Una píldora contra la COVID-19 reduce a la mitad las muertes y hospitalizaciones

La empresa farmacéutica Merck dijo que pronto pedirá a las autoridades sanitarias de Estados Unidos y de todo el mundo que autoricen su uso. Sería la primera medicina de este tipo para tratar el coronavirus.

Una píldora contra la COVID-19 reduce a la mitad las muertes y hospitalizaciones

Foto: Télam

Investigación

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 01 DE OCTUBRE DE 2021

La empresa farmacéutica Merck, en asociación con Ridgeback Biotherapeutics, anunció este viernes que una píldora experimental "redujo significativamente el riesgo de hospitalización o muerte" a causa de COVID-19 en pacientes adultos, en un estudio cuya fase 3 fue realizada, entre otros países, en Argentina. El molnupiravir antiviral oral desarrollado por Merck y Ridgeback "redujo el riesgo de hospitalización o muerte en aproximadamente el 50 % en comparación con el placebo para pacientes con COVID-19 leve o moderado en el análisis intermedio positivo del estudio de fase 3", indicó Merck en un comunicado.

El laboratorio precisó que el estudio de fase 3 se llevó adelante en más de 170 lugares de distintos países, incluida Argentina, además de los Estados Unidos, Canadá, Rusia, Italia o Japón.

"Con estos resultados convincentes, somos optimistas de que el molnupiravir puede convertirse en un medicamento importante como parte del esfuerzo mundial para combatir la pandemia", dijo Robert M. Davis, director ejecutivo y presidente de Merck.

La píldora espera la autorización de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos. También será enviada a otros organismos de control para conseguir su aprobación.

Con este medicamento, la empresa consiguió un gran avance en el tratamiento del coronavirus, ya que, al tratarse de una píldora, resulta más sencilla su administración. De acuerdo a lo que informó Merck, el molnupiravir fue administrado a pacientes que ya habían contraído el virus y mostró su eficacia en la reducción de los casos graves, pero también en el tratamiento de las variantes virales gamma, delta y mu.

"Dado que el virus continúa circulando ampliamente y debido a que las opciones terapéuticas actualmente disponibles se infunden o requieren acceso a un centro de atención médica, los tratamientos antivirales que se pueden tomar en el hogar para mantener a las personas con COVID-19 fuera del hospital son sumamente necesarios", aseguró Wendy Holman, directora ejecutiva de Ridgeback Biotherapeutics, asociada a Merck.

En un comunicado difundido en su cuenta de Twitter, la empresa indicó que "se necesitan con urgencia más herramientas y tratamientos para combatir la pandemia de COVID-19, que se ha convertido en una de las principales causas de muerte y continúa afectando profundamente a los pacientes". Además, detalló que el molnupiravir "es una forma experimental, administrada por vía oral, de un potente análogo de ribonucleósido que inhibe la replicación del SARS-CoV-2, el agente causante de la COVID-19", y agregó: "Se ha demostrado que molnupiravir es activo en varios modelos preclínicos de SARS-CoV-2, incluso para la profilaxis, el tratamiento y la prevención de la transmisión".

pildora merck farmaceutica cuál es la pastilla contra la covid