Seguridad vial: hacia la visión cero

Se trata de un principio de seguridad vial multinacional que busca lograr un sistema de tránsito sin muertes o lesiones graves.

Seguridad vial: hacia la visión cero

Sociedad Otras Miradas Alcohol al volante / por José Giunta para Edición U / Publicado el 26 DE JULIO 2019

El Gobierno provincial presentó el 24 de julio de este año un proyecto de ley con el que busca endurecer las sanciones para quienes conduzcan alcoholizados, con el objetivo de prevenir accidentes en calles y rutas y, de esa manera, crear políticas que tiendan a mejorar seguridad vial. Acá un aporte de la importancia de lograr un sistema de tránsito sin muertes o lesiones graves del especialista José Giunta. Su columna fue publicada en el suplemento #14: ¿Por qué chocamos?.

 

La visión cero

La Real Academia Española le da al término seguridad, asociado al transporte, dos acepciones: seguridad "activa" y seguridad "pasiva". Cuando se refiere al conjunto de mecanismos, características o prestaciones de un vehículo para evitar o prevenir accidentes, es activa; cuando se trata de proteger a los ocupantes en caso de accidente, es pasiva.

Sea como sea, se orienta por completo al vehículo, que es en realidad una de las partes que conforman el análisis de la circulación vehicular al que se enfrenta la seguridad vial (las otras son la infraestructura o el entorno y el conductor).

Muchos esfuerzos se llevan adelante en pos de mejorar la seguridad vial, que tiene en las tasas de accidente o siniestralidad los indicadores más sensibles de su eficiencia. Nadie podrá discutir los grandes esfuerzos que desde las universidades se realizan para formar, desde el grado y el posgrado, a profesionales capaces de intervenir en la planificación, diseño, construcción, operación y mantenimiento de vías seguras, los que a través de distintos organismos gubernamentales, consultoras de ingeniería y ONG, aportan los conocimientos adquiridos para obtener una infraestructura y un entorno cada vez más seguros.

También, con el correr de los años, se han redoblado los esfuerzos para realizar minuciosos controles al parque automotor, en particular sobre su estado, para evitar, o al menos minimizar, la accidentalidad debida a fallas mecánicas. De igual forma, se han mejorado las evaluaciones y controles para la habilitación de los conductores (licencias de conducir).

No obstante ello, pareciera que tantos esfuerzos se desvanecen cuando, en el devenir diario, las noticias señalan nuevos accidentes y pérdidas de vidas. Ante esto, la sociedad toda se está orientando hacia un joven objetivo que podría sonar en principio utópico: "la visión cero".

Se trata de un proyecto de seguridad vial multinacional que busca lograr un sistema de tránsito sin muertes o lesiones graves, esto es, con "cero" muertos o lesionados. La visión cero intenta movilizar a la población para producir un cambio ético que garantice la concreción de actitudes y acciones tendientes a la reducción de víctimas generadas por el tránsito, y que ello se mantenga sostenidamente en el tiempo.

La seguridad vial depende de muchos actores, pero necesita imperiosamente del accionar responsable de quienes se encuentran al mando de cada vehículo. En definitiva, es una responsabilidad de todos.