¿Sistema parlamentario?

Después de desmenuzar dichas modificaciones a la ley 26.571, recodamos las declaraciones del juez Raúl Zaffaroni el cual decía que el sistema presidencialista que tiene la argentina ya es prácticamente obsoleto y que habría que virar hacia un sistema parlamentario. Le preguntamos al sociólogo y encuestador Enrique Bollati y al militante social y partidario de Proyecto Sur respecto a este viraje al parlamentarismo.  

Sociedad Unidiversidad por Juan Manuel Lucero Díaz y Analía Martín. / Publicado el 28 DE JUNIO 2011

Enrique Bollati pone como ejemplo el gobierno italiano o inglés para analizar el viraje al parlamento. “El modelo de gobierno italiano o inglés tiene la ventaja de que el Primer Ministro puede ser fusible. La Legislatura elige quien va a ser el Primer Ministro, a su gabinete y en un momento de crisis, o que no está teniendo el apoyo político suficiente le dan un voto de censura y se resuelve ese tema con la conformación de un nuevo gabinete que pueda expresar mejor la realidad. Ahora, yo digo una cosa, si nosotros hubiéramos tenido –y con todo el respeto que me merece Zaffaroni a quien admiro muchísimo- me pregunto: si el año pasado, cuando ya habían asumido en el Congreso Nacional el Grupo A, los diputados sojeros, los peronistas disidentes que se querían llevar por delante a todo el mundo y el kirchnerismo estaba en minoría. Si hubiera habido un sistema parlamentario, el gobierno hubiera quedado en manos de la unión entre grupo A, radicalismo, peronistas disidentes –que son muy de derecha, hasta ocultables-, partidos de centro izquierda –Lilita Carrió-, era imposible gobernar así. ¿Eso hubiera expresado la voluntad popular? El parlamento, ¿Realmente representa la voluntad popular? ¿Qué ventajas tiene sobre el modelo presidencialista de Argentina, Brasil, Estados Unidos? Zaffaroni si lo dice debe tener sus razones. Por ahí creo que se refiere al hecho de que hay demasiadas atribuciones a la presidenta. Yo lo he escuchado en otras partes diciendo que hay demasiadas atribuciones en el Poder Ejecutivo y pocas –debería haber más - en el Poder Legislativo. 

Si eso es a lo que él apunta, estoy de acuerdo. El viejo tema de los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU), que se legalizan en la Constitución del ’94, es un instrumento arbitrario que le da al Ejecutivo la posibilidad de sacar algo, que tendría dificultad de mover mediante legisladores por una oposición cerrada, obstinada y que mete palos en la rueda, que está bloqueando todo, ¿qué ha salido últimamente por legislatura? nada. ¿Qué salió? La ley de tabaco, pero nada importante, la reforma tributaria, reforma bancaria, no se trataron. Seguimos con la ley de entidades financieras del menemismo, seguimos con el sistema fiscal que nos dejó Cavallo, está intacto.  Se ha modificado la AFIP de una forma impresionante, se ha modernizado y la recaudación es infernal. Ya me ha pasado que me atraso 3 meses en el monotributo y me llega una carta a casa. Antes ni se enteraban que no pagabas, ahora la tienen clarita, mejoraron los mecanismos de recaudación. Pero la estructura tributaria sigue siendo inequitativa, sigue siendo la que nos delegó Cavallo. Sería una locura y se priorizan los subsidios a la clase media por sobre los sectores populares. Esto no se ha podido tocar, porque los grandes temas no se han discutido. 

El último gran tema que tuvo debate, participación y discusión fue la Ley de Medios o el Matrimonio Igualitario. Pero se garantizan derechos a una minoría, estoy de acuerdo con eso. Pero no movían agujas, el rumbo del país no cambia por el Matrimonio Igualitario. La última grande e importante fue la Ley de Medios, lo demás no cambia, seguimos arreglando temas como el pago de la deuda externa por decreto. Si vos a este Congreso le das la potestad para poner un Primer Ministro o un Gabinete me asusta”.


Por el contrario Roberto Vélez está de acuerdo con las reflexiones de Zaffaroni, aunque consideró que “no es un problema fundamental”. “Yo no creo que un sistema se caiga por la presión de la oposición. Lo sucedido con el conflicto del campo, en primer lugar la 125 tenía el objetivo de gravar, los gravaban en forma igualitaria a los que tenían poco y a los que tenían mucho. ¿Por qué no gravaban solo a los que tenían mucho? Entonces la resistencia del campo que no fue a ricos solamente, fue la de los propietarios de pequeñas y medianas. 

Por lo tanto,  la medida de gobierno no fue una medida transformadora ni mucho menos. Entonces acá hay crecimiento al 8% anual desde hace 8 años y la pobreza en relación al crecimiento ha aumentado. Es la realidad, acá hay concentración de la riqueza. Hay una enorme demagogia en todo, yo creo que ese ejemplo no es en absoluto válido. ¿Qué hubiera pasado? Nada, la solidez institucional está en otro lado. Está en la proximidad de la política con la gente, en la medida en que la política escuche y exprese a la gente no hay ningún riesgo en lo institucional. Un régimen parlamentario es un régimen más democrático, puede tener en sí las mismas fallas que el sistema presidencialista, pero hay más margen, de cualquier manera no me parece que sea el debate del momento, es algo secundario y podemos discutirlos tranquilos porque tenemos tiempo para eso”.