Semilla Bucciarelli y Sergio Dawi haciendo cosas raras

Los músicos que, entre otras cosas, compartieron escenario durante 20 años en la mítica banda Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, se presentaron anoche en el Teatro Universidad. Improvisación a base de colores y música. 

Semilla Bucciarelli y Sergio Dawi haciendo cosas raras

El trazo colorido y único de Semilla se funde con las melodías del mundo salidas del saxo y los procesadores de Dawi.

Cultura Unidiversidad por Analía Martín / Publicado el 17 DE AGOSTO 2012

El Teatro Universidad  abrió sus puertas para entrar en la dimensión del audio y la imagen. Incorporando tecnología digital, samplers, looperas y proyecciones. Los inclaudicables Sergio Dawi y Semilla Bucciarelli propusieron la noche del viernes salirse de todas etiquetas musicales y visuales.

Esta experiencia de Ambosalavez, como han llamado a esta improvisación hecha de imágenes y sonido, se suma a la propuesta de Cine Suma en su tercera presentación de la temporada 2012. Ciclo Suena es un espacio donde los lenguajes se cruzan. Lo visual y lo musical confluyen en búsqueda de un nuevo resultado: música en vivo en el cine, un cine intervenido y refuncionalizado.

Semilla Bucciarelli munido de su tableta y su imaginario, pinta. Sergio Dawi, apretando el saxo, sopla y logra aquellos sonidos mezclas de jazz, rock, música circense, y un etcétera hasta el infinito.

¿Pero qué tiene de  especial esta edición de Cine Suena?

Esta experimentación sonora y de color, llega de la mano de estos dos grandes artistas que tienen a cuesta más de 20 años de estadios repletos. Ambos formaron parte de la banda mito del país: Patricio Rey y sus Rendonditos de Ricota. Pero además, desde siempre han recorrido los teatros under, jugando con otros estilos musicales, juntando músicos de aquí y de allá, probando con sonidos de otros  países.

Comenzaron a explorar éste lenguaje de manera conjunta a partir del espectáculo «Kachivachetur» de Dosaxos2, presentado en la fábrica recuperada IMPA (Industria Metalúrgica y Plástica Argentina) durante los años 2000 al 2002.

De ahí en más se han presentado en innumerables espacios, recorriendo las provincias con esta propuesta. Sin bien no fue un proyecto que han mantenido de manera constante, de vez en cuando regresan para disfrutar de la improvisación y el placer de tocar como buenos amigos que son.

El trazo colorido y único de Semilla se funde con las melodías del mundo salidas del saxo y los procesadores de Dawi. Creando una puesta original en donde cada noche nueva y sorprendente historias viajan en cuadros sonoros puestos al servicio de la imaginación.