Argumentos irrefutables a favor de la vacunación obligatoria

Recientemente, una diputada del PRO intentó impulsar un proyecto de ley para garantizar el "derecho al consentimiento informado” a la hora de las inmunizaciones. De inmediato surgió la controversia, aun al interior del oficialismo. Aquí, la opinión de Iris Aguilar, directora de Inmunizaciones de Mendoza.

Argumentos irrefutables a favor de la vacunación obligatoria

"La utilidad de la vacunación en salud pública es indiscutible", afirmó la titular del Departamento de Inmunizaciones, Iris Aguilar.

Sociedad Radio Abierta Tire y Afloje / Vacuna antigripal / por Cristina Solís, Mailén Sanchez, Nelson Scariot / Publicado el 01 DE JULIO 2017

El proyecto de ley promovido por la diputada nacional Paula Urroz (PRO), presentado el pasado 11 de mayo, establece en su artículo 1.° que “las personas que sean pasibles de vacunación obligatoria u opcional y quienes sean responsables por la vacuna que reciba un menor a su cargo deberán recibir previamente una información fehaciente acerca de los riesgos que la inoculación de la vacuna en cuestión implica, posibilitando la aceptación o no aceptación de ese acto médico, en cumplimiento del derecho al consentimiento informado establecido en el Capítulo III de la Ley 26529”.

Sobre la no obligatoriedad de la vacunación, Iris Aguilar –titular del Departamento de Inmunizaciones de Mendoza– afirmó: “Me parece un retroceso que se esté planteando esto. Me parece insostenible. Todos los países que tienen vacunación optativa tienen coberturas de vacunación bajas, y eso redunda en la aparición de enfermedades que hace mucho tiempo no vemos”.

De acuerdo con Aguilar, una gran cantidad de enfermedades como la poliomielitis o el sarampión han desaparecido o son muy pocos los casos evidenciados debido a la vacunación obligatoria. “No vemos las enfermedades, no porque no existan más, sino porque están bien contenidas gracias a que contamos con una buena cobertura de vacunación”, argumentó.

Para la especialista, la no obligatoriedad de la vacunación significaría una flexibilización en la adherencia a las vacunas y la reaparición de enfermedades: “Cuando una persona se vacuna, no sólo se beneficia a sí misma, sino que tiene un efecto indirecto sobre los 'no vacunados'. Es lo que llamamos 'inmunidad de rebaño': cuanta más población esté vacunada, menos posibilidad hay de que circulen los virus y bacterias productoras de enfermedades”.

Con respecto a los “sistemas de seguridad de control de vacunas” –tema puesto en duda por la diputada del PRO en su proyecto de ley–, Aguilar explicó: “Esto existe en la Argentina. Hay un sistema de notificaciones de supuestos eventos adversos que maneja el Ministerio de Salud, en el que se controla la calidad de todas las vacunas que ingresan al país. De esta forma, se asegura la calidad y seguridad de la vacuna”.

Por último,  la titular del Departamento de Inmunizaciones recordó que los efectos positivos de la vacunación son mucho mayores que los negativos: “Ninguna medida, junto con el agua potable, ha logrado disminuir ni el número de enfermedades infecciosas ni la mortalidad por enfermedades infecciosas como la vacuna. De manera que la utilidad de la vacunación en salud pública es indiscutible”, cerró.

  • Iris Aguilar –titular del Departamento de Inmunizaciones.

sociedad | vacunas | vacunación en argentina | no obligatoriedad de la vacunación | vacunas | vacunación obligatoria