Se reabre la polémica por la autonomía de Uspallata

Los vecinos de alta montaña se movilizaron y pidieron separarse de Las Heras. Cornejo lo avaló en su campaña, pero el intendente Orozco se opone. Hay un proyecto de ley en Diputados en esa línea, pero sigue "cajoneado".

Se reabre la polémica por la autonomía de Uspallata

Los vecinos a la vera de la Ruta 7 temen quedarse sin vivienda. Foto: Germán Lisandrini.

Sociedad

Unidiversidad

Valeria Caselles

Publicado el 30 DE ENERO DE 2017

Los vecinos de alta montaña autoconvocados tomaron la Ruta 7 para pedir nuevamente separarse del municipio de Las Heras y estalló la polémica entre funcionarios y legisladores. Si bien el gobernador Cornejo, en época de campaña, prometió la autonomía tanto de Uspallata como de los distritos aledaños, el intendente lasherino, Daniel Orozco, se opone abiertamente a esa medida y señala que quiere trabajar "con toda Las Heras unida".

Fuentes cercanas al intendente de la UCR dejaron en claro este lunes la oposición de Orozco. "El intendente no está de acuerdo con separar Uspallata del municipio. No le sirve hablar de lo mismo y reavivar la polémica porque no está de acuerdo. El municipio está presente en Uspallata y lo seguirá estando. De hecho, ahora estamos trabajando fuertemente por el Festival de Alta Montaña", deslizaron.
 

El proyecto "dormido"

El ahora senador provincial Héctor Quevedo presentó el año pasado, mientras cumplía funciones en la Cámara baja, un proyecto de ley que buscaba la autonomía departamental de las villas andinas. Sin embargo, éste no avanzó en Comisiones y, al parecer, está lejos de ser tratado seriamente por los legisladores. Es que el presidente del Bloque de Diputados por la UCR, Néstor Parés, aseguró este lunes a Unidiversidad que tal propuesta "no está en agenda". De ponerse en marcha esa discusión, planteó Parés, tendría que tratarse de manera conjunta con otros proyectos de autonomía municipal, como es el caso de Bowen, en General Alvear, y Palmira, en San Martín.

La polémica sobre si Uspallata y otros distritos como Bowen o Palmira deberían ser comunas o departamentos autónomos sería clave a la hora del tratamiento legislativo. Es que en caso de plantearse la idea de comuna independiente, ésta dependería política y presupuestariamente del departamento. Y si, en cambio, se plantea crear un departamento nuevo, se deberían establecer modificaciones más profundas, ya que se abriría un nuevo juego cívico y económico en la Provincia, según explicó el senador Quevedo, quien aseguró que su proyecto apunta a mirar a Uspallata y sus alrededores en el largo plazo y con una mirada estratégica en su desarrollo, lejos de cualquier mezquindad e interés particular, tanto de empresas como de gobiernos y vecinos.

Según esgrimió Quevedo, es importante "discutir el proyecto de ley sobre la autonomía departamental mediante la consulta previa a los vecinos". Pero para Parés, esto no tiene sentido, ya que "los legisladores hemos sido elegidos para representar al pueblo de Mendoza" y destacó: "Creo que es más importante contar con el consenso político de los intendentes previamente. Si no, se hace muy difícil avanzar en un tema tan delicado como es la creación de un nuevo municipio en la Provincia".
 

Un reclamo que crece

Los pobladores de la alta montaña (Uspallata, Polvaredas, Puente del Inca, Las Cuevas, Punta de Vacas, Horcones) salieron a la calle el pasado sábado para manifestarse en contra de las últimas medidas que ha tomado el Gobierno provincial en esa zona. Concretamente hubo una orden de desalojo el pasado 20 de enero a uno de los pobladores, y fue en medio de un proyecto oficial que busca concesarionar tierras de esa zona a manos privadas, con el fin de emprender un plan de desarrollo turístico integral en el tramo que va de Polvaredas hasta Las Cuevas.

 

"Falta información clara" alrededor del plan de desarrollo turístico que quiere implementar el Ejecutivo entre Las Polvaredas y Las Cuevas", cuestionaron los vecinos. Pero según confirmó el propio Gobierno a este portal, el plan implica concesión de tierras a privados para desarrollar la región "de la manera más rentable y sustentable y sin sacar a nadie de sus viviendas".

"Ante el ataque del Gobierno a las familias emprendedoras de alta montaña, solicitamos: desarrollo integral y sustentable, reconocimiento y defensa del arraigo de las familias de la zona, cese de los desalojos de las viviendas, protección de las fuentes laborales, seguridad jurídica para nuestros emprendimientos familiares, departamento autónomo Uspallata-Alta Montaña", reclamaba una de las pancartas en la manifestación, situada en Puente del Inca.

 

Germán Lisandrini, presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Uspallata, apuntó: "El pedido de fondo es la autonomía de nuestra zona como departamento autónomo. Es la creación de un nuevo departamento mediante la separación del departamento de Las Heras. El desalojo muestra la falta de interés del municipio lasherino por preservar a los pobladores. Ellos gobiernan su territorio del llano. Se acuerdan de la alta montaña cuando aparece una oferta. Es un gobierno a 130 kilómetros de distancia de nuestra realidad".

Después de la protesta del sábado no hubo respuesta oficial, aunque Lisandrini aseguró que "hubo algunos llamados de distintas esferas, pero no se ha pactado una reunión todavía". En diálogo con Unidiversidad, el director de Calidad y Servicios Turísticos de Mendoza, Marcelo Reynoso, había garantizado, la semana pasada, que en la zona "hay una ausencia jurídica de más de 30 años" y adelantó que ya hay unos cuatro privados interesados en pedir la concesión de las tierras para realizar allí centros de esquí y otra serie de actividades que ordenen la zona y den más desarrollo turístico sustentable. 

protesta alta montaña autonomía uspallata proyecto de ley