Mendoza tiene nueve volcanes activos y dos demandan mayor monitoreo

El Planchón-Peteroa-Azufre y la Laguna del Maule, en la zona de Malargüe, están en alerta amarilla por posible erupción volcánica en los próximos meses o años. Qué diferencias hay con los volcanes que expulsan lava, como el Cumbre Vieja, en España.

Mendoza tiene nueve volcanes activos y dos demandan mayor monitoreo

Foto: Gendarmería Nacional

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad / Ángeles Balderrama

Publicado el 29 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Durante las últimas semanas, la explosión del Volcán Cumbre Vieja, en España, se llevó la atención de millones de personas que, a través de la televisión y redes sociales, siguieron el recorrido de la lava en la isla. Se trató de una mezcla de tristeza por la situación de los pobladores y fascinación por la calidad de las imágenes, pero que hizo recordar que Mendoza es tierra de volcanes. En este sentido, el geólogo Javier Gómez Figueroa remarcó que en la provincia existen nueve volcanes activos, y dos de ellos demandan mayor monitoreo.

“En la provincia de Mendoza, tenemos muchos volcanes, pero no todos están activos. Los que sí lo están se encuentran desde el Valle de Uco hacia el Sur. En la parte Norte no hay por un tema de subducción de la placa de Nazca, que impide que haya volcanismo. Son nueve los activos: Maipo, Tupungatito, San José, Peteroa, Planchón, Payún Matrú, Infiernillo, Laguna del Maule y Overo”, explicó Gómez Figueroa a Unidiversidad.

En términos científicos, los volcanes se clasifican en activos, latentes e inactivos. Que un volcán se encuentre en la categoría “activo” significa que genera fumarola o emisión de gases. En tanto, los durmientes o latentes se caracterizan por presentar alguna erupción en los últimos 10 mil años, y los inactivos no han registrado actividad en ese período. “Un volcán activo es el San José, uno latente es el Payún Liso, en Malargüe, y uno inactivo es el volcán Tupungato”.

“En Malargüe tenemos los dos más activos, que hicieron erupción hace poco: el Planchón-Peteroa-Azufre y la Laguna del Maule, que es una caldera volcánica bastante estudiada porque está en alerta amarilla por una posible erupción volcánica en los próximos meses o años. Estos son los más monitoreados por el Servicio Geológico y Minero Argentino (Segemar) y por el Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile, porque está en el límite divisorio de agua”, remarcó el geólogo.

Según el Segemar, en la cordillera de los Andes hay 120 volcanes activos entre la frontera de Argentina y Chile. Además, dentro del territorio argentino se contabilizan 38 volcanes. Según Gómez Figueroa, Chile tiene un estudio de volcanes más avanzado que nuestro país. “Acá se está poniendo énfasis en el estudio de volcanes, pero la realidad es que los hermanos chilenos tienen mayor monitoreo. El problema es que casi todas las erupciones repercuten en nuestro país por el viento que trae todas las cenizas”, agregó el científico.

En específico, las cenizas son una característica de los volcanes de Mendoza que los diferencia de otros, como el Cumbre Vieja, en España. “El volcán que está haciendo erupción en la isla de Palma es más parecido a los que hay en Hawái porque es una isla oceánica. Estos tienen mucho flujo de lava y poca emisión de cenizas. Los volcanes que podemos llegar a tener acá pueden presentar mucha explosividad y no van a tener grandes flujos de lava, sino mucha acumulación de cenizas”.

Otra característica diferencial es que los volcanes que existen en Mendoza son estratovolcanes (con forma de cono).Aquellos que se encuentran en Hawái o Tenerife, en cambio, son conocidos como volcanes en escudo porque están formados por mayor contenido de lava y poco piroclasto (material volcánico sólido que se eyecta a la atmósfera).

 Ni sismos ni efecto contagio: los mitos que rodean a los volcanes

“Son falacias”, señaló Gómez Figueroa, que además se desempeña como profesor de la materia Petrología Ígnea y Metamórfica en la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la UNCUYO. La realidad es que los volcanes generan ciertos mitos, como la producción de sismos o el efecto contagio entre volcanes cercanos. “Hay un mito común que afirma que, si hay una erupción, se genera un gran sismo. Esas cosas no están relacionadas”.

“Siempre hay erupciones volcánicas. Hay más de 1000 volcanes submarinos que luego generan una isla, y en este momento seguro hay 200 que están en erupción. Lo que pasa es que no son tan famosos porque no alcanzan el nivel del agua, o no son tan conocidos, como el de Palma en España. Además, no porque haya erupción de un volcán se va a generar erupción en otros volcanes”, explicó Gómez Figueroa.

Volcanes en la UNCUYO

Desde 2017, la Universidad Nacional de Cuyo dicta la carrera de Geología. Allí, alumnos y alumnas comenzaron a trabajar sobre investigaciones relacionadas con volcanes. “Durante 2020 publicamos un trabajo sobre la caída de cenizas en Valle de Uco por la erupción de alguno de los tres volcanes que hay (Tupungatito, San José, Maipo). Si bien están alejados de los centros poblacionales, los volcanes están a escasos 70 u 80 kilómetros y pueden generar grandes consecuencias en las personas”, comentó Javier Gómez Figueroa.

Además de las materias troncales de la carrera, hay materias optativas ligadas a esta temática. “Este cuatrimestre estoy dictando una materia con un colega chileno que se llama Fundamentos de Volcanología. Los chicos están estudiando y todavía no tenemos ningún egresado, pero creo que, para el próximo año, van a salir con una formación adecuada para investigar los volcanes", afirmó.

En tanto, se formó el Grupo de Investigación de los Volcanes de Mendoza (Givome) que, a través de Instagram y Facebook, brinda información a la comunidad sobre particularidades de los volcanes locales. “Hay que conocer los volcanes y no tenerles miedo. Siempre existieron los volcanes, lo que pasa es que la gente ha construido más cerca de ellos”, explicó Gómez Figueroa. 

volcanes mendoza cuáles son los volcanes de mendoza