacarla adelante, hay que hacer que vuelva a ser lo que fue hace algunos años".

alfredo cornejo discurso primero de mayo legislatura jaime correas carlos balter josefina canale jorge tanus anabel fernandez sagasti pd fpv