Segmentación de tarifas: simples cambios de hábitos que ayudan a ahorrar luz y gas

Especialistas explican qué se puede hacer en el hogar para gastar menos. La entrada en vigencia del nuevo esquema de subsidios al consumo se espera para septiembre.

Segmentación de tarifas: simples cambios de hábitos que ayudan a ahorrar luz y gas

Entre los artefactos eléctricos, el caloventor es el que más consume. Foto: 123RF

Sociedad

Economía

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 11 DE AGOSTO DE 2022

La nueva secretaria de Energía, Flavia Royón, anunciará en breve la entrada en vigencia del nuevo esquema de subsidios al consumo de gas y electricidad, que incluye la segmentación y el tope de consumo por zona y sector. Se espera que todos los cambios ya se apliquen en septiembre. ¿Qué se puede hacer para ahorrar en casa?

Respecto al esquema de subsidios, el ministro de Economía, Sergio Massa, dio a conocer el fin de semana que a la segmentación se agregarán topes de consumo para promover ahorro de recursos y un sistema más progresivo de subsidios. También destacó que "quien menos consume o menos ingresos tiene, menos paga; quien más consume o más ingresos tiene, más paga".

Según Massa, "la segmentación y el tope de subsidio tendrá un criterio federal con comprensión climática". Por ello, precisó, la entrada en vigencia será por sector y zona.

La importancia del cambio de hábito

Pero, entonces, ¿qué se puede hacer para ahorrar en casa? Especialistas aseguran que pequeños cambios de hábitos son clave para evitar que los impuestos se vayan por las nubes. En ese marco, el Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE) hizo algunas recomendaciones para no encarecer más los costos en la factura y alertó sobre los electrodomésticos menos eficientes.

La titular del ente, Andrea Molina, recalcó que tienen por política educar a usuarias y usuarios para indicarles cuáles son los dispositivos menos eficientes o con los que hay que evitar un mal uso, frente a la quita del beneficio, que tendrá un fuerte impacto en los bolsillos de la población de Mendoza. 

“Hay pequeñas acciones que suman, sobre todo en invierno; si se usa la electricidad para calefaccionarse, las estufas o los caloventores son los menos eficientes. Si esa es la única fuente de calor, hay que moderar el uso y siempre usarlo en el lugar donde se está. Hay que evitar dejarlas encendidas, por ejemplo, en la habitación, mientras se está en la cocina o en el comedor”, explicó Molina en una nota de diario "Los Andes".

El caloventor, que se adapta a casi todos los ambientes y bolsillos, es el que más gasta: hasta tres veces más que un panel eléctrico de bajo consumo.
 

En el caso de los equipos de aire acondicionado, la temperatura se debe mantener en los 22 grados durante el día y en la noche se debe apagar. “Cada grado que se sube, el consumo aumenta en el 7 %”, advirtió la funcionaria.

Otro de los artefactos en el hogar cuyo consumo debe ser consciente es el calefón eléctrico. “Una alternativa para su buen uso es colocarle un temporizador, instalarlo dentro de la casa y, si está afuera, colocarle aislantes para que no se pierda tanto el calor”, recomendó Molina.

Los burletes en las puertas y en las ventanas son excelentes aliados para mantener las calorías, como también las cortinas, porque aíslan la acción de las bajas temperaturas, más en una semana en la que se instaló un sistema frontal con estas marcas térmicas.

“Las heladeras deben estar cerradas y descongelarlas con frecuencia porque la capa de hielo en el interior de los congeladores implica un aumento de la energía para funcionar. Son cosas muy sencillas, al igual que desconectar los electrodomésticos que no se usan, porque hay un consumo que se denomina energía en espera”, graficó.

Otra de las acciones para bajar el gasto energético es implementar energías limpias y renovables, como paneles solares o termos solares. Si bien la inversión inicial es importante, el gasto es cero una vez funcionando. A la hora de lavar la ropa se puede recurrir a los programas para lana, que no requieren agua caliente y, por ende, implican menor gasto de energía.

“Cada consumo, por más pequeño que sea, como dejar conectado el cargador sin el celular, suma a la factura final. Por eso es indispensable tomar en cuenta estos consejos que después quedarán plasmados en la factura”, insistió Molina.

Especialistas, además, siempre señalan que el modo de espera (stand by) que tienen los distintos artefactos eléctricos para reactivar sus funciones de forma más rápida representa un consumo significativo de energía por la cantidad de aparatos que cuentan con esta función y su tiempo enchufados. Se calcula que aproximadamente el 15 % del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo stand by

 

En números: artefactos de calefacción
 

1- Un caloventor de 2000 W de potencia consume 2 KW por hora.

2- La estufa de cuarzo (2 velas) consume 1,20 kWh.

3- El aire acondicionado consume 1,01 kWh, siempre y cuando el equipo se coloque en los 20 °C modo calor. Por cada grado que se suba el termostato, la demanda de energía puede incrementarse entre el 7 y el 9 %.

4- El radiador eléctrico estándar gasta 0,96 kWh.

5- Un panel consume 0,60 kWh y para su instalación no es necesario realizar ningún tipo de obra compleja, además de ser un método de calefacción sustentable.

Fuente: Télam y Los Andes

luz gas subsidios consumo segmentación de tarifas