Toman muestras de ADN para buscar a hijos de desaparecidos en Mendoza

Integrantes del Banco Nacional de Datos Genéticos estuvieron la semana pasada en la provincia para sacarle sangre a dos jóvenes que podrían ser hijos de desaparecidos y apropiados durante la dictadura. La semana que vienen volverán a tomar otras muestras.

Toman muestras de ADN para buscar a hijos de desaparecidos en Mendoza

Sociedad Unidiversidad / Publicado el 30 DE JUNIO 2011

La semana pasada, un equipo de técnicos del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) tomó dos muestras de ADN en la provincia a jóvenes que podrían ser hijos de desaparecidos durante la última dictadura militar.

Además, los próximos 7 y 8 de julio los profesionales regresarán con el propósito de proceder a la extracción de muestras de sangre para la comparación de los perfiles genéticos de las personas que brinden muestras con los perfiles de la base de datos del BNDG. 

"Todas aquellas personas que tengan dudas sobre su identidad y piensen que pueden ser hijos/as de personas detenidas-desaparecidas durante la última dictadura militar, pueden comunicarse telefónicamente al (0261) 424 2732 ó al   (0261) 424 2732. También concurrir personalmente a la calle Güemes 67, de la Ciudad de Mendoza", asegura un comunicado de la Procuración General de la Nación. Se registrará a las personas interesadas en someterse a las extracciones de sangre hasta el próximo 4 de julio, inclusive.

En Mendoza se logró esclarecer, en el año 2007, la identidad de una menor apropiada durante el Terrorismo de Estado de la última dictadura militar.

Actualmente tramitan ante los estrados federales mendocinos cuatro expedientes en los que se investigan hechos relacionados con apropiaciones.

Dos de las personas que han radicado denuncias ante la Oficina de Derechos Humanos ya se han realizado el cotejo de ADN ante en BNDG y la investigación continúa su curso.

El procedimiento de extracción de sangre es muy sencillo y su duración no se extiende más de 15 minutos. Además de las muestras de sangre, los técnicos del BNDG tomarán fotografías y huellas dactilares de la persona, a fin de proceder a la formación de un legajo personal.

Posteriormente, se procede a comparar el perfil genético con los perfiles genéticos con los que cuenta el banco, a fin de determinar la existencia –o no– de compatibilidad de ADN con alguna familia.

Los resultados demoran alrededor de tres semanas y son entregados directamente a la Justicia, que luego cita a la persona a fin de comunicarle debidamente los mismos.

El procedimiento es totalmente gratuito y confidencial.