¿Puede un volcán hacer erupción sin anuncio previo?

Dominique Derauw es un científico del Conicet que analizó la imprevisible erupción del volcán Nyiaragongo, en el Congo. Formó parte del equipo internacional que acaba de ser portada en la revista Nature.

¿Puede un volcán hacer erupción sin anuncio previo?

Erupción del volcán Nyiaragongo. Fuente: nationalgeographic.com.es

Ciencia y tecnología

Ciencia

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 08 DE SEPTIEMBRE DE 2022

El 22 de mayo de 2021, el volcán Nyiaragongo, ubicado al este de la República Democrática del Congo, entró en erupción y las explosiones de lava que desbordaron de su flanco devastaron una zona densamente poblada en la ciudad de Goma, Congo. El inicio imprevisto de la erupción fue seguido rápidamente por una intensa secuencia sísmica que duró varios días, lo que aumentó el pánico y la confusión ya generadas. En este artículo publicado en la revista Nature, un especialista del Conicet, junto a un equipo internacional de científicos, demuestra que esta erupción no pudo haberse previsto, pues carecía de todas las señales precursoras típicas, como cambios en la sismicidad, la deformación del suelo o las emisiones de gases.

“Desde hace 15 años se lleva adelante el monitoreo constante de este volcán a través del Museo Real de África Central y el Centro Europeo de Geodinámica y Sismología. Yo colaboro en el proyecto desde hace 10 años, principalmente trabajo en conjunto con el Museo Nacional de Historia Natural de Luxemburgo para poder desarrollar y mejorar mis herramientas de medición de movimientos por series temporales de imágenes satelitales radar”, comenta Dominique Derauw, nacido en Bélgica y actualmente científico del Conicet en el Instituto de Investigación en Paleobiología y Geología (IIPG, Conicet-UNRN).

“El artículo publicado trata de la tentativa de comprensión del funcionamiento de la erupción del volcán Nyiaragongo el 22 de mayo de 2021, ya que la expulsión de lava fue brutal y sin anuncio previo. Se explica que el período anterior a una erupción volcánica, por lo general, se caracteriza por señales geoquímicas y geofísicas; sin embargo, este no fue el caso, dado que un análisis retrospectivo de los datos sísmicos muestra que los primeros eventos que marcan una actividad inusual comenzaron menos de 40 minutos antes de la aparición de los primeros flujos de lava”, indica Derauw.

Los investigadores advierten que la erupción fue provocada por una ruptura en el edificio del volcán. Aunque la emisión de lava en sí duró apenas seis horas, la intensa secuencia sísmica migró hacia el sur, por debajo de la ciudad de Goma, y luego hacia el norte del lago Kivu, y generó la intrusión de un enorme volumen de magma a menos de 500 metros de profundidad. Esta intrusión del dique hizo temer la posibilidad de una erupción efusiva en el interior de la ciudad de Goma, Congo y Gisenyi, Ruanda, lo que llevó a las autoridades a evacuar una gran parte de ambas ciudades.

“Anteriormente, hubo dos erupciones, una en el año 1977 y la otra en el 2002, pero la del 2021 fue la primera con datos de observación. En la del año 2002, el derramamiento de lava, cuya velocidad de desplazamiento es de aproximadamente 40 km/h, produjo una división de la ciudad de Goma. Hubo gente que por meses no pudo ver a su familia, ya que se formó una corriente de lava de 200 a 1000 metros de ancho y hasta 2 metros de altura a través de la ciudad que llegaba hasta el lago, y no había forma de cruzarla”, comenta Derauw.

“Mi participación en el trabajo de investigación fue aportar, a través de una herramienta de software desarrollado por mí, el usar imágenes satelitales radar para hacer mediciones de movimiento del terreno –agrega–. Por lo tanto, en conjunto con los investigadores que participaron en el artículo, fue la de realizar mapas de la deformación de la superficie con las imágenes disponibles luego de la erupción del volcán. Gracias a estos mapas, pudieron modelizar el suceso, llevando a cabo la interpretación de cómo estaba orientado y la cantidad de lava que se introdujo en la falla del lago Kivu”.

Dominique DerauwFoto: Dominique Derauw, nacido en Bélgica y actualmente científico del Conicet. Fuente: Conicet

El estudio se realizó en el marco de una colaboración de más de 15 años entre el Observatorio Volcánico de Goma (Congo), el Museo Real de África Central (Bélgica), el Centro Europeo de Geodinámica y Sismología (Luxemburgo) y el Museo Nacional de Historia Natural (Luxemburgo).

Fuente: Prensa Conicet

volcan erupción conicet