Las AUH, ¿ayudan a la escolarización especial?

Desde la DGE se afirma que las asignaciones no han ayudado de ninguna forma a la escolarización en escuelas especiales. Sin embargo, quienes trabajan en las escuelas afirman que hay un cambio positivo desde su implementación.

Las AUH, ¿ayudan a la escolarización especial?

Los alumnos de educación especial utilizando los insumos del programa Conectar Igualdad.

Sociedad Unidiversidad Educación / por Unidiversidad / Constanza Terranova / Publicado el 22 DE FEBRERO 2016

Las escuelas especiales públicas de la provincia de Mendoza educan a niños con discapacidades motoras, sensoriales e intelectuales. Desde hace 10 años la educación especial es una modalidad, tal como la primaria o la secundaria, lo que le dio impulso y notoriedad en la comunidad educativa.

Gilda Scuderi, maestra de educación especial, explicó a Unidiversidad la forma en que funcionan estas escuelas “especiales” y cómo es el trato con el alumno desde el momento de su inserción en la comunidad educativa. Señaló que el principal objetivo de la educación especial es educar con los mismos contenidos de la escuela común, adaptándolos a los tiempos que manejan los chicos que poseen discapacidades, ya sean motoras, sensoriales o intelectuales, en miras de su integración. Un ejemplo de esto es el uso de computadoras brindadas por el programa Conectar Igualdad por parte de los alumnos de educación especial, quienes recibieron computadoras adaptadas a sus necesidades.

También destacó que hace unos 20 años, los chicos con diferentes discapacidades no tenían las mismas posibilidades de acceso a la educación, debido a diferentes prejuicios y desconocimiento general. Sin embargo, la situación ha cambiado: “Hoy por hoy, con el seguimiento tan valioso por parte de los departamentos con asistentes sociales, no se están viendo falencias en cuanto a escolarización porque se detecta la discapacidad en niños mucho más pequeños, desde que los controles pasaron a ser ley y son más seguidos. El hecho de que algunos planes requieran que estos seguimientos se hagan es una ventaja. La Asignación Universal por Hijo dio la ventaja de que el niño esté monitorizado por los entes que corresponde”.

La directora de Escuelas Especiales, Susana Yelachich, declaró al respecto que desde la DGE creen que, si bien las asignaciones universales beneficiaron a los niños con discapacidad en el área de la salud, desde el ámbito educativo no se registraron mayores ventajas: “Los chicos son inscriptos como regulares en la escuela especial, lo que los habilita para cobrar la asignación, pero registran muchas inasistencias –hasta 80 por ciclo escolar–. Cuando empezaron las asignaciones, se descontaba dinero por no asistir a clase, pero ahora ya no, y los niños faltan a la escuela.” Y agregó que una regulación aplicada a las familias por parte de la ley, para controlar las inasistencias de los alumnos, sería algo muy útil.


¿Qué son las asignaciones?

Las asignaciones universales son un derecho que corresponde a los hijos de personas desocupadas o con condiciones laborales que les impiden acceder al salario mínimo, vital y móvil. Para poder percibir esta asignación se requiere acreditar de forma anual la escolarización y los controles de salud de cada niño menor de 18 años. Cada familia puede recibir asignaciones hasta por cinco hijos y se prioriza a los niños discapacitados, en cuyo caso el cobro de la asignación es sin límite de edad y de un monto especial.

El pasado 21 de diciembre, el presidente Mauricio Macri anunció que las asignaciones universales se extenderían para ser percibidas por monotributistas y empleados en relación de dependencia, entre otros. Dentro de su anuncio, también previó un aumento en las asignaciones.

Desde el año 2009 se incorporó el pago de este derecho destinado a hijos de personas que, por desempleo o por un salario precario, no podían garantizar el acceso a la canasta básica familiar por medio del decreto 1602/09, firmado por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.
 

Trayectoria del alumno

 Cuando un niño es inscripto en una escuela especial, debe presentarse con su carnet de discapacidad, o bien tramitarlo. Luego de ser evaluado por los entes adecuados, se define si el alumno debe asistir a una escuela especial o puede optar por la opción de integrarse a una escuela “común” con el asesoramiento y el apoyo correspondiente que se brinda desde la escuela especial donde ya está inscripto.

A pesar de que estas opciones aparecen en la ley de educación N.° 26206, hay algunos obstáculos en el camino de los chicos con discapacidades hacia la educación. La falta del carnet de discapacidad se presenta como el primer impedimento a la hora de registrarse en una escuela de educación especial. Otro de los problemas a los que se enfrentan estos alumnos es que en las escuelas de educación primaria común es usual encontrar cierta resistencia a su integración por parte de los adultos.

Scuderi, quien en su trabajo acompaña a niños integrados en las escuelas comunes, explicó que, al contrario de lo que se cree, no son los compañeros del niño con discapacidad los que lo discriminan, sino que a veces son los padres o incluso, las autoridades de la escuela común.

educación especial | asignación universal | macri | cfk | dge